Disfraces infantiles navideños. Volumen II

Esto de re-estrenar blog y reencontrame con los viejos amigos, mola.

Como me decían hoy, “da igual” que haya eliminado el viejo blog. En realidad, lo tengo todo en la cabeza, porque no puedo dejar de escribir como escribo. O eso, o es que la vida -en realidad- apenas cambia.

¡¡Como los putos disfraces infantiles navideños!!

El año pasado, los críos de infantil iban de pera, que ya les valía. ¿Qué les costará vestirlos de pastorcillos, digo yo?

Pues no. Este año, tampoco. Este año, ni pastorcillos, ni vírgenes ni reyes magos. Como los padres tenemos más tiempo que nunca, los niños -y las niñas- han de vestirse de helicópteros. 

Y no, no estoy de guasa. Miro el esquema del “trajecito” entre incrédula y horrorizada. Miro de reojo a Mihaela. Se está descojonando, como el año pasado con el traje de pera. Claro que voy a sobornarla, a ver si me tengo que poner yo a currarme el puto traje, con lo manos de árbol que soy. Ya sabéis que yo, sin grapadora industrial y pegamento de contacto, no soy persona. Eso sí, te pasarán 25 euros el mes de noviembre por dos mierdas de trozos de gomaespuma y un trozo de tela de poliéster, y con todo el morro del mundo mundial, te sugieren que hay una modista que hace los trajes por 20 euros, y digo yo que por ese precio hasta podría hacer favores sexuales. Total, 55 euros la mierda de invento, que sirve para que los críos se lo pongan durante 1 minuto y 15 segundos y ya está.

 

helicoptero

 

Así que el viernes 28 de noviembre, tengo que entregar el invento -porque eso de traje no tiene nada- para que mi hija participe en la dichosa fiesta de navidad. ¿¿Pero alguien tiene la caridad de explicarme qué coño de función es esa donde mi hija sale vestida de helicóptero?? Y el año que viene, ¿de qué irán? ¿de centrales nucleares? No quiero ni pensarlo.

¿Lo veis? Esto cambia tan poco que casi me suena haber escrito exactamente el mismo post que el año pasado.

Feliz finde.

Y como estamos en petit comité -más o menos-, aquí va una preciosa y entrañable foto de mis hijos contemplando en silencio el fuego de la chimenea, maravillos invento que adoro y cuya temporada hemos estrenado hoy.

 

chimenea1

 

Feliz y acurrucado fin de semana

Silcas

Anuncios

3 comentarios

  1. Es broma, ¿no? Jejeje… te cedo el título de superwoman! Pero quién c.ñ. quiere ponerse un disfraz de helicóptero??? Y olvídate de reutilizarlo!
    Besos, sufrida madre,
    Betty

  2. jajajaja, eso desde luego.
    con lo simple que es la navidad cuando te ciñes al guión!! estoy por ir a mi amigo el de la mercería de collado villalba, el que presume de tener disfraces “de todo”. Oye, que incluso me resolvió un disfraz de elefante talla 2.
    A ver cómo se come ésto: estooo… que si tienes disfraces de helicópteros.
    Ah…
    Un besito guapa!!!
    Sil

  3. Hay Silcas lo que me he reídooo!!! jajajajaja…Tienes razon! a quien se le ocurre disfrazarlos de helicopteros!!?? 😕
    Que digo yo..vaya imaginacion la de la profesora!! jajajaja
    Que cuando he visto el esquema que os han hecho me he quedao muerta jajaja…eso q es?? vaya arte q se da!! jaja
    Miles de besos wapa..y..ánimo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: