Operación Musgo

Por fin. Ya tenemos algo así como 3 kgs de musgo fresco del mejor, recién cogido de los muros de la dehesa que bordea nuestra casa.

Poco a poco, el project va avanzando. Mañana -porque hoy, 17:53 no tenemos fuerzas- montaremos el belén infantil con toda su parafernalia. Previamente, hemos encontrado la población pastoril en el chino del p-29 de collado villalba. Es una pasada, comparado con lo que pretenden cobrarte en los centros  comerciales -del rastrillo navideño de la plaza mayor, ya ni lo menciono. Figurita de pastorcillo en barro, 0,80. En la plaza mayor, la misma figura no te baja de 5 euros, así porque hoy es hoy.

Eso sí, volviendo al asunto del musgo, parecíamos dos peasants de Age of Empires, recolectando el musgo bajo una lluvia insistente, acompañadas de Nuba, alias el bebé de foca completamente empapado, y correteando a nuestro alrededor. El bicho tiene su utilidad; mantenía alejados a posibles seres coñazos “que hacen ustedes cogiendo musgooooo”, y además resulta un trapo incomparable para limpiarte las manos llenas de tierra y arena. Eso sí, hueles a perro mojado a kilómetros.

Previamente, el animalico, que estaba en el maletero del coche, ha destrozado lo que mi hermana pensaba que eran las cadenas del coche, afortunadamente ha sido sólo la funda. Criaturita, necesitaba con qué entretenerse. 😀

 

 

Musgo recién cogido

Musgo recién cogido

 

Eso sí, cuando estábamos enfrascadas echando musgo en la cesta, y llevábamos ya una buena montaña, de pronto, craaaack, se ha roto el asa de la cesta, desparramando el contenido por el suelo. Dita sea. Os recuerdo que diluviaba. Menos mal que íbamos perfectamente pertrechadas con nuestras parkas y capuchas, hemos vuelto a introducir el musgo en la cesta y hemos seguido recolectando.

Llegamos a casa y procedemos a acomodar el musgo recién cogido y -por supuesto- chorreando agua en una caja de cartón forrada con plásticos. “Oye, ahí hay una araña”,  me dice mi hermana. Claro, joer, estamos en el campo, es lo que tiene el musgo serrano, que tiene su ecosistema y sus bichillos varios. 

Así que mi hermana ya no tiene excusa para montar el belén del chiste:

“- Oye, Patxi, que me han dicho que has comprado todas las ovejas de la comarca.

– Pues sí, pasa pues.

– Y también me han dicho que has comprado todas las gallinas, los patos, los gansos y hasta las terneras.

– Pues sí, pasa pues.

– Y me han contado que has contratado a todos los pastores de la comarca, a las lavanderas y a los labradores.

– Pues sí, pasa pues.

– ¿Y qué vas a hacer con todo eso?

– Joder, Txema,  que me está quedando un belén de la ostia, pues …”

Así que, hala, a montar el belén.

Silcas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: