Año nuevo, vida nueva

Esta noche hemos descansado bastante mejor, no nos han tocado las narices -ni otras partes del cuerpo- hasta las 7,40, conque podemos decir que hemos dormido 6 maravillosas horas. Bueno, yo no sé si me he dormido o directamente me he desmayado después de tomarme las uvas.

Después de la visita de las 7,40, me he quedado adormilada, hasta que ha entrado el pelotón de los violentos de Kelly -o eso parecía- a hacer la cama. A primer vista, la sensación era de que venían a secuestrarnos a punta de pistola. Al final, han conseguido que me levantase y me arrastrase al baño para cambiarme ipso facto, porque estaba bien claro que tenían la sana intención de que nos levantáramos, que la noche se acabó. Una de las enfermeras, encima, nos interroga. Que en qué cadena habíamos visto las uvas. Pero qué me preguntas, tronca, bastante tengo con buscar mi ropa sin lentillas, como para pretender que encima me funcione la parte sociable del cerebro. 

 

violentos

Así que me visto, dejo a mi churri instalado -incluso se ducha y todo- y salgo con el coche a las 9,30 a vestir a mis hijos, sacar al perro y a ver -sobre todo- cómo va el mayor.

El día ha amanecido con nubes y claros y el coche está mojado, ha llovido. Mientras avanzo por Torrelodones pueblo, comienzo a encontrarme al reparto de la peli Crepúsculo, que van saliendo de sus covachas con botellas en las manos y collares hawaianos al cuello. Me sonrío pensando en el peaso resaca que van a tener durante todo el día de hoy. Ellos con traje y corbata, ellas de siniestro glam, o eso parece. Yo hace siglos que no me excedo en nochevieja, es una tontería. Prefiero acostarme a una hora razonable, 1,30 o así, y disfrutar del día 1, comiendo cochinillo en Segovia, por ejemplo.

 

crepusculo

Veo a una churri -vestida de negro, por supuesto- sentada en un banco con dos buitres sentados a su vera, obviamente esperando que se desmaye de una puñetera vez -o a que se calle- para meterle mano.

Me voy encontrando con sucesivos personajes, hasta que llego a mi casa. El perro me recibe alborozado, en casa está todo el mundo durmiendo, excepto mi suegra, que ha salido escopetada, seguramente a las 7,30 para asar el cochinillo con que nos obsequiará hoy. Ayer cenamos un soberbio salmón de Ramés (yo siempre me equivoco y le rebautizo como salmón “de Ramsés”) y una pularda trufada. Qué maravilla de cena. Lástima que mi marido se la perdiera, porque hacía tiempo que no cenaba tan bien. Los peques y mi suegro, fritos.

Saco al monstruo a que haga sus cosas, y comienzo a preparar algo de desayuno. El típico correteo de mi hija me revela que se ha despertado y viene a la cocina. Le doy de desayunar.

Le cuento qué le voy a poner y se me cabrea. Que quiere un vestido. Pues va a ser que no. Hoy estrenará un conjunto de pantalón corto, jersey de cuello alto y leotardos. Va a ir monísima. A mi me gusta ponerles lo que yo quiero, obviamente, pero también que vayan entendiendo cómo vestirse, y no hablo de enfundarse una camiseta. Qué pueden llevar en cada ocasión, y qué no, cómo combinar los colores… porqué la goma del pelo es de un color y no de otro… Todo esto también forma parte del aprendizaje, y muchas veces lo pasamos por alto. El buen gusto se adquiere desde pequeño, y si a una niña tan presumida como la mía se lo explicas con paciencia y no haces caso de la rabieta, lo disfruta. Es lo mismo que le pasa al mayor con la comida, le encanta ayudarme en la cocina, probar todos los sabores… por cierto, ayer estuvo comiendo alcaparras. La órdiga.

Así que nada, estoy haciendo un poco de tiempo y en 15 minutos, si no se ha despertado el enano, iré a sacarlo del sobre, que ya toca. Lo cierto es que los antibióticos suelen dejarlo más bien planchadete, así que dormir le vendrá bien. 

Y ahora sólo me queda hacer mis -buenos- propósitos para el año que comienza, que espero sea un poco más tranquilo que el anterior, que ya me vale.

Feliz año nuevo,

Silcas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: