Confusión cibernética y virginidades al peso

Dios mío, lo que nos faltaba.

Leo el titular de El Mundo: El robot ‘Spirit’ de Marte da señales de ‘confusión’. Lo dicho. Errar es humano, pero para liar las cosas de verdad, hace falta un ordenador.

 

robot

 

Copio el titular, textualmente: “Spirit, el robot de la NASA, que acaba de celebrar su quinto cumpleaños en Marte, da señales de “confusión mental”. Los ingenieros del Jet Propulsion Laboratory en Pasadena están preocupados.”

Normal. Qué esperaban. El pobre bicho, 5 años colgado por los campos de Marte. Dicen que cuanto más inteligente es una máquina, más se comporta como los humanos. O sea, que comienzan a adquirir un proceso mental que básicamente les sirve para sumirse en la confusión y en la depresión, que será lo siguiente.

¿Y qué hará la Nasa, aparte de preocuparse? ¿Enviarán un loquero a Marte, a que se siente con el desdichado y confuso Robot a comerle el tarro?

“Mira, si ya sé que es duro, pero piensa que es por el bien de la humanidad” “¡Pero qué coño sabrás tú de las soledades marcianas, de sus inclementes temperaturas, de la soledad! De no poder tomar una caña ni con los amigos, aquí, cual esclavo, día y noche, hasta que se me pudran los componentes y me desechen como un trapo viejo”. A ver que técnicas de motivación utiliza el ciber-loquero, que me gustaría conocerlas. Lo más seguro es que el R2D2 de turno saque un punzón metálico y diseccione vivo al susodicho loquero, quedándose más ancho que largo.

Pero es que la noticia no tiene desperdicio, pasen y vean los comentarios:

“Tal vez -dijo uno de los ingenieros- el robot ha decidido que no era el mejor momento para cumplir con lo que se había pedido”

Spirit informó de que había seguido los comandos enviados y que había localizado el Sol, pero no en la posición esperada.

Vamos, colega, el equivalente de “joer, tronco, que he perdido el metro y no tengo ni puta idea de cuándo llegará el próximo, que ya si eso bajo mañana a currar”.

o:  La preocupación radica en que el problema puede ser una señal de vejez.

O de sabiduría cibernética, no te jode.

Y mientras leo -impresionada- esta noticia, me tropiezo con ésta otra que me deja con los ojos como los de roger rabit cuando le atizan un sorbo de whisky:

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/02/01/internacional/1233461401.html

Virginidad en venta

Pero qué virginidad ni que leches. Lo tuyo, chata, se llama ser puta, aquí no estamos discutiendo si eres virgen o no, eso es lo de menos, aquí lo que se discute es el precio. Y vaya tontería de discusión. Si te levantas una tela, pues chachi, pero no por eso dejas de ser una prostituta. Lo del nombre del garito donde tendrá lugar el magno acontecimiento del desvirgue de esta churri lo dice todo: 

En realidad, Natalie sólo se quedará con algo menos de 1,5 millones de euros (si el australiano gana). El resto se lo llevará el ‘Rancho de los Conejitos a la Luz de la Luna’, el burdel de Nevada en el que tendrá efecto la ceremonia del desvirgamiento. Porque lo que hace Natalie es prostitución. Y en EEUU sólo hay un Estado en el que esa actividad es legal: Nevada.

Pero lo que me derrite es el destino final de la cárnica compraventa:

En todo caso, seis días después Natalie daba un argumento más prosaico a CRÓNICA: “Lo hago sobre todo para obtener un beneficio económico”. Natalie Dylan-aunque ése no es su verdadero nombre-planea usar el dinero para “comprar una casa, y tal vez también algún local comercial, y pagarme un máster”.

Ya te digo: MBA, o Master en Berrea de Alces en celo, Master en Subastas de Carne o en cómo sacar guita a tordos descerebrados, aunque para eso no hace falta un master, con nacer churri y con dos dedos de frente y nulo sentido del amor y respeto por el propio cuerpo es más que suficiente. Pena me dan las africanas o chicas del este que andan prostituyéndose por este país, a la fuerza o porque no les queda otra. Esta prójima me parece una descalificación para cualquier tía, mujer, chorva o churri que se precie. Es un espécimen que se vende en pública subasta, y me río de su virgo. Anda que no está más que inventada la puñetera operación de recosío del asunto. Qué asco. ¿En serio existe algún pavo en este planeta que se lo crea? ¿Y que esté dispuesto a pagar 3 M de euros por el casquete con esta colega? Joer qué mal estamos, ¿no?.

Yo quiero ser robot de la Nasa en Marte.  O churri subastera. O Ministra de Fomento, coñe, no os cuento lo bien que me lo iba a pasar.

No te digo.

Silcas

Anuncios

Una respuesta

  1. Puesss… dado que ya no puedo subastar lo que la churri esta, jejeje, me pido a la ministra, ¡que el acento, al menos, sí que lo tengo! 😉

    ¡Cómo está el patio! 😯

    Besitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: