Mulas de carga

Hoy, día complicado donde los haya. Primero, a las 08,30 hago de coche-escoba recojo a una compi en Torrelodones y bajo con ella a una reunión de toma de requerimientos en un cliente. Haremos oferta, por supuesto. No nos queda otra, tenemos que ganarla. Luego, pitando a la ofi, donde tengo que resolver doscientos y pico marrones que me esperaban agazapados en las tripas de la red corporativa.

Desde que la crisis está en mi vida, y en mi empresa, y se han cargado a la mitad de la plantilla comercial de mi unidad, tengo el triple de curro. Llevo tres ministerios, varios organismos autónomos que dan guerra que no veas, y al final, entre los clientes de fuera y los de dentro, que no hacen más que sacarse los ojos unos a otros, estoy aburrida de currar. Menos mal que por lo menos llegan mis zapatos de El Dantés, preciosos y fashion. Esto de las ventas online, que se toman su tiempo para aterrizar en tus dominios, tiene su encanto. Estás toda acelerada en tu despacho, y de pronto aparece mi compi repartiendo sobres con marrones variados ¡y a mí me trae unos zapatos preciosos! jajajajaja 😀

Pues es un gran consuelo, sobre todo cuando estás totalmente overflow y el que te entre un paquete por la puerta tiene un efecto parecido al de una mañana de navidad en miniatura. Porque estoy de curro hasta las puñeteras trancas. De hecho, mañana operan a mi marido -le quitan la vesícula biliar- y me llevo el portátil al hospital. No me queda otra, tengo presentación de oferta el viernes -ya aprenderé a callarme la boca y no decir “os ayudo en lo que necesitéis”- y el jueves presentación de mi plan de cuenta, de una cuenta que me acaban de asignar y cuyo plan es algo así como: voy a comenzar a pasearme por allí y a conocer gente, así que no pretendáis que venda este año 3 millones de euros, que va a ser que no.

Son las 15:15 cuando decido salir por la puerta -sin haber comido- y largarme al hipercor a hacer la compra. Vuelvo a la ofi y a mis browns. A las 5 mi estómago comienza a decirme que qúe pasa. Bajo a la cantina y saco un sandwich de máquina para no desmayarme en mi mesa. Encuentro allí a una compi, una de las señoras de la limpieza. Me ve con el sandwich, y me cuenta que ella ha decidido dedicarse los mediodías: va al gimnasio. La compra, que la haga el que quiera hacer compra. Joder. Pues sí. 

Tiene dos hijas, la menor de 24 años. Y por lo que me cuenta, totalmente salidas de madre, soberbias y prepotentes. Escucho con incredulidad creciente sus penas. Jo macho. Mi hija se atreve a tratarme así y le meto una patada que la envía directa a Marte. Pero sí me llega el mensaje: cuídate, dedícate algo de tiempo que si no, acabas convertida en una esclava, una mula de carga para todos los demás y encima ni te lo agradecen. Y el tema no está en que te agradezcan algo o no, sino en ser persona y hacer cosas para tí y por tí, porque te apetezca, y no por los demás, es una verdad como un templo que las mujeres de mi generación -no digamos ya nuestras madres- tendemos a olvidar.

Y para remate, mi padre aterriza en urgencias ayer por la tarde, lleva unos días jodido, y encima ayer le diagnostican mal; que si vértigos, que si nosequé. Un huevo. Mañana le implantan un marcapasos, y el hombre está encantado, por finnn joder, por fin le han encontrado lo que tiene y se lo van a solucionar ipso facto.

Resumiendo: mañana entran en el quirófano mi marido, mi padre; a mi hija la tengo con otitis perforada -otra vez-, una oferta urgente para preparar el viernes, un account plan para el jueves, y cuarto y mitad de marrones variados que irán asaltándome sin piedad a lo largo del día. 

Pues hala. 

¿No querías caldo? Pues toma tres tazas. Que Dios no nos envíe todo lo que somos capaces de soportar.

Silcas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: