Localización GPS

Pepe nos obsequia con el último alarido tecnológico.

Disfrutadlo.

Silcas

  • *******

SI QUEREIS LOCALIZAR A ALGUIEN A TRAVES DE SATÉLITE, PINCHAD EL ENLACE:

<http://www.track-your-partner.com/http://www.track-your-partner.com/

SÓLO BASTA CON INTRODUCIR EL NUMERO DE TELÉFONO DE MÓVIL  DE LA PERSONA EN
CUESTIÓN Y RÁPIDAMENTE OS MOSTRARÁ LA IMAGEN DE LA ZONA. TIENE POCA CALIDAD
DE IMAGEN PERO ES ACOJONANTE LA PRECISIÓN CON LA QUE TE LOCALIZA!!!!

INTERESANTE, ¿NO?

Anuncios

No se lo digas a mamá

Mi amiga Patricia me pasa este artículo de Mariló Montero, os lo copio, me ha gustado su reflexión sobre el tema. No he podido evitar comentar algunos párrafos, en rojo.

Feliz lunes…

Silcas (sacudiéndose plumas de gallinácea pinta de encima)

********

http://www.marilomontero.com/articulos/index.html

Me gustaría saber la identidad de los nueve expertos en los que la ministra Bibiana Aído se escuda para defender que una niña de dieciséis años puede abortar sin consultar con sus padres. Me gustaría saber de qué son expertos y si son padres y madres. Me gustaría saber en qué se fundamentan para decir que dejar tan dramática decisión en manos de una adolescente aterrada es lo mejor para ella. Me gustaría saber si se han parado a pensar que esa criatura, tras mantener una relación sexual precipitada, va a empezar a sufrir lo que la literatura científica ya ha diagnosticado ante un aborto. 

El síndrome de aborto reúne quince síntomas psicológicos que van desde la angustia al sentimiento de culpabilidad, la ansiedad, los terrores nocturnos, la depresión, los trastornos de alimentación o de la vida sexual. Síntomas que pueden llegar a aparecer, dicen los psicólogos de la Asociación de Víctimas del Aborto, incluso años después de haber abortado. Me gustaría saber con qué valor lanza la joven ministra Aído, con una sonrisa, como quien anuncia un anticonceptivo novedoso, que una niña de dieciséis años está tan capacitada para abortar como para casarse. 

Una niña de dieciséis años no está capacitada para abortar ni para casarse, por mucho que se esté normalizando lo que son parches en la vida (sí señoraaaaa, correcto, un aplauso). Una cosa es que lo haga y otra bien distinta la sacudida que la vida le da a una adolescente casada, quien sale adelante gracias a los apoyos de la familia. Me gustaría saber quién le va a informar a las adolescentes de dieciséis años de que si se queda preñada puede abortar sin decírselo a los padres y también en quién se va a apoyar ante semejante circunstancia. ¿En la mamá-administración, o en su mejor amiga, con la que intercambia los vaqueros e inventa en su habitación coreografías de Beyoncé? Me gustaría saber si esos expertos conocen lo que es ser padres y las complicaciones a las que nos enfrentamos para conquistar la confianza de nuestros hijos en la difícil adolescencia. Me gustaría saber el protocolo de actuación que se llevará a cabo cuando una niña de dieciséis años acuda al centro para abortar y cómo será tratada. Me gustaría saber qué pretenden con esta propuesta de Ley, que autoriza a que se rompa la confianza entre hijos y padres (lo mismo que con la ley catalana que obliga a los padres adoptivos a informar a sus hijos de que lo son, presuponiendo que esa información se la ocultamos por sistema: romper la confianza de los hijos en sus padres y depender de “mapá” Estado para todo) . Y me gustaría saber qué se pretende de los padres el día que nuestra hija decidiera abortar en soledad. ¿La recibimos con un aplauso? ¿Le damos sopa caliente? ¿Le preguntamos si llegó a ponerle nombre? ¿O quién habría sido el padre? ¿Debemos obviar el tema, o celebrarlo con una barbacoa? ¿Trae esas instrucciones la nueva reforma de la Ley del aborto? Una cuestión más: ¿meterán en la cárcel a una madre que le discuta esa decisión a su hija adolescente? (dalo por hecho)

O es la ley del “no se lo digas a mamá porque no la necesitas”. Señorita Aído, me gustaría saber si mi hija ha abortado sola. Porque soy su madre. Y porque mi DEBER como madre es ayudarla en cualquier situación.

***********

Risky Business. Dónde está mi aval.

No falla. El tema aburre a las ovejas más curtidas.

Teníamos hoy a las 12 hs una bonita entrega de oferta,  cuyo devenir y progreso debería haber sido el siguiente:

Jueves –> se decide presentar oferta. 

Viernes –> Mandanga, choriceta, morcilla y papeleo administrativo disponible y completo. El desglose del avance es el siguiente.

Sobre 1: Oferta técnica –> 0%, en producción

Sobre 2: Documentación administrativa –> 80%, pendiente firma determinados documentos.

Sobre 3: Solvencia empresarial: 50%, pendiente dos presentaciones sobre lo magaviyosos que somos.

Sobre 4: Oferta económica: 0%, acordado el margen y el descuento, pero sin firmar.

Domingo por la noche: Seguimos igual.

Lunes a las 07:00 –> Sin novedad en el frente. Promesa de restante % pendiente, disponible en la recepción de mi edificio a las 08:00.

Lunes a las 09:15 –> Lugar: OP de nuestro banco. Sitio donde se recogen los avales a presentar junto con ofertas a las que se decide presentarse a última hora. Macabro y sombrío lugar en el cual SIEMPRE me suceden trigedias y disgrasias. Llego. La señorita que me atiende me dice que mi precioso aval, ni está ni se le espera. Que ni siquiera se ha solicitado por parte de mi compañía. Fantástico. Localizo a la susodicha que me encarga los avales. Me coge el teléfono el fantasma de canterville, a juzgar por la voz. Que no está, que anda en clase de inglés. Oh, genial. Me agarro los ijares y dando media vuelta, correteo por el pasillo en dirección a mi oficina. A los 10 segundos me llama. Le cuento. “¡Me dijiste el viernes que lo anulara, tengo un email tuyo!” No, querida amiga y colega. Ese email se refiere claramente a que hay que anular el de la Agencia Hiperespacial de Retrancas porque no vamos a presentarnos, lo cual no tiene nada que ver con el que nos ocupa, que es el de la oferta para Buscadores de Gallináceas Unidas.

OOOOOOOHHHH CIELOOOOOOSSSS!!!!, clama.

Ya te digo, pienso con resignación. El próximo se lo encargo a estos dos colegas:

 

little

Pues ala, arréglalo. Yo voy para la oficina a aglutinar el resto de la oferta, a ver si tengo más suerte.

Llego a las 09:45 a mi edificio, corriendo como una posesa (así llevo el coche de arañao, claro). No hay oferta. Niet. Normal. Qué otra cosa cabía esperar. Voy a la recepción del otro edificio, pregunto a mis secres. No hay oferta. El susodicho no me coge el mósvil. Jo-der. 

De pronto, mi secre lo localiza. Que ahora mismito te la llevo, con lazo y todo.

10:00 –> Aparece la señora oferta. Tachaaaaan. Revisado y ensobrado rápido. JODER, cierro el sobre que tengo que dejar abierto para meter el aval. Mierda. Consigo re-abrirlo sin cargármelo demasiado, así evito tener que volver a imprimir las etiquetas en la impresora que siempre se jode cuando la necesito. 

10:15 –> Tengo que retocar el índice de documentos. A tomar por culo, tipex y se acabó. Total, sólo hay que quitar la última fila. Queda poco elegante pero no hay tiempo material.

10:30 –> Salgo por la puerta como un ente poseído por satanás, en dirección al banco.

10:45 –> Subo las escaleras del banco tres en tres, llego a la sección de avales de empresa, y recojo el Aval. Me lo fotocopian. 

11:05 –> Me salto los semáforos por la Castellana en dirección al cliente. En uno de los que paro porque no tengo más remedio (hay un muni enfrente), aprovecho y meto el aval dentro del sobre correspondiente, en el siguiente lo cierro bien con celo, y en el posterior lo introduzco en el grande y enorme sobre marrón -color que pronostica claramente lo que puede suceder, luego que no se llamen a engaño los clientes- y precinto con el rollo de celo que he conseguido encontrar en el bolso entre klinex usados con mocos de mi hija, que pegan igual de bien y que a una mala, podría utilizar de backup.

11:15 –> Llego al cliente, me identifico, y entro.

11:20 –> Entrega de oferta realizada. Chinpun.

Estoy gotá. Menudo lunes.

Silcas

Temporada de Piojos

Tengo a la peque viendo dibujos con la cabeza empapada en vinagre y con un gorro de plástico puesto. Es el único método que conozco para acabar con esa asquerosa plaga colegial que son los PIOJOS. Hemos seguido el método “jugamos a las peluquerías y te pongo una mascarilla”. Paripé completo, toalla en los hombros, pinza fashion, masaje con vinagre -hasta que ha dicho ya te vale, que esto apesta-, y tras prometerle un pelo muy brillante y suave, se ha dejado embadurnar. Ahora me dice que le pica. Normal. Pobre cría.  

 

 

Los piojos.

Los piojos.

 

 

A la peque no le he encontrado ningún piojo vivo, pero sí liendres, tan pequeñas que ni con la liendrera salían. Al menos no había muchas, pero sí repartidas por la cabeza. Así que ¡hala! vinagre al canto y luego bañera con la cabeza bien repleta de espuma de champú antipiojil. Ayer, ante la perspectiva  de pasarle la liendrera por su ondulada y oscura melena -misión imposible- cogí las tijeras y le rebané algo así como cuatro dedos de longitud, dejándole una melenita corta bastante más manejable para estos menesteres. Me atreví porque en melenas rizadas es menos complicado cagarla. Llega a tener el pelo liso y la dejo hecha un cuadro, porque es bien conocida la inutilidad de su madre para ubicar con cierto estilo un lazo en la cabeza, no digamos ya cortar el pelo: sólo me atrevo con mi marido y porque simplemente le paso la esquiladora Philips y ya está.

Aquí tenéis un link la mar de interesante donde múltiples desesperadas como yo comparten sus penas y sus recetas.

http://www.mundorecetas.com/recetas-de-cocina/recetas-postp3621424.html

En mi caso, compré hace tiempo un aceite que mezclo con el champú, voy a comenzar a ponérselo todos los días, es aceite del árbol del té, de Body Shop.

 

teatreeoil

Al parecer, funciona muy bien. En cualquier caso, tengo suerte, pillan piojos de manera ocasional. Y sí es cierto que algunos niños son más propensos que otros. En fin, que una ya no sabe qué hacer.

Me sigo preguntando porqué coño hay piojos en los coles; no es un tema de pobreza ni de falta de higiene, porque en los orfanatos rusos no trabajan ese artículo. Como una estúpida que hizo un comentario en la puerta del colegio delante de una mamá adoptiva refiriéndose -en su supina ignorancia- a su hija rusa: “Claro, así estamos con los piojos, con tanto niño que viene de sabe Dios dónde…”. Llego a ser yo y le meto una yoya que aún se está buscando la cabeza.

 

Los putos piojos. Además, te entra como dentera, y al final acabas rascándote tú. De momento su hermano se ha librado del contagio. Mañana compro más champú para toda la familia, y voy a empezar a tratar a todo quisque, comenzando por mí, porque mi hija, todas las mañanas, se mete en nuestra cama mientras estamos con duchas y desayunos y -aunque la he cambiado- es muy fácil que algún habitante indeseado esté pululando por ahí. Qué ascazo.

Y para remate, el perro nos ha despertado esta mañana con una tos perruna acojonante. Seguramente es tos de las perreras -la recogimos el lunes de la residencia-, pero… mejor la llevamos al vete por si las moscas. Encima, nos vamos de semana santa, con lo cual, pasará una semana entera en la residencia -más conocida por mis inocentes hijos como “cole de perritos”.

 

A ver si llega la semana santa de una vez…

Silcas

Cariño, he desmembrado a los niños

Y más leña al mono. No teníamos bastante con los cofrades que pasan de lazos blancos, y que se aterrorizan ante la sola idea de que los identifiquen con “anti-gubernamentales”, ahora resulta que es un escándalo que los niños sepan y se enteren de una puñetera vez sobre lo que es un aborto, sus fases y en qué consiste, no vaya a ser que piensen que es algo malo, asqueroso y sanguinolento.

Pasen y vean, que no tiene desperdicio la cosa:

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/03/26/espana/1238066886.html

Yo me esperaba algo más escabroso, lo único que le sobra al puto vídeo es el adoctrinamiento político, ESO es lo que me parece mal. ¿El resto? Pues perfecto: un aborto es eso, majeta. A eso se le llama información cruda, pura y dura: Criaturas humanas a medio hacer, desmembradas por otros humanos y llenas de sangre, por eso de que son seres vivos. ¿Prefieres ver fotos de cómo se pone una goma? Yo también lo prefiero. Además, el entrenamiento en tardar lo mismo en poner una goma que en atar una coleta ahorraría mogollón de problemas, y concretamente, mogollón de abortos. Lo que dudo es que a tu mamá le parezca bien, prefiere que no veas esas cosas marranas pero que luego te hagan un bombo como un castillo y lloriquear porque las profes no te han vigilado. 

Claro, es más políticamente correcto ignorar lo que es un aborto, así podremos todos vitorear a los que lo apoyan sin ningún problema de conciencia. Ocultemos la información al estilo “los del río”: “si lo dice el gobierno, estará bien”. Ole ole. Palmas y más palmas. Vamo a foyá, que ya si eso luego lo resolvemos.

Repasemos el articulito de marras, porque tiene tela.

“Mamá, vengo enfadadísima. No sabes lo que nos han hecho en el colegio. Es muy fuerte”. Así llegó a casa la hija de Paloma (nombre ficticio) el día en que su colegio, el Purísima Concepción y Santa María Micaela de Logroño, decidió “adoctrinar” a sus alumnos con un impactante vídeo contra la reforma de la Ley del Aborto.

Pues mira, criatura, si vas a un colegio católico -tenga o no plazas concertadas- vas a un colegio religioso. Lo siento, es lo que hay, y en los colegios católicos te adoctrinan. Si no te mola, que tu mamá te meta en el cole público de turno -donde te enseñarán muchas fotitos de condones y te darán la píldora del día después sin problema alguno y sin que lo sepan tus papás-, o que te meta en una escuela islámica, que mola mazo. Pero resulta que en tu cole actual, hay una cosa llamada ideario, donde la religión está presente hasta debajo de las piedras. A cambio tienes una educación de calidad. Te jodes. Te tragas el vídeo y fin del cuento.

Según ha explicado esta madre, que prefiere mantenerse en el anónimato para que su hija no se vea perjudicada, y en contra de lo que afirma el colegio, el vídeo se mostró completo. En él se sucedían imágenes de fetos desmembradosrodeados de sangre o con malformacionesjunto a imágenes del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la ministra de Igualdad, Bibiana Aído y frases del tipo “ellos ríen mientras muchos niños morirán con la nueva ley del aborto”.

No te jode. Que te da asquito ver sangre. Claro. Es lo que hay. Seguro que si te enseñan el rodaje de un parto, chillidos de la madre incluidos, también se te ponen los pelos como escarpias. Pero claro, como es un parto… es educación sexual. Fíjate qué diferencia: de fetito saliendo por la vagina de una pieza -formación imprescindible para los niños-  a fetito que sale en cachitos -ooohhh cómo se atreveeeeeeen a enseñar semejante BAAAARBARIDAAAAD, con sangre y vísceras y todo esoooooo!!!!.  Sepulcros blanqueados.

Paloma cuenta indignada que su hija regreso del recreo para dar clase de Ética, asignatura perteneciente a Educación para la Ciudadanía, cuando la profesora les dijo que hoy verían un vídeo sobre el aborto. Muchos niños comenzaron a quejarse y a pedir que no se visualizara, dice Paloma, a lo que la profesora les contestó: “Yo tampoco quiero verlo, pero la directora nos obliga”.

Lo primero, ¿se puede saber porqué los niños se quejan de ver vídeos sobre los abortos? Pura curiosidad. No tengo constancia de ningún niño que se queje por ver pelis de “folladas”, o alguna teta o algún culo. ¿Qué les han contado sobre los abortos para que les espeluzne la sola idea de visionar un vídeo al respecto? La profe, una mongólica descerebrada, con el debido respeto a los mongólicos: Yo soy guay, pero la dire es malísima de la muerte. Traducción: no tengo autoridad en el aula, pero hay una monja malísima que nos hace tragarnos este tostón. Cafres. Lo que tendría que hacer esta anormal es -si tan en contra está- dimitir de su puesto o negarse a poner el vídeo. Y ya.

Lo segundo: ¿se puede saber porqué la educación para la ciudadanía no puede mostrar con naturalidad lo que es un aborto, ya que el gobierno al cual representa lo defiende y patrocina? ¿En qué  quedamos?

Durante varios minutos la clase de la hija de Paloma, compuesta por chavales de entre 14 y 15 años -4º de la ESO-, pudo ver una combinación de fotos de fetos muertos, consignas contra el Gobierno, mensajes bíblicos y llamamientos a la movilización.

O sea, criaturitas que más o menos ya tienen pelitos en cierta parte y que en muchos casos, pueden procrear perfectamente, y por lo visto con el suficiente desconocimiento de lo que implica abortar como para entregarse alegremente al ñaca-ñaca pensando en que el aborto, al final, no es más que un medio de control de la natalidad. Jódete y baila. Que con 15 añitos ya te vale, chatina. ¿Mensajes bíblicos? Claro. Es un cole católico. Los mensajes anti-gobierno SOBRAN, vaya mierda de vídeo. Bastaba con decir, simplemente, que el entorno en el que se mueve la sociedad hoy día es que esa burrada de destrozar humanos en miniatura van a convertirla en legal. Y que los enanos, que con 14 añitos ya tienen dos dedos de frente, saquen sus conclusiones.

Y ahora la madre va y suelta la perla del día:

“Yo sólo pido que en un colegio público como éste mientras mi hija esté en horas lectivas no reciba un adoctrinamiento moral ni consignas contra un partido político”, afirma Paloma.

Ahhh.. comprendo. ¿Y se puede saber porqué llamas colegio público a un colegio religioso con plazas concertadas? No te jode. Serás imbécil redomada. Vete a un cole público, so mamona, y deja las plazas concertadas a los católicos de verdad. Qué gentuza. Yo soy la directora y expulso a la niña y que se vaya a su casa a que su mamá le pase la mano por el lomo.

La directora del colegio:

Sin embargo, desde el colegio la visión es distinta. “En ningún momento pensé que fuese antigubernamental porque yo, directamente, me considero apolítica… Sólo intentamos vivir en Evangelio“, ha explicado la directora del centro en declaraciones al diario ‘La Rioja’.

A ver, a ver. Directora boba de las narices: Pues claro que es antigubernamental, so torda. Hasta las trancas. Y qué tendrán que ver tus ideas políticas, cacho membrilla, que representas a una institución regida por las ideas de la iglesia católica -se supone que coinciden con las tuyas- Membrilla. 

Y ya para remate

elmundo.es ha contactado con el centro que no ha querido hacer ningún tipo de declaración y se ha negado a facilitar el teléfono de la Asociación de Padres y Alumnos del colegio.

Vaya dos. La mamaíta y la directora. Tal para cual.

¿En qué demonios se está convirtiendo todo este circo que es la sociedad española?

¿Nadie tiene los huevos de defender aquello en lo que cree? 

¿Todo el mundo está acojonado?

Silcas

Cosmética oriental

Entro de refilón en Glamounity a echar un vistazo a una venta de cosmética oriental, tras una agotadora sesión de oferting indoor. Cumplida mi misión, y entregada la oferta al cliente, echo un vistacillo rápido a la venta.

Vale, si, las occidentales somos unas paletas y unas incultas, y así nos luce el pelo, y sobre todo la cara.

Pero no deja de sorprenderme lo que encuentro, así que aquí os lo cuelgo para que ampliéis conocimiento y si alguna vez al darle un beso a una churri le decís “qué bien hueles” y te responde “es el serum de serpiente”, no salgas por patas aterrorizado. Atiza. Serum de serpiente -y escorpión- Seguro que la amiga Cleopatra se untaba con cosas parecidas. Con la abundancia de escorpiones y serpientes que debía haber por ahí… lo que me cuadra menos es que en japón aten los escorpiones con longanizas.

 

serumserpiente

serumcaracol

 

Mira, al menos no lo llaman “extracto de baba de caracol”. La verdad, no sé que suena peor, pero sí es cierto que funciona.

Ahora, lo de la espuma craqueante me ha dejado de piedra. ¿Tendrá efectos alucinógenos?

 

craqueante

 

En cuanto a esta crema maravillosa, no sé bien si se unta o te la bebes. Eso del cabernet sauvignon y del merlot a mí me suena a Somontano o más bien a Angela Channing, pero… cualquiera sabe.

 

cremaojos

Y mira tú por donde, porque estoy sin un chavo, pero fijo que estas guarrerías funcionan de miedo.

Qué tentación de comprarme el serum de serpiente. Eso sí, igual te deja la lengua bífida.

Silcas

Qué quiere la mujer de un hombre

Javier me pasa esta joya que os cuelgo aquí para disfrute de tod@s…

Feliz jueves

Silcas

******

 

Tengo 69 años. Nací en La Seu d´Urgell y vivo en Barcelona. Soy escritor. He vivido en pareja seis veces, y hoy vivo como un ermitaño. Tengo un hijo y una nieta. ¿Política? Soy un liberal inglés, a lo Isaiah Berlin. Soy taoísta, busco armonizarme con la naturaleza.

 

¿De cuántas mujeres se ha enamorado? 

De cinco. 

 

¿Con cuántas ha convivido? 

Con seis. 

 

¿A cuántas dejó? 

A tres. 

 

¿Cuántas le dejaron? 

Tres (una no me dejó dejarla, para dejarme luego). ¡Empate! 

 

¿Se siente despechado? 

 La última me dejó tirado una víspera de Navidad: “Lo nuestro no tiene futuro”. ¿Tanto le costaba decírmelo por Reyes? Eso duele. Estuve despechado, sí, pero hoy puedo comentarlo riéndome de mí mismo. 

 

¿Ha vuelto a emparejarse? 

He tirado la toalla de la convivencia con una mujer. Vivo como un ermitaño. ¡Al fin, he aprendido a estar solo! 

 

“El mayor mal del hombre es no saber estar solo en una habitación”, dijo Pascal. 

Alguna noche, en la cama, siento añoranza de pareja, y entonces me digo: “¿Acaso querrías tener aquí a Fulanita?”. ¡No! “¿Y a Menganita?”. ¡No! ¡No! Y así me repongo. 

 

¿Y cómo resuelve su pulsión sexual? 

Como la han resuelto siempre los monjes. 

 

¿La convivencia mata el amor, pues? 

Sí. El roce diario desgasta. Te enamoras y buscas convivir: convives y te desenamoras. 

 

¿Y si hoy vuelve a enamorarse, qué? 

Me sé todo lo que puede pasarme con una mujer, conozco sus patrones de conducta. 

 

Compártalos, si le place. 

Uno: te hace creer que te las has ligado, cuando es ella la que elige. Dos: te hace creer que fornicas bien, cuando en la cama de una mujer todo hombre es un inválido. 

 

Va bien saberlo… 

Tres: la mujer te hace sentir culpable por sistema, para poder cobrártelo luego. 

 

¿Es usted machista? 

Mi madre me hizo así, por desgracia. Las madres hacen machistas a los hijos desde niños, y la mía lo hizo conmigo. 

 

¿Cómo? 

A mí me gustaba la cocina, pero mi madre me expulsaba: no me enseñó a cocinar, limpiar, lavar, planchar, hacer la cama… 

 

Suena a excusa. 

Ojalá las madres dejasen de fomentar la inutilidad doméstica de sus niños y dejasen de jactarse de que “mi niño las trae loquitas”…, pero persiste la conspiración femenina para hacer de los hombres unos inútiles. 

 

¿De qué conspiración me habla? 

La madre programa al niño para ser dependiente de una mujer. ¡La madre prepara a su hijo para la futura nuera! Y el niño, de adulto, obedecerá a la esposa como a una madre. 

 

Alguna responsabilidad tendremos… 

Somos manejados por el arte supremo de las mujeres: acabas suplicando hacer lo que la mujer íntimamente deseaba que se hiciese. “Vale, lo haré por ti”, concede entonces ella. Y él queda en deuda. ¡Magistral! Los hombres deberíamos aprender a hacer esto. 

 

¿No sabemos? 

El hombre debe feminizarse, adoptar habilidades femeninas. Sería más autosuficiente, emotivo, detallista y mejor cuidador. 

 

¿Y qué debería hacer la mujer? 

Encontrar la manera de dar ventaja al hombre. Al ser ellas superiores, sólo si nos diesen ventaja podríamos ser iguales. Si no, la mujer vivirá en un mundo de capados. 

 

¿Capados? 

La mujer ha logrado salir de casa para independizarse del varón y para construir su vida, feliz logro. Pero eso ha descolocado al hombre: el triunfo de la mujer ha dejado, pues, un mundo de hombres mutilados. Y agresivos, algunos, por impotencia. ¡Y vivir en ese mundo no es nada agradable para las mujeres! Deberían hallar el modo de ayudarnos a salir adelante, o si no… 

 

¿O si no, qué? 

Las mujeres acabarán tratando sólo con mujeres, y clonándose. Y los hombres, mirando fútbol. Y los hijos, malcriados por madres haciéndose perdonar por estar fuera. 

 

¿Cómo deberían educar a sus hijos? 

Adiestrándolos a no depender de una mujer cocinera o mujer asistenta, y enseñándoles que amar a una mujer no es poseerla. 

 

¿Ha hecho alguna tontería por amor? 

¡Por amor se hacen sólo cosas amables! Por celos y orgullo herido, en cambio, sí se hacen tonterías: yo le disparé a la ventana del poeta Panero por ligar con mi pareja. Quise asustarle, y se asustó y se largó del pueblo. Mi pareja no me lo perdonó y me quemó el original de mi novela Cercamón…

 

¿Mantiene tratos con sus ex mujeres? 

Con algunas, sí. Con otras no, por engaños y falsedades imperdonables. 

 

¿Qué cree usted que quiere la mujer de un hombre? 

Seguridad, controlarle y quedarse con todo. 

 

Hombre… 

Seguridad: busca a un hombre espabilado, con recursos y medios. Control: una vez lo tiene seducido, juega a cambiarle (es su ludopatía). Y por ahí yo no paso: rompo. Y entonces ella quiere quedarse con todo: ya he asumido que mi karma en esta vida es poner pisos a mujeres, dejarlas bien situadas. 

 

Diría que es usted algo más misógino que misántropo. 

Día sí y día no. “Mire, las mujeres son para mirarlas de lejos y sólo a algunas, de cerca” me dijo una vez el gran Josep Pla. 

 

¿Cómo debería ser una mujer para interesarle? 

Intermitente. Aparecer durante tres semanas y desaparecer durante otras tres.