Elegancia empresarial

De forma previsiblemente cíclica, sale el tema recurrente de recordar a la peña cómo vestirse en el curro y cómo no.

Es verdad que hay casos en los que es necesario hacerlo, porque algunos dan incluso miedo. Pero en términos generales no es el caso, hay alguna ligera salida de tiesto en el caso de becarios o gente joven y poco más. La gente más o menos sabe cómo vestirse para ir a currar, y no suele haber cosas demasiado raras.

Y las prohibiciones -en las empresas de servicios- son las clásicas: prohibido chándal, chanclas, vaqueros rotos, etc etc etc. Ay, pobre juventud, nadie dice nada de “prohibido corbatas horteras de los felices 70, mi arma, que dañan la vista y provocan ansiedad”, ni “válgame, criatura, lleva el traje al tinte que ya te vale, que tiene mas brillos que la Chichito y se tiene de pie cuando te lo quitas”. Pues no, eso no está vetado ni perseguido ni siquiera mal visto. Ya puedes llevar unos zapatos que valen más pasta que todo lo que lleva puesto encima el tordo que tienes enfrente, que si son chanclas, ya estás jodido. En proceloso cenagal nos estamos metiendo, que eso de la elegancia, es muy complicado definir.

A ver si consigo explicarme:

Lo primero: Existe una gran discriminación en función de a qué te dedicas: La gente que no tiene contacto con el cliente, digo yo que debería ir como le de la santa gana, siempre y cuando vaya mon@, aseado y agradable a la vista, para no ofender al compañer@. Y punto. Hay algunos especímenes que -siendo profesionalmente brillantes- están en el punto de mira por el aspecto que traen. Que si piercings, tatuajes, gorros, barbitas recortadas o qué se yo. No sería la primera vez que alguien me pregunta sobre un compañero: “no, si es un desmadejador de gallináceas buenísimo, pero… anda que vaya pintas trae”, cuando el pobre no lleva más que un pendientito. Amos, qué injusticia. Pues mira, mientras no lo saques del gallinero, pues tan contentos. Es más, os diré que llevar un friki a una reunión da un toque de excentricidad que tiene su utilidad de vez en cuando: es decir, un friki empendientado, de torvo ademán, que no abre la boca en toda la reunión más que para mirar al cliente -generalmente especímen también friki pero encorbatado- de forma altanera y soltarle un rotundo “eso es una estupidez” tiene que ser un auténtico genio.

Friki

Friki

En cambio, eres un tío mediocre pero tienes una pinta más bien normalita, incluso te calzas una corbata de vez en cuando, y ya estás en la línea del ascenso con toda seguridad. En cuanto a la gente que está en contacto con el cliente, parece indiscutible que al representar a la compañía tiene que asumir una cierta teatralidad o seriedad en su aspecto, por eso de que simplemente NO puede ponerse lo que le salga de la punta. Ejemplo: la vestimenta de la ministra de defensa el día de la pascua nacional, no hablemos del maquillaje, eso me lo ahorro porque creo que tropezó y se cayó de bruces en el cubo de pintura de roger rabbit. No estuvo bien, nos pongamos como nos pongamos. La clave es no dar la nota, o como decía Coco Chanel: que no se vea el vestido, sino a la mujer. O al hombre. Cuántas veces no piensas en alguien y no recuerdas ni su cara, sólo que “era un tío elegante”. O no.

Lo segundo: Discriminación en función de sexo: Es decir: una tía puede llevar unas sandalias de -digamos- Manolo Blahnik con unas uñas negras, unos callos asquerosos y unos talones llenos de roña. Eso sí, con su traje de chaqueta reglamentario. ¡Y según los cánones va perfecta! Pues no. No va perfecta. Porque para llevar unas sandalias -sobre todo al trabajo- hay que hacerse una pedicura en condiciones. O si no, no te las pongas, o si tus dedos parecen percebes de la costa da morte, al menos utiliza calzado de talón abierto o mules, mi amol, no nos aterrorices con tus dátiles. Pongo ejemplo gráfico oportunamente encontrado en la web, eso sí, impecablemente manicurada que va la moza. Imagina si me presento así a ver a un cliente.

Pezuñas feas pero arreglás

Pezuñas feas pero arreglás

No me parece justo; es mucho más frecuente que a un tío le den un toque de atención por la pinta de macarra que trae, a que eso mismo le pase a una tía -por eso de que si va enseñando el melonar, la pechuga o una minifalda: pues perfecto, así nos recreamos la vista. A eso le llamo yo discriminación, y además con la gravedad añadida de que una tía vestida así despista a la peña, y reduce la productividad cosa fina entre miraditas, embobamientos y salidas a fumar en cuanto la moza sale por la puerta a dar dos caladas, seguida por una cohorte de seres aburridos que van a ver si pillan algo o al menos consiguen atisbar un poco de melonar.

Pero es que no acaba aquí la cosa, en realidad no basta con dar dos o tres pinceladas en cuanto a cómo tiene que ir vestida la gente, ya es un tema de gusto y acicalamiento personal. En el caso de traje de chaqueta con falda: Medias, por favor. NO queda igual, y se nota que vas sin medias. Además, los zapatos cerrados sin medias hacen un daño que te cagas. Si te plantas un traje chaqueta, te pones medias, y si no, ponte un traje de pantalón. Eso sí, el protocolo empresarial exige en circunstancias de máximo nivel traje con falda a las señoras. Ycreo que el motivo es simple: una falda clásica es raro que te quede mal, que te marque las mollas, te apriete las lorzas o te remarque el chirri, cosa que suele ocurrir con bastante frecuencia en el caso del pantalón a menos que tengas un tipazo. Al final, lo clásico no falla. Es soso, pero…

Colores: Se recomiendan oscuros para invierno, claros para verano. O al reves, caramba, una cosa es ser clásicos, y otra pueblerinos. Los trajes de caballero en color claro deberían reservarse para Sean Connery o Pierce Brosnan en el sastre de Panamá, porque si no pareces un tordo cruzado con un membrillo. Me río recordando la anécdota; una conocida firma de consultoría tenía un código de vestimenta -hortera y de pueblo a más no poder- para las señoras: traje de chaqueta con falda, blusa y pañuelo al cuello, y tacón de 5 cms. Las reconocías al kilómetro: mira, mira, parece que “Gallináceas Reunidas” tiene una presentación después de la nuestra. Y no fallabas, lo juro.  Eso es pasarse, es bueno fomentar la elegancia empresarial, pero no hasta el punto del adoctrinamiento, el uniforme y la pérdida de la identidad personal, que no va de eso.

Ellos lo tienen mucho más fácil: traje que te crió y corbata con mayor o menor gusto. Punto pelota. Luego ya están los pijos que entran en las marcas, si el traje es a medida o no, el nombrecito bordado en la camisa, los gemelos, o el pañuelo, o lo que sea. Pero bueno, mientras disfruten… pobrecillos, dejémoslos.

Nosotras no. Estamos jodidas en primavera porque de pronto hace demasiado calor y vas asada con el dichoso jersey sin mangas que te has puesto porque quedaba monísimo en la tienda pero es lo menos práctico del mundo: el jersey es o no es. En verano te congelas en la oficina porque estos cabestros que tenemos por aquí en proporción de 10 a 1, ponen el aire acondicionado en modo antártida, y como tú vas no con un traje de chaqueta de lana de burrosaurio, que es lo que utilizan para vestirse, porque el traje de entretiempo no les viene en la guía, pues te pelas de frío. En otoño vas con el traje, la gabardina, el portátil, el bolso y el paraguas y te cagas en todo lo que se menea cuando llueve porque pareces un hombre orquesta tratando de organizar todos sus adminículos, y en invierno te asas viva con tus botas y tus jerseys de cuello alto mientras que tus compañeros están en mangas de camisa tan ricamente, y tu sudando como un mostrenco.

Mae mía, qué difícil es ser tía y currante. Un día voy a venir en pijama, a ver.

Silcas

Anuncios

2 comentarios

  1. Clap,clap clap…cierto como la vida misma!! me ha encantado!! jajajajaja buenísimo el pos!!
    Si es que no nos entienden! Es muy difícil ser mujer…(y elegante a la vez)
    Besitos guapa!

  2. Muuuy difícil, hija. Y sabes una cosa, que da igual, la gente acaba criticándote vayas como vayas, porque somos unas perras envidiosas, y me incluyo, jajajaja.
    O como decía alguna ilustre: que hablen mal de tí, pero que HABLEN!!!!
    Muy feliz fin de semana
    Silcas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: