Nuevos vicios

Como buena ex-fumadora que soy, echo de menos el tabaco. Nos pongamos como nos pongamos, “asín es”. Y el otro día, durante un viaje de fin de semana a Córdoba y tras disfrutar de los baños árabes del Hammam, nos fuimos a comer a la tetería -vacía para mayor lujo- y después, en el saloncito correspondiente nos prepararon los postres: té de hierbabuena, pastelillos y -para mi sorpresa- una hermosa cachimba. Debo confesar que he fumado cosas variadas incluyendo pipa -mi tío Jesús QEPD fumaba en pipa y olía de maravilla-, pero la cachimba, pues no. Mi marido, aka Cónyuge A, la había probado durante un viaje a Dubai, y según parece, lo pasaron pipa -nunca mejor dicho- con el invento. Así que, no sin cierta aprensión, dado que mis pulmones llevan 10 años de virginidad tabaquil, comencé a pegarle al asunto.

 

 

La tetería del Hammam

La tetería del Hammam

 

 

La experiencia resulto excelente, y nos tiramos como una hora bebiendo el té y fumando tabaco de manzana. Así que nos hicimos con una cachimba en una tiendecilla de cosas para turistas y hoy, después de un bautizo, nos hemos instalado en la terraza de casa con café, copa y dispuestos a estrenar la cachimba con tabaco multifrutas (o poción multijugos).

Pero oh, cielos. No nos ha resultado fácil encenderla. Hasta que me he puesto con el portátil y he descubierto un sitio donde -maravillas de internés- te cuentan cómo prepararla.

Me ha encantado el link, así que os lo pongo aquí.

http://www.ciao.es/Por_la_letra_C__Opinion_1215465

¡Vaya invento! Al principio nos costó un poco que tirara, y lo conseguimos quitando la cazoleta de aluminio que viene con la cachimba y poniendo sólo el papel albal, con los agujeritos preferiblemente debajo del carbón de autocencendido. Y entonces sí, tiró la cachimba con su tabaco de frutas. Joder qué invento. He recuperado el gusto por el humo saliendo por la nariz sin la esclavitud de la nicotina.

Claro que… uno empieza a investigar y a ver las posibilidades y … en fin. Todo tipo de ocurrencias.  Tendré que investigar con mis amigotes del lado oscuro las posibilidades de aprovisionamiento. Pero definitivamente, qué gusto, esto de sentarse en la terraza con los pajaritos, el silencio y la cachimba. Y sin nicotina, caramba. Qué guay. Ya tenemos nuevo entretenimiento, ahora que comienza la primavera y se puede aprovechar la terraza, para las largas noches de verano con copas después de cenar, ¿eh María? Ni piruletas de la risa ni gaitas, una buena cachimba y listos.

Que disfrutéis del fin de semana,

Silcas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: