Linces, obispos opulentos y africanos moribundos

Vaaale, Javier, acepto pulpo y recojo el guante encantada.  Excepto en el caso de nuestras adorables ministras, con las cuales me encanta meterme porque ellas lo valen,  no suelo hablar de política porque me asquean, los unos y los otros. Son todos unos delincuentes, unos más tordos que otros, pero es la realidad. Y con la religión tampoco suelo entrar al trapo, primero porque allá cada uno con lo que adora, sea al Dios de los cristianos, a la cienciología, a Escrivá de Balaguer cuyo calcetín se venera en Valladolid, o a los zapatos de Manolo Blahnik.

Así que entro a ver el link de marras que me envías, y mira tú por dónde, me arrepiento enormemente de no haber seguido mi natural inclinación adolescente hacia el periodismo, y terminar decantándome por la carrera de derecho, absurda, inútil y mal parida donde las haya. Joer, yo quiero ser periodista y cobrar por escribir así… de mal.

http://www.estrelladigital.es/ED/diario/105695.asp

Así que me arremango, recién llegada a la playita a pasar el puente, para realizar mis primeros comentarios con respecto a semejante refrito pseudoperiodístico, animada ante la idea de no tener que madrugar mañana, porque mi mamá va a ocuparse de las dos bestezuelas que roncan en el sofá cama del salón mientras yo duermo lo que no está en los escritos, aprovechando que además, cónyuge A está en París la frans. Según voy leyendo el artículo, ¡¡¡¡¡CÓMO MOLA!!!!! Se me van afilando los caninos.

Veamos, copio literalmente:

La campaña publicitaria contra el aborto presentada por el obispo Martínez Camino en el nombre de la Conferencia Episcopal Española constituye una burda y cínica manipulación de la realidad y del drama humano y social del aborto en nuestro país, y en muchas otras naciones del planeta. Decir como dicen los obispos, con el mayor de los cinismos, que en España se protege la vida de los linces y no de los seres humanos es un insulto a la verdad y al conjunto de los españoles, incluidos el Gobierno de la nación y también los legisladores democráticamente elegidos por el conjunto del pueblo español.

Lo primero, vaya por delante que la iglesia católica jamás ha sido experta en marketing, es más, son generalmente muy patosos, inoportunos y desafortunados en las formas, y no tienen ni la más remota idea de las bases de la venta: seducir, vender y retener. Y si no, basta pasar por la puerta de cualquier iglesia en horario de misa para ver que no hay tortas precisamente por entrar. Desde luego, bastante “plano” el comentario del lince, pero da la casualidad de que es la pura realidad: está mucho más protegido el medio ambiente que el ser humano. Y si no que se lo digan a este pobre infeliz que estaba hasta los cojones de que los murciélagos le amargaran la existencia y acabó en el banquillo de lo Penal: 

Le piden en el juzgado más de 3.000 euros por matar siete murciélagos en su casa 

Lo acusan de tapar una grieta en su terraza donde vivían los animales protegidos, tasados en 180 euros por cabeza. El ‘Pipistrellus pipistrellus’ o murciélago común se cotiza a 180 euros por cabeza, como muy bien sabe José Antonio R.C., vecino de Alcaudete de 39 años de edad que se sentará el próximo miércoles en el banquillo de los acusados del Penal 1 por haber dado muerte a siete de ellos. Además de los 1.260 euros que le reclama el Ministerio Fiscal en concepto de indemnización por matar ejemplares de una especie protegida, se enfrenta a la petición de una pena de multa de 1.800 euros por un delito contra la fauna, lo que hace un total de 3.060 euros por siete murciélagos.

Coño con el pipistrellus. Lo llega a saber y en vez de tapiarlos, se los hace al ajillo. Ostiaaaaas, como se enteren de lo que hago yo con las arañas moñudas guadarramenses que pululan por mi casa; me encierran a mí por asesina y al perro por ocultar los cadáveres en su estómago. Bah, vamos a dejarlo estar, en el fondo, claro que tienen razón: Te cargas un bebé no nato y no hay problema alguno, te follas un lince en un accidente de tráfico, te cuesta la broma 90.000 euros. Y eso es así. Pero es que lo cuentan de pena, los pobres curas. El concepto es válido pero no lo saben transmitir. A ver si se buscan una agencia de publicidad en condiciones y dejan de hacer experimentos con el primo del cuñao del obispo, que una vez fue a clase de Plástica y desde entonces es el que produce estas ocurrencias mezclando vino de misa con el visionado intensivo de películas de disney.

La siguiente frase es como para que despidan al periodista por no currarse un pelín el asunto:

Sería más justo y desde luego más verdadero afirmar que la Iglesia católica protege su inmensa fortuna, sus palacios episcopales, sedes, residencias, y su rico e inmenso patrimonio artístico y financiero -todo ello exento de los impuestos que pagan otras organizaciones laicas- mejor que la vida de los miles de niños inocentes que se mueren de hambre todos los días en el planeta Tierra.

Coño, pues claro. Y hacen bien. Si eso, querido periodista, que abran las puertas del Vaticano, y que entre la peña en masa a llevarse obras de arte. Merluzo. Vaya afirmación insana. Y los niños inocentes que mueren de hambre -y de exceso de disparos y degollamientos, y de sida, y de falta de medicamentos, y de falta de cultura, y de falta de futuro-  lo hacen no porque la iglesia tenga riquezas y las atesore y las proteja, sino porque el ser humano es asquerosamente egoísta, y así es la vida. A ver, valiente, métete con el Islam, y con las enormes riquezas que atesora, petróleos incluídos ¿a que eso no lo haces? No te jode, porque se te caen las pelotillas al suelo. Como los curas son bobos, y al final, son presa fácil, pues hala, a por la iglesia católica. Y a ver qué harían las familias que hoy día comen gracias a Cáritas, anda, majo, pásate por un comedor. O mejor, pregúntale a mi suegro, que durante una época se dedicó a dar clases de español en Cáritas a inmigrantes recién llegados. 

Siguienteeeeeeee,

Póngase, por ejemplo, la foto del palacio episcopal madrileño del cardenal Rouco Varela junto a la de un niño africano moribundo, y añádase como leyenda de esta imaginaria composición gráfica las palabras de Jesucristo al rico que quiso ser su discípulo: “Vende cuanto tienes, ven y sígueme”. Y, a partir de ahí, veremos hasta donde llega la infamia de estos nuevos fariseos de nuestro tiempo, empeñados en buscar la paja en el ojo ajeno, olvidando la viga que llevan en el propio, sin perder de vista lo que ellos pregonan al decir, como lo han dicho sus santos, que todos los seres vivos, incluso los linces, “son hijos de Dios”. O ¿acaso están diciendo que habría que matar a los linces para impedir o justificar los abortos?

¿Eeein? Pero qué dises chaval. Lo primero, mira que eres redicho. Nada como usar palabras rimbombantes cuando el fondo no tiene contenido. Y dale con la riqueza. Que aunque la iglesia vendiera TODO su patrimonio, retirando todos sus recursos de la circulación y comprando con ellos comidita y medicinas, no se acababa la miseria del mundo, joer. Qué empeño pones en que se conviertan todos en frailes pobres. Pero qué pinta la matanza de los linces, las vigas y las pajas, y los santos y los hijos de dios en todo este sarao. 

El Papa Benedicto XVI acaba de llegar a Camerún, en su primer viaje por tierras africanas, donde podrá comprobar los niveles de la enorme miseria, la mortandad, enfermedades y hambre que asolan ese continente, donde la presencia de la Iglesia católica en esas latitudes suele estar administrada, en muchos casos, por órdenes de misioneros, muchos de ellos ejemplares -ésos sí son santos y mártires-, que sí han entendido y practican el mensaje de Jesucristo.

Qué mal escribes tronco. Me cuesta seguirte. Anda, date un repaso a la gramática española, por favor. Me encanta el comentario sobre los misioneros, muchos de ellos son ejemplares, (entiendo que en cambio, unos pocos, los demás que no son ejemplares, son posiblemente unos cabroncetes o ejemplares a medias). Yo más bien creo que todos ellos son ejemplares, con los fallos que todo ser humano presenta por el mero hecho de serlo y de ser usuario de papel de WC, lástima, no mean colonia, qué le vamos a hacer. Y esos santos y mártires -vaya por delante que cualquier misionero decente te metería una leche bien merecida por resumir su vocación de servicio en ser un santo y un mártir- también comen y curran allí, ¿quién paga esos gastos? Pues la iglesia católica.  Entonces qué sugieres, ¿que se retiren los misioneros de África? Jaar. Mi no entender. Resumiendo: hay menos miseria en Africa porque hay misioneros, peeero como la iglesia católica ha de ser paupérrima para seguir el mensaje de Jesucristo, pues entonces retiramos la presencia de la iglesia de Africa, presencia que se materializa a través de esos misioneros -recursos humanos- y perricas -medios materiales- . Total, que haya más miseria y muerte es un factor totalmente despreciable, ¿va por ahí la cosa?

Y allí, Benedicto XVI podrá comprobar el alcance de la maldita plaga del sida, como una de las mayores y mortíferas enfermedades del continente, sobre la que la Iglesia católica insiste en pregonar la abstención sexual y se declara contraria al uso de los preservativos. O sea, que el preservativo no, el aborto tampoco, pero el sida sí, y muertes, enfermedad y dolor por miles o millones, en el nombre de Dios, y la curia y los obispos en su opulencia, sus palacios y sus lujosos entornos.

Osti tú. Ya sé lo que te pasa. Tienes un problema con la pasta que maneja la iglesia. Tu fuiste monaguillo de pequeño y te pillaron sisando, ¿a que sí? Vengaaa, confiésalo. Y mezclas la pasta de la iglesia en todo: en los linces, los abortos, los sidas, la anticoncepción… Haaala, pues vengan churras, merinas, linces, cacas y murciélagos. Pero a ver majo: una cosa es que la iglesia -y me guardo mi opinión al respecto- propugne o condene unas medidas anticonceptivas, y otra cosa muy distinta es que esté forrada. Pero qué coño tendrá que ver Dios, la Curia -entiendo que la vaticana, claro-, los obispos en su opulencia, sus palacios y sus lujosos entornos (?) con las gomas, los dius, las pastillas, o con el darle al manubrio en caso de necesidad suma.

En cuanto al amparo que el PP está dando a la cínica campaña episcopal del lince, en aras de su derecho a la libertad de expresión, allá los populares con sus ayudas y su masoquismo, porque ellos son las víctimas cotidianas de la soflamas fascistoides de la radio episcopal, COPE. La que, como todo el mundo sabe, clama a diario contra el PP y sus dirigentes. Naturalmente, para apoyar al PSOE, a Zapatero y a su ministra de Igualdad, Bibiana Aído, promotora de una reforma legal, justa y razonable que nadie podrá frenar. A menos que se esté a favor de encarcelar a las mujeres, jóvenes o maduras, que, naturalmente y a su pesar, practican el aborto en extremas condiciones de necesidad, o de enfermedad.

Vale, hablábamos de linces, de gomas y de los pobres africanos que mueren de inanición para saltar de golpe al PP, a la COPE, y a mi querida ministra de Igualdad (por cierto, qué bonitas camisetas de Desigual me he afanado hoy en Privalia. Ahora me entra la intriga, ¿sería políticamente incorrecto que Bibiana llevara camisetas de Desigual? Hmmmm). Pero tú estás enfermo, chico. Lágrimas me saltan a los ojos “practican el aborto en extremas condiciones de necesidad o de enfermedad”. ¿A su pesar? Conozco a algunas que no. De hecho, tuve una amiga que estaba como una puta cabra y que se liaba con el primero que pillaba cuando se iba de copas. Abortó 6 veces en 3 años. ¿A su pesar? Ni de coña, bien contenta y aliviada de haberse quitado el mochuelo de encima. ¿Por necesidad o enfermedad? Bueno, si consideras enfermedad el que esta mujer fuera una borrachuza incorregible y era más bien ligera de útero y la pobre encima era más fértil que los regadíos de Canaan… ¿Menor de edad? No. Tenía los 26 cumpliditos. No es bueno para un periodista exagerar la nota lacrimógena, produce el efecto contrario, porque ni todos los obispos son opulentos ni todas las que abortan son pobres almas en desgracia. El mundo es GRIS, apréndetelo de una vez.

Chaval, en agradecimiento al buen rato que he pasado escribiendo ésto -a Javier ya le invitaré a unas cañas- he pensado que voy a regalarte un poquito de mi conocimiento exclusivo para que puedas pergeñar tu próximo artículo y que sea un éxito total: Hace ya mucho tiempo, encontré el que se convirtió en una de mis utilidades favoritas: el “bullshit generator” o “generador de caca de la vaca”, un maravilloso invento que producía de forma aleatoria esa verborrea incomprensible que utilizábamos los consultores punto com. Incluso lo traduje al español, lástima que no sé dónde lo tengo.

Pero en fin, aquí va el link para que lo disfrutes.

http://www.dack.com/web/bullshit.html

Está en inglés eso sí, pero tiene remedio: Simplemente, coges el código fuente, lo abres para editarlo, y cambias a placer las palabras que figuran por las que más te motiven, por ejemplo “Dios, Curas, Lince, Aborto, Curia, Obispos, Palacios, COPE, Murciélagos o Fascista” y ¡a gozaaaar! Seguro que al menos sale bien escrito: Un murciélago fascista de la COPE, aborta en plena curia ante el asombro de los obispos, que huyeron a sus palacios para darse un banquete de linces a mayor gloria de dios. O algo así.

*********

Javier, mil gracias por el artículo, he pasado un ratillo magnífico destripándolo. Apachos!!!

Silcas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: