Un cadáver en el descansillo

Noche de perros -nunca mejor dicho- durante la cual tuvimos que pasear a “monstruo” a las 02:49 am porque la peluda criatura está con diarrea. Y como está bien educadita, se puso a ladrar, gimotear, arañar las puertas de la cocina y montar la de dios es cristo hasta que saltamos de la cama, le pusimos la correa y la bajamos a la pradera de abajo para que se desahogara.

Al menos, la otra criatura, la de la varicela, va mucho mejor, yo creo que está prácticamente curada, los granitos ya no le pican, y todos tienen su costra reglamentaria. Ahora me preocupa el otro, el de 7 años, que está comenzando a rascarse -no sé hasta que punto es psicológico-; esta mañana estaba todo cabreado porque su hermana “le había pegado la varicela” y no podría ir a la comunión de su prima, caray, ni que lo hiciera aposta.

Pero lo más surrealista ha sucedido precisamente durante esa vorágine de uniformes, desayunos y fregados varios: llamada de mi suegra, cónyuge A que palidece (yo ya me imaginaba cuadro de suegros llenos de vesículas de varicela), y resulta que a mi suegra se le ha muerto el vecino en la puerta, víctima de un derrame. Por lo visto el hombre estaba bastante malito, y era muy mayor. En cualquier caso: JODER qué papelón. Por lo visto, el pobre hombre ha llamado al timbre, pidiendo auxilio, le abre mi suegra, se medio cae al suelo, y según van llamando al 112, el hombre se les va. Hala, adiós, mundo cruel. Claro, espera a la guardia civil y ambulancia, etc etc. 

Mi suegra ha venido a casa a quedarse con la peque, y esperar a que se llevaran al finado antes de volver al descansillo, que no es espectáculo para una niña de 4 años (y si lo pienso, no es espectáculo para nadie). Y al final, tienes un fiambre en la escalera, del cual desconoces prácticamente todo. Vaya sociedad inhumana y deshumanizada que estamos criando, digo yo. Luego apareció la hija para darles las gracias a mis suegros, así que mi suegra le contó cuales fueron los últimos momentos -que ni siquiera fueron minutos- de vida de su padre y poco más.

Auf, perra vida.

Silcas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: