Mamá, ya es mañana

Sábado, llevo levantada desde las 07:15.

¿Insomnio debido a la crisis?

¿Preocupaciones por el futuro?

¿Inquietud ante la posibilidad de que el príncipe tenga una aventura con Belén Esteban?

No. Por supuesto que no.

Desde que tomo “Keleden 1000 mg” duermo como un bebé.

Hasta que mi hija me despierta, claro. Ah, qué bonita, la experiencia de la paternidad, qué forma de hacer que los humanos se mantengan alerta y desarrollen el ya conocido “oído de madre” que hace que escuches a un grillo cagando a un kilómetro de tu hogar.

Tenemos a mis suegros durmiendo en casa porque en la suya están los “okupas brasileiros”, es decir, mi cuñada + enanos, así que andamos por aquí de campos y meriendas, tan tranquilos y felices.

Y tan insomnes.

Esta mañana quise estrangular a mi hija. La pesco a la hora mencionada en su cuarto, con su abuela, eligiendo un vestido para ir a ver a su prima Paulita a casa de mis suegros (viven a dos pasos). Tuve que contener mi ira de dragón desenfrenado, meter a la niña en la cama y amenazarla con la más lenta de las muertes si no dormía al menos un par de horas más. Visto que ayer se quedó dormida en el sofá de casa de su abuela junto con sus primas, cabría esperar que no abriera las pestañas hasta las 9 de la mañana como muy pronto. Pues no. Te jodes.

En fin, ya estoy despierta, así que arranco el portátil a entretenerme un poco con mis compras platónicas on line, y me voy a la cocina a coger un colacao. Y durante esos 30 segundos, la CABRONA de mi hija de cuatro años ha salido por patas silenciosamente, se ha metido en la cama de su abuelo, el cual duerme en la cama supletoria del cuarto de mi hijo, y tras despertarle, ha comenzado a darle la brasa para que la llevase con su prima, por supuesto despertando a su pobre hermano, el cual estaba roto de sueño.

Dios. Por supuesto, la mala de la película, la menda. Bueno, es lo que tiene ser madre, qué le vamos a hacer. A nuestra cama no viene nunca, simplemente porque sabe que no le funciona. ¿Se despierta? Pues hace pis, o bebe, o lo que sea, y se marcha de vuelta a su cama. Lo normal. Hubo una época en la que se despertaba, hacía pis, y antes de volverse a la cama, venía a verme “mamá, he hecho pis y no te he despertado”. “ah, vale hija, muy bien”. Claro, te descojonas, qué vas a hacer.

Pero en cuanto están sus abuelos en casa,  la joía se aprovecha, y comienza a tirar de la cuerda a ver hasta dónde puede llegar.

Así que me he quedado en el salón con el portátil, de cancerbero cruel, para evitar que vuelva a repetir la jugada.

Porque su hermano ha vuelto a quedarse frito en su cama, y mi suegro ya se ha marchado, pero la joía está despierta. ¿Crueldad? Pues no. Porque como llevan unos horarios totalmente caóticos, se acuestan muy tarde y se levantan demasiado pronto. Con el peque de 8 años no hay problema, porque sencillamente, duerme lo que  le pide el cuerpo. Mi hija no; hace un rato estaba asomando la cabeza por la puerta, agotada y con sueño, y encima cabreada con la desgraciada de su madre, que le impide la libre circulación por el territorio familiar.

Ahora mismo está completamente frita. Es la única de la familia que duerme. Genial. Al menos no se convertirá en un velocirraptor durante el resto del día.

Eso sí: voy a preparar las bolsas y a la piscina se ha dicho. No pienso menear un dedo a menos que un niño se esté ahogando y además sea mío.

A ver si nos pagan la extra y puedo comprarme una bici. Al menos me servirá para salir por patas cuando vengan a buscarme los de servicios sociales por coartar la libertad de mis hijos.

La Bici

La Bici

No te digo.

Voy a dimitir, joer.

Silcas

Anuncios

2 comentarios

  1. Ay….la dura vida materna…..suerte que no tengo ni pajotera idea de lo que es!!!! XD XD XD

    Qué te sea leve este fin de semana!
    Besos.

  2. Un clásico.
    Hace un par de años me quedé de canguro con mis sobrinos, y lo mismo: una se me metió en la cama en mitad de la noche y el otro apareció a las 6am diciendo “ya no tengo más sueño”. Un infierno. Obviamente, no he vuelto aceptar tal encargo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: