La princesa está triste

La princesa está triste, ¿qué tendrá la princesa?

Como calmar cargos de conciencia

Como calmar cargos de conciencia

La pobre niña rica Suri, que no se adapta a Australia, y su mamá, para compensarlo, le compra un piano, una barbi y un juego de cama de lujo.

Haaala, ahí estamos. Tratando de compensar con pasta las cosas que no se pueden comprar con dinero. Y ya no es un tema de ricachones, es que es algo muy común, lo que pasa es que el común de los mortales no se gasta 500 euros en juguetes. ¡¡Pero se gasta 50!! El caso es que se los gasta. Y ya si vamos a la cantidad, no sé si el escritor del articulillo de marras es un mileurista -con el debido respeto a los mileuristas- o qué, pero en fin, que sí, que 500 euros es una pasta para gastarlo en barbis, pero que tampoco es para tanto. El fondo del asunto no es que se haya gastado 500 euros, sino que quiere “tratar la nostalgia de su hija” con esos euros.

Tres años tiene, la princesa. Tres añitos. Ya desde tan tierna edad, entra en la rueda de “tengo y soy feliz”, y si me compras nosequé, pues ya no estoy triste, y si nos vamos de compras entonces estoy contenta. Sí señora, Katie, muy bien hecho. Enséñale a tu hija que lo que merece la pena en la vida es tener el piano de la barbi, el caballito de hellou kitti, o las sábanas de la princesa rascayú.

¿Qué tal, cacho descerebrada, si en vez de eso coges a tu peque y te la llevas a ver reservas de animales, a la playa, o a conocer el país? ¿Qué coño tiene Los Angeles que no tenga Australia? Es más, juraría que Australia le pega 20 vueltas a Los Angeles, por naturaleza, por fauna, por paisajes y por lo que sea. Cualquier peque disfrutaría en ese país como un cochino en un maizal.

Ah. Que no tienes tiempo de llevarla a dar vueltas, que estás rodando una película. ¿No será que en realidad tu hija está depre porque no le haces ni puñetero caso, y no por el cambio de ciudad?

Tranquila.

Cuando quieras que tu hija te dedique tiempo a tí, te encontrarás con que ella tampoco lo tiene. Porque así se lo has enseñado. Eso sí, no te preocupes: te meterá en una residencia de lujo que le costará una pasta al mes, y tan contenta, oye.

Serán nécoras.

Silcas

Anuncios

2 comentarios

  1. Increible, consecuencia de estos tiempos.. la compensacion de tiempo mediante dinero, luego… quejandose porque la tele no pasa la programacion adecuada, de la falta de progreso en los estudios, etc etc…
    como dirias tu, que asquito de tiempos estos…

  2. Pues ya verás cuando esta generación de princesas y princesos cojan las riendas del mundo… se lía la mundial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: