El viajar es un placer 33 1/4

Ooh sí. Ya lo creo.

Ayer teníamos la partida de nuestros hermanos brasileiros, se les acaban las vacaciones y vuelven a casa: tres criaturas y tres adultos con rumbo a las bellas y fértiles tierras de Sao Paulo. Bultos, maletas, prisas, líos, compras de última hora, más maletas, en fin, os podéis imaginar el despliegue logístico, creo que ni en MRW tienen semejante follón en la trastienda.

Y mientras el despliegue -o mejor dicho repliegue- tenía lugar, mi marido revisa la correspondencia que había llegado -hace ya unos meses- a una antigua dirección, entre ellas una bonita misiva de la DGT en la cual le contaban que su permiso de conducir caducaba en breve, concretamente el 2 de junio. Genial. Carné caducado habemus, justo antes de irnos a tierras marbellíes. Cagontó. Milagrosamente, encontramos un sitio para hacer el certificado médico, peeero como Correos cierra por las tardes -perezosos, así va el país- y dado que andábamos de vorágine de despedida brasileira, decidimos hacer el giro y enviar la nueva solicitud hoy sábado por la mañana. Qué bien, ¿verdad? Pos no. Porque hoy, 15 de Agosto, es FEEESTIVOOOO en todo el terruño peninsular, conque ya te puedes hacer el giro en tres vueltas tú mismo que de Correos puedes irte olvidando.

OOOHHHH ESTA CERRADOOOOO

OOOHHHH ESTA CERRADOOOOO

Tras comprobar que nuestro riesgo por conductor con carné caducado estaba más o menos cuantificado en 150 euros si nos pillaba la guardia civil (si teníamos un accidente, mejor no pensarlo), nos ponemos esta mañana en camino hacia Marbella: bultos, maletas, bolsa de playa, cuna-parque, bocatas, DVD, GPS, ABS, y la leche en bote. Ibamos ya a la altura de la R-4, cuando de pronto nos sobresalta el querido y vetusto Scénic, también conocido como el anciano venerable: Al meterle la quinta marcha, la escupe, directamente. Dice que no. Hala. Sal de la autopista, y date la vuelta a casita que el viaje se acabó. Menos mal que es la única marcha que no entra, porque las demás sí, al menos -en cuarta y a 110- conseguimos llegar a casa.

Los enanos, enfurruñados. Protestas airadas desde el fondo sur. Que quieren ir a la playa. Y yo, no te jode. A ver qué coño se puede hacer, y cuando digo “puede” hablo de pasta, porque aviones y AVEs a Málaga haylos, y coches de alquiler también. Aquí el asunto es por cuánto nos va a salir la broma.

Entramos en internet a ver vuelos, ni de coña. No hay nada -normal, día 15/8- pero es que por lo que cuesta lo poco que hay, nos vamos a ver a los brasileiros, directamente. Tratamos de dopar a los enanos con una ración de tele, pero no cuela, están cabreaos como monas, enfurruñaos, dando vueltas a nuestro alrededor como aves de rapiña y decididos a dar por saco hasta que papá y mamá les prometan que SÍ HAY PLAYA. Dios, qué dura es la paternidad.

El AVE no nos sale por menos de 550 euros, pero es que además estaremos toda la semana sin voiture para movernos, y eso es jodido. Además, hay que sumar desplazamientos desde y hasta la estación de Atocha, y de Málaga a Puerto Banús y viceversa; y eso sin contar con que a la menda le toca desmontar el puto equipaje y repartirlo en bolsas más o menos manejables para correr por los andenes con dos críos y maletas. En fin, qué pereza más enorme. Como diría la Winehouse: No No No.

Comenzamos a mirar Avis y Europcar.

El seat león -grupo C de Capullo- nos sale por 428 euros, que ya está bien la broma del puto scénic, pero bueno, es o eso o quedarnos en casa. A por la Amex, vamos a darle una buena leche, que ya le toca.

Si es que ya nos vale por no haber cambiado de coche hace meses, que 281.000 kms para un carro como ese, y con la tralla que le damos, es una burrada.

Hacemos la reserva: recoger coche mañana, hacer trasvase de trastos (porque claro, bajaremos con el scénic en cuarta), aparcar el scénic por ahí y salir pitando hacia Marbella, recogiendo a mi madre en parada técnica primero en Jaén, que está allí soltando a sus dos nietas en el domicilio familiar, que es en el que están empadronadas. Joder. Ahí es ná.

Y de pronto, investigando el Seat León, que muy posiblemente sea el modelito que nos adjudiquen, me empiezan a entrar los sudores fríos. Eso no es un maletero, es una madriguera donde si acaso, caben unas bragas, y que no sean de cuello vuelto, porque el peaso despliegue que tengo metido en el maletero del scénic, NI DE COÑA. Me tocaría abrir tooooodas las maletas, quitar la mitad de la ropa, conformarnos con no cambiar de zapatos en los 7 días y -quizás quizás quizás- podamos embarcar, siempre y cuando a mi marido no le moleste que la tabla de surf del niño le haga cosquillas en las orejas cada vez que se mueva.

La órdigaaa. Brown de viaje, pronostico. Se me tuerce el hocico, comienzo a perjurar y mascullar por lo bajini, y al final consigo aprobación del pleno familiar para ampliar la reserva a un COCHE de verdad, no a un trasto más apropiado para un veinteañero cuya principal ocupación es ir de copas y que usa el maletero para meter la bolsa del squash y -si eso- las bragas de la novia, porque otra cosa NO.

Al rico maletero

Al rico maletero

Llamo a Avis. Oiga, que este coche es muy pequeño, que por cuánto me saldría un coche -digamos – NORMALITO, para cuatro seres vivos -cinco contando además con que a mitad de camino se nos sube otro a la chepa, y maletas. Pues eso.

Grupo G.

G de Gilipollas.

554 euretes, seguro a todo riesgo incluido -con la suerte que tengo, mejor no tentarla-.

A cambio, nos podrá tocar un Laguna, un VW Passat, un Volvo S40 o similares.

Al menos el maletero es de verdad, y no de mentirijillas, y por lo menos NO me toca deshacer el dichoso equipaje, y descuernarme pensando en optimizarlo. Que el ama de casa está de vacaciones también, qué caramba.

Maletero del Renault Laguna

Maletero del Renault Laguna

Así que mañana bajaremos con el scénic, a ver si nos hace la última merced de llevarnos hasta la oficina de Avis sin palmarla, lo dejamos por ahí intentando que no sea zona de estacionamiento regulado -como lo roben ME MUERO DE RISA-, cogeremos el coche de alquiler, traspasaremos los trastos y nos iremos rumbo al sur, donde una vez más, no pienso levantarme de la hamaca a menos que algún niño se ahogue y -además- sea mío.

Joder, qué estrés de vacaciones… ¡¡¡y el 24 a currar!!! Encima en sitio nuevo, leñes.

Prometo post El Viajar es un Placer II porque visto el panorama, aquí puede pasar de todo.

Silcas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: