Chica nueva II

Hoy, otro día de “induction plan”. Es la primera vez que me “inducen”, y lo cierto es que debería ser obligatorio para cualquier contratación. El asunto consiste en que cada responsable de departamento te dedica una o dos horas -en función de su impacto en tu actividad- y te cuenta lo que hace, su estructura, a qué se dedica, sus penas y sus aspiraciones en la vida. Y eso durante una semana. Resumiendo: el viernes te han contado absolutamente todo -o casi, que yo ya no me creo nada- en cuanto a cómo interactuar con ellos. Lo cual no es moco de pavo, porque lo de aterrizar en una empresa nueva sin tener ni la más remota idea de quién hace qué, suele ser el pan nuestro de cada día.

Es genial. Esto de pasar de una multinacional gigantesca y departamental a una multinacional pequeña y con poca gente -y gente muy joven, además- es como respirar aire puro. El problema es quizá la falta de metodología, y sobre todo, la falta de sistemas de información adecuados y coordinados entre sí, pero en fin, qué le vamos a hacer, nadie es perfecto.

Hoy he descubierto con alegría que tienen intranet. Me encanta mi nuevo amigo “super user”, de algún modo me imagino a un tipo como Wardog, con sus “lusers” y “máquinas”. Correíllo de la chica nueva; que se mua, buenas, que me gustaría entrar en la intranet que me han dicho que existe, pero creo que no tengo acceso al dominio. Me responde. Dame tu IP. Se la doy. Toma pleno control de mi máquina sin cortarse un pelo -veo cómo mueve el ratón por mi escritorio- y me pone la dirección del dominio. Bye bye. Así se hace, eficiencia total. En un pis pas ya tengo todas las presentaciones, whitepapers y morralla variada corporativa. Sí señor, así da gusto.

Hoy “máquina con ruedas #1” y yo hemos tenido una primera desavenencia.

Maquina con ruedas #1

Maquina con ruedas #1

El puñetero BMW (aún no comprendo cómo alguien lo ha puesto en mis zarpas) coge las rotondas de la M-503 como si fuera por raíles, tiene un saque que no veas y me está convirtiendo en toda una macarra al volante. ¿Que entro fuerte en una curva? Bah, da igual. La coge seguro. Y así voy, sorteando paisanos.

De pronto, la luz de la reserva se enciende. Anda, si a este bicho habrá que ponerle gasoil y todo. Pozí. Llego a la gasolinera, es de prepago. Pago 30 euros de gasoil, abro tapa del depósito y procedo a introducir manguera. Niet. No entra. Coñe. Qué pasa. Pues eso. Una especie de lengüeta que impide introducir el mangueramen. Detrás de mí, pacientemente otro coche. Joder, odio quedar como una incompetente al volante. Le pido disculpas desde donde estoy y corro al interior de la gasolinera. Encuentro una chica, amable, gracias a Dios, y viene a ver qué leñes le pasa a la torda ésta que no sabe echar gasofa. Al menos, nos aseguramos de que es Diesel.

Miramos ambas dos la lengüeta con cara de panolis. De pronto caigo en que el coche que está esperando es también un BMW. Me acerco con desparpajo y le pido al caballero que me eche una mano, que si conoce algún truquillo para alimentar a la mala bestia llena de caballos que tengo entre manos y que soy incapaz de satisfacer porque no se deja meter la manguera (dios, qué basto queda ésto).

El hombre se pone a ver si consigue echar algo de sopa a mi carro, y lo consigue, ya lo creo, pero con cuentagotas y sin mover la lengüeta. Lleva echados 6 euros -a este paso nos dan aquí la cena- y de pronto la lengüeta se quita. Joder con los super-luxes, menos mal que a “máquina con ruedas #1” la despacho el viernes, para que me den mi coche definitivo, un Audi A4 ranchera familiar. Qué alegrón cuando me lo dijeron. Justo el coche que hubiera comprado. Casi salto encima de la mesa de RRHH y le planto un beso en los morros.

Así que haciendo balance de mis primeros tres días:

Cosas a las que me tengo que acostumbrar:

– Llevar la tarjeta de acceso colgando del cuello hasta para ir al baño. Soy un espíritu libre, caramba. Eso de las puertas cerradas lo llevo fatal, y si son de acero, peor aún.

– Pasar mogollón de puertas de seguridad para ir a ver a cualquiera, están repartidos por varios edificios y plantas de una forma kafkiana.

– Compartir despacho con otros 3 mancebos. Al menos son majetes y están calladitos, lo cual es de agradecer.

– Inexistencia de IT, Sistemas de Información o cualquier cosa pelín más avanzada que el excel. En fin, tendré que acostumbrarme al método rupestre, que no es para tanto. Total, para cometer tropelías y excesos ya está el SAP, que por supuesto, ni les suena. Mejor.

– El laberíntico parking. La leche. El primer día salí y volví a entrar de pura chorra.

– La marcha atrás de “máquina con ruedas #1”. La joía no entra a menos que Hulk la empuje, y ha estado a punto de ocasionar un estampe frontal contra la pared de mi plaza de parking.

Cosas a las que me acostumbraré:

– El catering de Viena Capellanes. Está todo buenísimo, así que me temo que engordaré como una vaca si se me ocurre visitar la cantina más de la cuenta.

– Tener desde el primer día coche, plaza de parking, portátil, blackberry y email corporativo.

– Conducir cochazo. El problema vendrá cuando me toque llevar un scénic o así, me fostio seguro.

– Tener más o menos controlado quién hace qué en la organización y dónde vive.

– Currar con gente joven. Caramba, es todo un cambio. Eso sí, seguiré con Administración Pública, así que tendré que lidiar con mis queridos Usaurios, una vez más.

Por lo demás, estoy cansada hasta la saciedad, porque el nivel de atención sostenida llega a agotarte. Y ya que la gente te dedica tiempo, lo suyo es prestarles atención.

En fin. Que casi ni tiempo de mirar la prensa, aunque para lo que hay, casi mejor no saberlo.

Silcas

Anuncios

6 comentarios

  1. Uuuy administracion publica, pense que ya que ibas a empresa nueva tocaria sector nuevo… en fins….

    Yo me corto un poco en contar detallitos de mi dia a dia laboral, salvo hoy…….

    Ahhh los cursos de induccion, suerte que te lo dieron en persona, a mi me toco hacerlos via DVD con respecto a personajes que estaban en la matriz en Seattle en su momento. Pero aun asi, extraño ese animo de la organizacion por ponerte la camiseta desde el primer dia, asi da gusto 😀

  2. Oye, pues viendo la lista de cosas a las que tener que acostumbrarse y cosas que se acostumbran solas, sale muy buen balance, tiene buena pinta.
    Mucha suerte en esta nueva aventura!!

  3. Ernesto, lo tuyo con la inducción vía dvd tuvo que ser de traca!!
    Oraculador, ya te digo si me podré acostumbrar, menuda diferencia. ahora bien, ya veremos cuando me adjudiquen algo, ya… voy a sudar tinta china!!!
    besotes a ambos
    silcas

  4. La verdad es que yo también me acostumbraría a esas cosas en muy poco tiempo! xD
    Por cierto, la frase: coge las rotondas de la M-503 como si fuera por raíles, la has sacado de “Pretty Woman”, no? xD

    Besos.

  5. Síiii señora, Nibun, efectivamente!!! el super tordo de richard gere que es incapaz de llevar un lotus con cambio manual, y la churri hiperlista que se sube y pilota que no veas.
    Pos eso, pero sin richard gere, que para lo que servía el hombre, jejeje.
    besitos

  6. El 1 de Septiembre suele ser como el 1 de Enero, momento de replantearse muchas cosas, volver al gimnasio (o en tu caso empezar a “correr”), aprender inglés (ese es mi caso pq. vamos…), buscar un mejor trabajo (pero en los tiempos que corren…) y en general intentar cambiar algo que nos ayude a superar la monotonía que nos suele invadir de Lunes a Viernes.

    Así que el INICIO suele ser un día muy duro para muchos (sobretodo por la cantidad de veces que tendremos que escuchar aquello de “Síndrome Postvacacional” en la tele y vaya si es verdad…)

    Me alegro muchísimo tu nuevo “change”, por supuesto si es a mejor 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: