Lleno, por favor

Oh maravilla de las maravillas, esto de los coches de renting.

Hoy he llevado a mi pequeñín al médico, léase a “criatura con ruedas #3” al garaje, para que le cambiaran los zapatitos. Eso de llegar, que te cambien las ruedas y no pagues ni un duro, MOLA. Es como llegar a la gasolinera, pedir que te llenen el depósito y no preguntar ni cuánto es. Me han puesto 4 neumáticos como 4 soles para que no vaya matándome (las ruedas delanteras estaban realmente mal)

La verdad es que ha sido justo a tiempo, porque precisamente hoy ha tenido lugar el diluvio universal por la carretera de la coruña. Y yo iba como una loca sorteando coches para llegar a tiempo a MRW para recoger mi pedido maravilloso de Privalia, un peaso vestido de Berhanyer que me autorregalé con vistas a mi cumpleaños  y que milagrosamente, iba a llegar a tiempo para tan magno evento.

Este es el vestido:

Vestido Elio Berhanyer monísimo

Vestido Elio Berhanyer monísimo

Bonito, sencillo, clásico, un fondo de armario, vamos.

Os pongo el detalle del lazo-cinturón, para que entendáis hasta que punto se me dislocó la mandíbula cuando ví lo que me habían enviado:

El lazo-cinturón

El lazo-cinturón

Ideal de la muerte, no?

Pues muerte (a Privalia) es lo que pensé cuando me lo probé y me fui dando cuenta de qué clase de basura me habían enviado.

Primero, el vestido se lo debió probar la Ballena Wally o la prima de la vaca Molly, porque tenía descosidas las pinzas frontales por dentro, justo donde empezaban DOS peaso agujeros horrorosos por los cuales pretendían que pasara el lazo -naturalmente un lazo mierdero de lencería, que podría servir para atarle una coleta a mi hija, pero que de cinturón no tenía absolutamente nada. Resumiendo: me pongo el vestido y frontalmente quedan dos agujeros del tamaño de mis pulgares con una especie de cordón en el que se había convertido el lazo, dejando a la vista mis prietas carnes de la talla 40. O sea, por snupy: Que digo yo que lo suyo sería a) que el lazo-cinturón llevara algún tipo de entretela o similar, y que b) pasara por las entretelas del vestido y que lo que viera una vez puesto fuera tela negra, y no mis carnes, que no es un vestido de gogó, precisamente. Que al hacer el apaño, se olvidaron de ponerle el forro, digo yo.

Esto de que envíen mierdas cuando compras un vestido de una marca decente y por el que pagas 140 euros, JODE QUE TE CAGAS. Yo los mato. Primero porque el vestido me gustaba mucho y lo tengo que devolver, y encima me han clavado una pasta, de la cual me van a abonar hasta el último duro.

En fin, balance de hoy: coche con zapatos nuevos y la nena sin vestidito negro de regalo de cumpleaños. Tendré que autorregalarme otra cosa.

Snif.

Silcas

Anuncios

2 comentarios

  1. Por eso me gusta comprarme la ropa in situ…así me ahorro disgustos 😛

  2. Desde luego. Y no sólo por el hecho de que lo que te llega a veces no es lo que esperas, sino que pueden tardar 3 semanas en enviártelo.
    Pero rara vez me ha fallado una compra -todo hay que decirlo- y siempre me han admitido una devolución. Y el precio… caramba, es que merece la pierna.
    Eso sí, lo del vestidito no tiene nombre… qué rabia!!!
    Un besico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: