Oído de dragón

Esta madrugada he estado a punto de despellejar a mi hija.

Que tenga pesadillas vale, que venga a informarme de su acontecimiento, bueno. Pero que se dedique a encender todas las luces de la casa, soltar al perro y despertar a su hermano a las 3 am, pues no. Rotundamente no.

Hoy -decía- la he pescado en plena faena, llevándomela a su cama de las orejas, mientras mi pobre hijo trataba de volver a conciliar el sueño.

La madre que la parió. Lo a gusto que se quedó.

Por supuesto, no pude volver a dormirme.

Por la mañana, en pleno fregado desayunil, mi hijo viene medio dormido a verme. Mamá, tienes oído de dragón, me dice. Me parto, ¿cómo dices??? Que tienes oído de dragón, lo oyes TODO.

Nos ha jodido. Las mamás lo vemos TODO, lo oímos TODO y lo sabemos TODO, principalmente TODO lo que nuestros hijos tratan de ocultarnos.

Sobre todo eso.

Pues ya sabéis. A partir de ahora, soy “oído de dragón”.

Silcas

Anuncios

2 comentarios

  1. Qué jodía tu hija! xD

  2. Ni te lo imaginas… !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: