Reyes Magos Show

Pofin.

Acabaron las fiestas. Hoy es 6 de Enero, Reyes, y mañana volvemos a la normalidad.

Me ha encantado -por cierto- esta imagen captada -según dicen- en un balcón del sevillano barrio de Triana:

Que se joda el Barbas

Los enanos han amanecido a las 10:20, lástima que a las 09:30 su abuela se haya anticipado y nos haya llamado preguntando si ya estábamos despiertos. Ahora sí, he respondido. Nos hemos vuelto a dormir hasta que los enanos han dado señales de vida. Qué estrés ayer. Los enanos en las camas, pero a veces el mayor se levantaba. Y mientras tanto, subiendo regalos del sótano, claro. Menos mal que ya estaba todo empaquetado, que si no…

Y la cabalgata. Ay, la cabalgata. Dos grullas septuagenarias trataron de quitarle el sitio a los niños, que estaban sentados en la acera, en primera fila. Manda nísperos, la gente cómo es. Así que me puse de parapeto y me dediqué a darle culazos a la individua, que encima tenía un arte cazando caramelos que no veas. Con el paraguas abierto, la tía. Joer, so cabrona, deja los caramelos para los peques, que ya te vale. Como cada año, ya es tradición, mi hijo ha sido entrevistado en directo, esta vez por Telemadrid, el año pasado fue la SER, vamos mejorando. Qué tendrá este niño, que tiene “gancho” para la prensa. Lo veo ganándose la vida en el Gran Hermano del futuro, o la isla de los pringosos, yo que sé.

Y qué dolor de cabeza tengo. Llevamos un descontrol horario notable, junto con falta de sueño.  Ha sido nuestra hija de 5 años la que ha entrado en tromba diciendo que los reyes habían dejado una moto en el salón (la bici del enano, claro, que a los ojos de la peque parecía la moto del jinete fantasma) Los peques han disfrutado de su mañana de reyes como locos, siendo los mayores éxitos los siguientes:

– El trineo de 11 euros comprado en Carrefour. Alucinante, los críos sí que saben o intuyen con qué pueden romperse algún miembro con facilidad. Triunfo total.

– Busto de maquillaje y peluquería de 12 euros, listo para ser pintarrajeado y peinado, y que además no se puede defender. La peque se ha puesto a aplaudir como loca, es el primer juguete que ha abierto.

Ahora toca ir a comer a casa de los suegros, y con eso DAREMOS POR FINALIZADA LA NAVIDAD y volveremos a ser personas normales. Dice cónyuge A que se va a poner a régimen de hospital. Lo cierto es que lo que más apetece son verduras y pescados a la plancha. Estoy de comida pesada y grasienta hasta las narices.

Mañana a currar otra vez. Menos mal que pasado es viernes, y NO PIENSO MOVERME DE CASA y como propósito de año nuevo, a partir de ahora la compra se hace por internet. También voy a contratar una chica por horas para que pase por casa un par de días por semana, no vuelvo a tirarme una hora limpiando un cuarto de baño, realmente los especímenes que encontré no sabía si matarlos o adoptarlos. Eso sin contar con la panzada de plancha que me pegué el domingo. La montaña de ropa sucia era más alta que mi hijo.

Y ahora voy a bañar a la peque, que está más bien cochambrosa.

Silcas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: