Te pillé

“Mucho tiempo has vivido en la sombra, rey Theoden” -le decía Gandalf, mientras expulsaba al malvado Saruman del monarca.

Pues eso mismo; mucho tiempo te has librado de las multas, chatina, parecía decirme el guardia civil, y ahora te toca apoquinar.

Vayamos por orden.

Lunes, in the morning. Primero, mi jefe me pone un SMS para poner en mi conocimiento que -oh disgusto, oh desolación-, me da plantón en una reunión importante de la muerte con un jefazo de compras de un organismo público. Alone again, naturly. Primera reacción, cagarme en todo lo que se menea, con posterioridad me entero de que tiene la espalda bien jodida, y que el pobre está que no puede casi ni coger el coche.

Después, uno de los experimentos derivados de mi atracón de vídeos-tutoriales de belleza tuvo un efecto no deseado. Traspasé unos polvos de sol de bobbi brown, que venían en un envase más bien ortopédico, a uno glamuroso y muy majete de Dior, que tenía por ahí vacío y arrinconado. Y cuando fui a usarlos esta mañana, no reparé en la incontestable e impredecible levedad de los polvos, que hizo que en cuanto unté la brocha “kabuki” o como coño se llame en dicho ungüento, saltó cual “Yakuza” asesina, salpicando de polvos mi traje, el suelo del baño y mi humor matinal, que derivó en un “cagonlaleche” que fue perfectamente escuchado por mis hijos, los cuales se regocijaron del tropiezo materno y lo celebraron con grandes alharacas. Mamá, eso no se dice, me repetían a dúo. Joíos. Están como perro y gato excepto cuando el enemigo es mamá, en cuyo caso hacen causa común.

Y así salía yo por la mañana, toda empolvada, día radiante y primaveral, con un solazo que entraba por la ventanilla del copiloto.

Tomo la carretera en dirección a la A-6, y al paso de uno de los picaderos de caballo cruce de perro y mula, dejo a mi izquierda un vehículo oscuro, sucio, feo y cochambroso, que estaba allí aparcado con un churri dentro, medio metido en una acequia. De pronto, un inquietante destello a mi paso. Huy. ¿El reflejo del sol? No, maja, no. En la rotonda del polígono, un guardia civil, todo mono él, me da el alto. Reprimo el acto reflejo de hacerme la loca al estilo Telma y paro.

Carné, por favor. La órdiga, mal rollo. El tío vuelve. El motivo de darle el alto es que iba usted a 115 en una carretera limitada a 90. Genial. Me instruye: son 100 euretes, con el descuento por pronto pago 70. Pues nada, le digo, a pagarla. Si quiere usté recurrirla… No, para qué. Me han pescado ustedes con las manos en la masa, para qué liarla. La pago, me olvido y punto. Sólo por los cientos de veces que no me han parado yendo mangada, o bien con copas, pues ya me compensa, así que me limito a considerarlo como una pequeña franquicia por mis tropelías al volante y olvidar el tema. Naturalmente, me guardo muy mucho de compartir estas filosofía con el guardia civil, no vaya a ser que me pegue un GPS de estos que te siguen y me encarcele para toda la eternidad.

Mientras tanto, maniobro con el móvil, avisando a Cónyuge A, que debe estar a punto de salir de casa con el churumbel, no vaya a ser que lo pesquen a él también y la cosa comience a doler que te cagas al bolsillo familiar.

Claro, es lo que tiene, ponen a Criatura con Ruedas en mis manos, y el pasar de un manovolumen cascao a un cacharro reluciente como este, tiene su precio, sobre todo para mí, que soy más bien ligera de pedal.

Pues hala. Ya me han multao, la primera vez en mi vida, por exceso de velocidad.

Pa habernos matao.

Silcas

Anuncios

3 comentarios

  1. Qué mala suerte, Silcas!!! Pero qué bien que me lo he pasado leyendo tus aventuras y desventuras al volante, jajaja…

    Con lo bien que escribes y con ese salero que gastas al contar tus peripecias, ¿cómo es que no te has animado aún a escribir una historia para MTEH?

    Gracias por alegrame el lunes!!!

    Un besote

  2. Chica, esto de escribir las desgracias de una, es hasta terapéutico, te lo juro.
    Pues mira, me has dado una idea, cualquier día escribo algo!
    Un besazo

  3. Quedan solamente dos días y unas horitas!!! Para lo del concurso de historietas de Esdemarca, digo. Como has puesto “cualquier día escribo algo”…

    Los regalos están genial. A mí lo que no me va es lo de hacerme la fotiki de rigor con el premio que toque. Pero, bueno, de momento no me preocupo mucho. Como nunca me toca nada, jajaja…

    Por cierto!!! Te sigo y te leo desde hace tiempo pero hasta ahora no había hecho ningún comentario en tu blog. Me encanta!!!

    Te dejo que ando liada con las tarjetas de felicitación de mi chini, que celebra su cumple el viernes y aún no las hemos terminado!!!!!!!!

    Un besote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: