Saturno Vs Perez

Por fin he acabado mi periplo -jueves Barna, viernes Sevilla- y reposo cómodamente en mi hogar mientras la una se traga Cenicienta por quincuagésima vez y el otro se ilustra con una serie sobre Bakugans.

El jueves por la noche, además de grandes “oohs” y “aaahhhs” cuando vieron las gominolas gigantes que les llevé desde la feria de Turismo, tuvo lugar un magno acontecimiento, consistente en la caída del primer diente de leche de mi hija.

Super huevos fritos de gominola

Mamá, mamá, ¡¡se me ha caído el diente!! Tras festejarlo adecuadamente, le pregunto por el susodicho diente para colocarlo bajo la almohada y que el Sr. Pérez proceda a su retirada y pago. No lo sé, mamá, me parece que me lo he tragado. Se le ha debido caer por ahí, no tiene ni sangre en la encía. Procedemos a escribir la correspondiente misiva al Sr. Pérez informándole de que el díscolo diente es posible que se encuentre en el estómago de la propietaria, y hasta ahí, todo bien salvo una cierta ansiedad por parte de mi hija, que se imaginaba al ratón con un cuchillo asaltando su cama en plena noche.

Una vez dormidos los enanos, Cónyuge A se ocupa de esa bonita labor consistente en sacar al monstruo a hacer su último pis antes de dormir, para lo cual casi siempre echa mano de las gominolas de los críos que están en el denominado “armario de las gominolas”. Claro, al ver las super-gominolas gigantescas, no puede resistirse, concretamente escoge una en forma de huevo frito,  precisamente la que nuestra hija mordisqueó y dejó para otro día -no me extraña, es del tamaño de su manita.

Al pegarle el primer bocado -o eso me contaba después mientras yo lloraba de risa- encuentra que algo inesperado está dando vueltas por su boca. Hay que fastidiarse, piensa, mañana tengo que ir a que me terminen la endodoncia ¡y ya me he jodido otra muela! Procede a extraer el cuerpo extraño y al mirarlo y remirarlo comienza a pensar que es un trozo un poco raro para ser parte de una muela. Y que además tiene un poco de sangre en la base. De pronto comprende que se trata del diente de nuestra hija, que se quedó clavado en la gominola (claro, ahora comprendo porqué la dejó, se había hecho daño y ya no la quiso). Y así fue como cónyuge A se convirtió en la versión moderna de Saturno devorando parte de sus hijos o bien en un competidor de Pérez, el cual debía estar agazapado en una esquina de la cocina acordándose de su santa madre.

Ser ratón pérez es duro...

Luego me llaman a la estación, donde la catatónica madre de la criatura está esperando la salida del Ave a Sevilla. Mamá, mamá, que ha venido el ratón y me ha dejado 20 euros. Joder con el ratón, esto de que te pille sin efectivo o billetes más pequeños en casa pone las tarifas por las nubes, ya podría aceptar visa o pay-pal el muy cabrón. A mí me dejaban 25 pesetas -parezco mi abuela- y listos.

Afortunadamente, acabó la semana, que tanto madrugón casi termina conmigo. En Santa Justa, miraba con nostalgia la Sala Club del Ave, donde recalaba cuando viajaba en Preferente, en mi anterior empresa. Vaya idiotez, ir en turista. Pienso hacer un estudio detallado de amortización de los 70 euros de diferencia en términos de horas trabajadas, utilización de la wifi de la sala club y posibilidad de carga de los móviles y pdas. Menos mal que la reunión fue estupenda y luego estuve comiendo con mi amiga Jugue, en la Taberna del Alabardero, donde nos dieron de zampar divinamente.

Luego, al AVE, oootra vez. Y qué les pasa a los del Ave con las pelis; ayer tocó G-Force, y hoy La Edad del Hielo 3. Así íbamos todos los trajeados, hasta las narices de currar, con los auriculares puestos y riendo las gracias de Scratch y sus colegas.

Y con esto y un bizcocho, se acabó la semana. Que ustedes lo pasen bien.

Silcas

Anuncios

2 comentarios

  1. Hola Silcas,

    Este episodio del diente, merece la moneda auténtica!!:

    http://www.ratoncitoperez.com/de-compras

    Sí, lo se.. en tiempos de crisissss, que te voy a decir… qué yo también la he comprado?? po ziiiii…. (modelo peq. 🙂 )..

  2. Jajajajajaja, me parto contigo, chica!!
    aqui la que se merece una monedica soy yo, la sufridora!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: