Que vivan las gordas!

Tengo una compi en la oficina guapa como ella sola, que sin embargo está fondona. Digamos que está realmente fondona, tirando a obesa. Seamos francos, tiene un sobrepeso bastante considerable, como además de guapa es una cachonda mental, dice que su madre le dice que a ver si espabila “que va a romper el envase”.

Y como la mujer, además, es lista, es consciente de sus dimensiones corporales, y charlando con ella nos cuenta el círculo vicioso en el que se encuentra enganchada: curra como una bestia, no tiene tiempo para ir al gimnasio ni para salir a correr, porque encima llega a casa tardísimo. Y por tanto, come de sandwich, y como además tiene un curro sedentario, pues así le luce el pelo.

Y hoy me he acordado de ella porque estaba hociqueando en Privalia, mirando una venta de bikinis (solo mirando, que en mis últimas incursiones en Bokamanga ya me he equipado para este verano y los próximos cuatro), cuando me encuentro con esta monada por 16 euros:

Voy a engancharlo inmediatamente, presa de la codicia, cuando al pinchar en las tallas me encuentro con que son de dimensión “carnosa”, es decir, te jodes, flaca, que esta monería no la tenemos para tí, una 100 de sujetador (ni de coña) y una xl de bragón -eso se me cae-.

Hala, jódete y baila.

Por si fuera poco, me llega el boletín mensual de Amantis, y FLIPO en colores con lo que me encuentro. Ole por Amantis, sí señores, deberían recibir subvención de Bibiana Aido, a eso le llamo yo fomentar la igualdad.

Atentos, ¿eh?

Body para entradas en carnes

Body para cachondas entradas en carnes

Hala, ahí estamos, sí señores!!! Tanta kate moss y tanta esbeltez y tanta gilipollez, si al final, qué mas da. Que seguro que si nos quitan la tele y las puñeteras revistas de moda, viviríamos todas encantadas con nosotras mismas. Que manía, qué ganas de sufrir con tanto laser vela, pinchazos de mesoterapia y la biblia en pasta.

¿Es que ellos son perfectos? Porque anda que no tienes mas que bajar a la playa para ver que cualquier cuarentañero (lo de cuarentón me suena a pitopausia)  padre de familia tiene un tripón que parece que el que ha parido a los niños es él! 😀 Eso sin contar con los cuatro pelos que les suelen quedar a esas alturas, o la chepa que a veces comienza a asaltarles de tanto llevar el peso del mundo sobre los hombros.

En otro orden de cosas, tras la comunión de ayer y posterior cena en casa de mi hermana, abordo la jornada de hoy con una duda metafísica. Ya me han traído las maravillosas jardineras para poner florecitas en la terraza, con sus hierros correspondientes, así que el plan era ir a buscar pelargonios en abundancia para rellenar las mismas. Y son enormes, las joías, lo menos me caben 4 o 5 plantas en cada una.

Pelargonios

Y salgo, y hace un frío QUE TE CAGAS, ayer llovió lo que no está en los escritos, y yo con espardeñas, claro, como no; y miro al suelo y lo que veo me hiela la sangre en las venas, joder, no me siento con fuerzas, la ciénaga de Schreck está más ordenada. Pasen y vean:

Mi terraza - cienaga

Así que temblando con la rasca mañanera, decido que ANTES de introducir ningún tipo de ser vivo en la terraza, hay que deshacerse de los cadáveres que el crudo invierno ha dejado tras de sí. Y para eso necesito el saco del “Hombre del Saco” como mínimo, para meter las plantas muertas, las macetas, la tierra putrefacta y la mierda acumulada.

Y no, no me siento con ánimos hoy, y menos con este frío, que tendría que salir con guantes y bufanda a deslomarme. ¿Pero es que el clima está loco o que? Coño, que ya estamos en mayo, ya vale de frío, que una no sabe ya ni qué ponerse!!!

Y además, tengo que currar, el martes entregamos oferta y no tengo hecho más que el esqueleto, ya me han enviado los precios del invento, pero antes siquiera de tener el privilegio de contemplarlos debería empollarme el “Call Center para Torpes” que mi bienamado jefe  me ha entregado con la indudable intención de que me lo leyera. Porque si no, tanto daría que cantara al cliente el “sardinas frescues”, mis sardinitas que ricas son son de Santurce las traigo yo. Y no, no creo que cuele.

Y además, hoy viene a comer mi suegro, y aunque cónyuge A ha dejado preparadas unas lentejas, tendré que bajar al super a por una carne para plancha. Y son las 12:45 y aquí sigo, en pijama, con el chucho a mi vera, y sin duchar.

Voy a bajar al super hecha una guarra, con la esperanza de que a Brad Pitt no se le ocurra pasar a comprar morcillas de burgos para darle a Angelina, adquiriré el pan y las carnes, y luego me meteré en la ducha.

Espero que los cadáveres de la terraza no resuciten y vengan a buscarme, miedo me da…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: