Diez reglas a romper

Magnífico hallazgo en el Yahoo. Aquí os lo copio, el enlace y el texto. Cómo mola!

http://es.noticias.yahoo.com/blogs/salud_consumo/diez-reglas-a-romper-para-una-relacin-de-pareja-feliz-p14590.html

Feliz viernes!

******

Casi siempre se habla de reglas demasiado tópicas para conservar un matrimonio, y ante el miedo de la ruptura del matrimonio terminan cometiéndose errores que lo único que logran es lo contrario de lo que quieren.

Empecemos a romper con ciertas reglas sin miedo, porque lo único que pretendían esas “reglas de etiqueta del matrimonio” era guardar una imagen ante la sociedad sin importar el deterioro interno que sufría la pareja, y todo debido a la hipocresía. Seamos más sinceros.

1. Si están enfadados a la hora de dormir, duerman.

Por lo general cuando se va a la cama es cuando uno ya está cansado. ¿Se imaginan resolviendo un problema o hacer una tarea en estas condiciones? Pues lo mismo sucede con los problemas maritales. Cada cual por su lado, mañana será otro día y entonces sí se buscará el momento propicio para ajustar cuentas.

Gran consejo. Qué manía, la gente que insiste en discutir cuando uno está hasta las narices del día de hoy. Como decía Escarlata O’hara, mañana será otro día.

2. No hay que ser honesto al cien por cien.

¿A quién le gusta que le digan que su ex lo hacía mejor en tal ocasión; que su ex era mejor en esto o en lo otro? ¿A quién le gusta que su pareja le cuente que acaba de tener una aventurilla? Ojos que no ven -y oídos que no oyen- corazón que no siente.

Eso aplica principalmente a los temas relacionados con: Arrugas, Celulitis, Gordeces, Calvicies y demás monadas que los años nos van poniendo encima. “Estoy gordo? No cariño, es que estás cerca.”

3. Irse de vacaciones separados.

¿Por qué todo debe de ser siempre juntos? ¿Y si uno quiere bosque y la otra playa? ¿Acaso está mal que de vez en cuando se tomen unas vacaciones o un fin de semana el uno sin el otro? Se quiere hacer todo en “comandita” por miedo a estar solos. Separarse por algún tiempo casi siempre fortalece la relación porque se aprecian los valores de la otra parte cuando no se los tiene.

Pozí. Una semanita con las amigas o con los papás para que la cuiden a una y que las bestezuelas se apañen. Grandioso.

4. Discutir de vez en cuando es lo más sano.

Una pareja que se pasa discutiendo todo el tiempo es tan malsana como la que no discute nunca. La discusión fortalece las relaciones. Comprobado que los que se callan las cosas terminan por explotar con consecuencias fatales y son más propensos a la separación.

Más que sano es inevitable e ineludible y forma parte de la vida misma. Pero claro, como para estar todo el día discutiendo por todo, joer, tampoco es eso que AGOTA. Combinar con la regla nº 2 (no hay que ser siempre honesto al 100%).

5. Los niños no son lo primero en la pareja.

Los niños, aunque en apariencia fortalecen el matrimonio, terminan por minarlo. La pareja dedica el 100% del cuidado a los mismos, descuidando la relación de pareja así como el cuidado personal. Hay que tomar un tiempo libre y dejar a los niños un rato a su aire, que con las debidas precauciones se divertirán en su habitación con sus juguetes, y la pareja con sus juguetes para adultos.

Correcto. Que maravilla, dejar a los pequeñuelos abandonados y sumergirte en una bañera llena de burbujas. O empaquetarlos a dormir a casa de los primos mientras tú te relajas en un 4 estrellas con Spa incorporado. Magnífico consejo.

6. Camas separadas, parejas alargadas.

Y si pueden ser habitaciones separadas aún mejor. Es un mito de lo más cursi ver a la pareja dormida, abrazándose como dos tiernos angelitos. ¡Qué incómodo! Después de 30 minutos cada uno está por su lado ¿Y si ronca? La peor maldición que puede sufrir el otro; y si es de fácil insomnio la ruptura está asegurada. Se descansa más, comprobado, cuando se duerme solo.

Sin comentarios. La puta realidad. Yo en realidad necesito una suite para mí, mis potingues y no digamos ya mis zapatos. Bueno, la verdad, un pisito de soltera me vendría de lujo para retirarme a mis aposentos cuando estuviera a punto de degollar criaturas.

7. Compartir diferentes hobbies.

Si ambos comparten la misma pasión felicidades. Pero es algo como lo de las vacaciones: tiempo para estar a solas o con personas distintas disfrutando algo que uno ama al máximo.

Ves? Efectivamente! No te empeñes en que haga ejercicio contigo o que me aficione al Pokerstars, o me empeñaré en que aprendas a hacer punto de cruz.

8. Nada de “siempre la mejor sonrisa para tu pareja”.

Uno es como es, y si tienen ganas de estar serios, ¿por qué se ha de sonreír y viceversa? Uno debería ser feliz sin máscaras o con las mínimas. Mostrarse a la pareja resulta lo mejor, porque fingir es muy cansado. Ya se finge mucho a diario con todo el mundo como para también hacerlo con la pareja. Lástima y pobres de aquellos que tengan una pareja cuyo estado de ánimo natural es la mala leche…

Hombre, ya, pero poner cara de conejo todo el día… tampoco es plan, digo yo.

9. No intentar ser los bufones del otro.

Cuando se inicia una relación se trata de ser gracioso y agradable al cien por cien, pero esto no es lo óptimo. El modelo de pocos momentos de “excitación” y muchos de tranquilidad o aburrimiento -como se le quiera llamar- es mucho mejor que el contrario. El segundo, es decir el de muchos momentos de excitación, movimiento y actividad en vez de tranquilidad o aburrimiento “termina cansando”, dicen los expertos.

Hein? Mande? hay gente que hace eso??

10. Alguna aventura esporádica.

Si en ese largo y azaroso camino que es la vida de pareja se llegan a tener distracciones en forma de pequeñas aventuras, éstas pueden fortalecer la relación de pareja porque actúan como “refrescos”, y estos descansos son los que dan la fuerza para seguir adelante. Claro, siempre y cuando uno no termine enamorándose de una de esas aventuras y deje entonces a su pareja formal.

Huy! Que entramos en cenagales pantanosos, en berenjenales y en jardines. Me reservo mi opinión.

Por Carlos Gutiérrez.

Enhorabuena Carlitos, magníficos consejos.

Anuncios

Una respuesta

  1. Yo tengo un artículo de este señor, que también es muy bueno. Más de uno debería de aprenderlo antes aplicar las diez reglas a romper.Ahí va:

    En pleno siglo XXI y no sabemos que el clítoris, al igual que el pene, consta de glande y cuerpo ¡Incluso de prepucio! Es más, mide más que muchos penes, pese a quien le pese. ¡Trece centímetros!

    El pene, además de sus funciones sexuales las tiene de desecho, para orinar. La vagina igual, puede albergar un pene, pero también es el canal del parto. Mientras que el clítoris tiene la única función de dar placer sexual a la mujer. En otras palabras: el clítoris es puro sexo, o sexo puro, como quieran verlo.

    Como breviario cultural, la palabra clítoris tiene su origen en la palabra griega Kleitoris, es decir, montaña pequeña.

    La gran mayoría de los hombres, pobres ilusos, piensan que solo es “llegar y meter”. A continuación veremos unos detalles, que si se aprenden bien llevarán a la mujer a éxtasis inimaginables por muchos y muchas. Aunque no lo crean, cantidad inmensa de mujeres llegan a los treinta, a los cuarenta… sin haber experimentado un orgasmo, y algunas se van a la tumba sin haber gozado esas mieles del sexo. A veces pienso que el epitafio de “Murió sin haber amado” debería aplicarse no sólo a las que se considera vírgenes.

    Acariciar el clítoris es un arte, y no crean que hay receta universal, cada mujer tiene su secreto que hay que arrancar. “Cada maestrillo con su librillo”.

    ¿Cuál es la clave? No lo van a creer. Comunicación, que su pareja les diga, los oriente, los guíe y vayan explorando los caminos para llegar a edenes que quizá jamás habían explorado.

    Antes de comenzar os pido que visiten las siguientes dos páginas donde se describen muy bien las partes de la anatomía sexual femenina incluido el clítoris. Clítoris 1 y clítoris 2. Analicémoslos para entendernos bien.

    ¿Ya? Comencemos. Una vez localizado el clítoris ahí es donde debemos actuar. Quizá el momento de máxima excitación es durante el orgasmo, en estos momentos, el glande del clítoris puede pasar de medir medio centímetro a alcanzar el centímetro y medio. No confundir los 13 centímetros arriba mencionados, en ese caso hablamos de todo el clítoris: glande, cuerpo y raíces.

    Al igual que el pene que se hincha gracias a sus cuerpos cavernosos que se llenan de sangre, lo mismo sucede con el clítoris, que puede tomar la forma de un pene pequeño.
    La mujer, para excitarse, necesita algo más que la penetración, incluso que el acariciar el clítoris de manera correcta. La mujer necesita caricias, mimos y palabras bonitas. Entonces, antes de “ir al asunto” debe existir este ritual. ¡Hombres desesperados! Paciencia y probarán las mieles de una mujer excitada y satisfecha.

    Como mencionaba líneas arriba, cada mujer tiene su truco. Una vez hecha la “labor de excitación” el clítoris se encuentra más receptivo para las caricias o el frotamiento.

    Para algunas mujeres el acto de la penetración, además de estimular puntos internos, como el punto G, es muy excitante porque en ciertas posiciones sexuales, el pene rozará al clítoris al penetrar una y otra vez. Esto sucede con el 20 – 30%. Otras féminas necesitan aparte del estímulo de la penetración la manipulación digital del clítoris.

    Sin embargo otras, por encima de la penetración, su principal modo de alcanzar el orgasmo es a través de la estimulación directa del clítoris.

    ¿Cómo acariciar el clítoris?

    Disculpad la larga introducción, pero era necesaria para poder entender y aplicar lo aquí escrito. Por cuestiones de espacio nos es imposible seguir. En el siguiente artículo os hablaremos de las diferentes maneras de acariciar el clítoris: Masajes circulares, de arriba hacia abajo, masturbando el clítoris, sexo oral sobre el clítoris, anillos vibratorios, etcétera.

    Por: Carlos Gutiérrez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: