Cenas de mujeres

Revolucionados tenemos a los cónyuges con eso de que esta noche, dios mediante, nos vamos de cena y copeo las cinco churris -5 hermosos ejemplares-, que ya nos toca.

Eso sí, para que no se quejen, los dejamos equipados con copitas, póker y patatas fritas. Y hala, ahí os quedáis, como tiestos de geranios.

Y lo de salir en mayo, es una gran putada, porque ¿qué demonios te pones? Es un mes asqueroso, sobre todo cuando llega el calor de golpe -como es el caso-. Una está blanca como las lechugas, pero además, no te puedes untar de autobronceador tus blanquecinas piernas porque la sesión de láser pre-veraniega está al caer y más te vale estar todo lo blanca que puedas si quieres que funcione bien. Y claro, si es falda o vestido, toca ponerse medias para no quedar espantosa. Claro que las medias con sandalias o zapato veraniego quedan rarísimas. Los vestidos de algodón se pegan a las medias y se van retrepando mientras caminas. Y tampoco puedes hacer un apaño con una combinación, porque te cueces.  Así que a por los vaqueros o al menos un pantalón, que quedaba monísimo con botas pero a ver con qué coño lo combinas ahora. Por no hablar de la zona superior; brazos y escote, más blanquez que te crió, las carnes al aire ni soñarlo, que estás asquerosilla, así que las opciones de ropero son más bien escasas.

En estas elucubraciones estaba yo esta mañana, mientras hacía mi ronda de recados habitual incluyendo visita a correos, a la modista a recoger un vestido que he acortado (el cual no sé si me pondré porque es blanco con flores y para salir por ahí, queda raro. Es mono, pero no para esta ocasión.

Luego me acerco a tiendas aurgi a por aceite para mi bólido. Está hecha una peaso alcohólica, la criatura con ruedas ésta. Que no me digan los del taller Audi, NO ES NORMAL, un carro que cada mes y medio se bebe medio litro de aceite, así sin despeinarse. Y no le hago tantos kilómetros, ni le doy zapatilla. Hace tres días se me encendió el testigo del aceite -joder ya estamos- y como tengo un renting cutre hasta la saciedad, me dicen que el taller me proporciona el aceite, pero que no me lo ponen porque no me cubren la mano de obra. Qué obrerez de renting, por Dios.

En fin. Así que decido comprar un botecico de aceite para llevarlo en el maletero, no voy a bajar al puñetero taller en quinto pino para que me den el aceite. Compro uno exactamente igual, he guardado el bote, previsora que es una.

Y cuando abro el capó, de pronto recuerdo vagamente que mi pobre padre (que no es que haya muerto, es que es pobre), siempre me decía que el aceite hay que echarlo en frío, por eso de que el aceite, cuando está caliente, engaña en cuanto al nivel.

Así que cierro el capó y me vuelvo a sentar, arranco y … joder. Ya no está el piloto del aceite encendido. Malditas criaturas cibernéticas!! Este cacharro entiende que al haber abierto el capó, le he echado de comer, y no, no le he echado una gota de nada. Claro, como para atreverme a echarle aceite ahora. Ni de coña. Joder qué sufrimiento.

Y ahora, a la ducha, a hacer el Lourdes correspondiente, que ENCIMA soy la más mayor de todas, o dicho finamente, la menos pequeña y me cuesta mucho más esfuerzo tener una pinta decente para salir por ahí y no parecer la abuela del mundo. Joder, qué crueldad, esto de los 40. Además, qué pereza, sólo de pensar en lo MAL que me encontraré mañana, porque aunque no me infle a copas garrafón -ya no lo hago ni loca- sospecho que dormiré poquísimo.

Y el lunes estaré hecha una pena, y el martes tendré que acostarme prontísimo porque el miércoles me toca Sevilla, oh dios mío, al Ave otra vez, a pegarme el madrugón. Que lleguen las vacaciones ya, por Dios. Que yo me quiero ir a Galicia de una vez, que tengo el fósforo bajo mínimos.

Silcas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: