Planes de cuento y perros abrepuertas

Una vez más, un año más, llega el final de septiembre, y con él, en cualquier organización, la locura de los Presupuestos, Budgets, Pajas Mentales Corporativas,  Planes Comerciales, Planes de Cuenta, Account Plans, Sales Plan  o cualquier otra definición que se os ocurra  y que hace que la peña se vuelva literalmente loca. Parecen zombis vagando por los pasillos, coñe. Te acercas a alguno de estos perturbados con cualquier historia; “estoy con el budget, estoy con el budget!” Más bien parece que estuvieran con la regla, joder. Insufrible, la peña.

Creo que más bien deberían llamarse “Planes de Cuento”, porque la mayor parte de las veces lo que vuelcas ahí es una combinación de lista a los reyes magos, peticiones al muro de las lamentaciones y carta a santaclaus, por no hablar de que todo va disfrazado y al final, lo que presentas es una cosa rara en cuyo buen fin  no confías en absoluto, mucho más cuando la dirección coge tus fantasías y las multiplica por dos, las remaqueta y se las vende al CEO como lo que se va a vender de aquí a 3 años. Yupijey.

Pero ahí estábamos, currando en el dichoso plan de cuenta que se presenta mañana, y al final, ni gimnasio ni leches, salgo pitando de la ofi, llego a casa 15 minutos tarde y con la lengua fuera, y me encuentro con que el enano tiene deberes de ortografía, y se ha traído el cuaderno pero no la agenda -para dimensionar  lo que tiene que hacer-, ni el LIBRO de los huitos, que se supone imprescindible para hacer los deberes. Este pájaro se deja la agenda cuando su profe -criatura paranoica y completamente hastiada- le pone notitas con su letra picuda de profe amargada, notitas que denotan su incapacidad crónica para lidiar con especímenes como mi hijo.  Que también tiene tela, lo confieso.

Y ojo al dato de los dichosos deberes: palabras agudas, llanas y esdrújulas. Comienzo a ayudarle, o más bien a hacerle los deberes, porque estoy agotada y PASO de ponerme en plan maestrita porque acabo merendándomelo de pura frustración, lo siento, la paciencia no es lo mío. De pronto, comienzo a tener horribles sospechas sobre mis conocimientos de ortografía. Huy. Las agudas se acentuaban en la última sílaba?? o esas eran las llanas? o en la penúltima? y qué coño son las sobreesdrújulas?  eso no venía en mi libro! ay, la virgen.

Hala, a por la enciclopedia Larousse. A buscar la clasificación de los putos acentos para hacer dos páginas absurdas de palabrejas para clasificar. Gracias a dios lo encuentro y puedo hacer los deberes sin el libro, supongo que bien, aunque fijo que la profe me encuentra algún error. Entonces caigo en que he olvidado gran parte de la gramática y ortografía, es decir: sabríais identificar cuántas palabras agudas, llanas y esdrújulas hay en este párrafo? Pues a lo mejor en este instante, que lo acabo de refrescar, pues sí, pero en cuestión de unas horas, se me ha borrado de la meninge izquierda. ¿Para qué puñetas sirve? La mejor forma de no hacer faltas es leyendo mucho, no estudiando reglas absurdas.  Otra forma es evitar leer los emails de los compis de oficina, porque al final, la burrez se te acaba pegando.

Mientras tanto, el plan de cuenta, en el portátil. Madurando en barrica de roble. La virgen. Dios, espero que mañana mi jefe esté cansado y no incida demasiado en preguntas quisquillosas pero jodidamente acertadas (seguramente a estas horas de la noche ni siquiera ha vuelto a su casa, pobre). En esta maldita organización les encanta hacerse trampas al solitario. Pero mi jefe, gracias a dios, no es gilipollas, y te pilla las trampitas ipso facto. Al menos no nos mentimos a nosotros mismos.

Me entran tentaciones de abrirlo y echarle otro vistazo, pero prefiero meterme una birra en el cuerpo y ponerme una peli de tías, aprovechando que estoy de rodríguez. Lo que sea menos CURRAR, que esta semana estoy hasta la retranca, entre la oferta que presentamos ayer in extremis, y la preparación del plan de mañana, tengo el culo ULTRAPLANO de estar en la silla y los ojos montados al aire, como la cigalas.

Para rematar la historia, tengo una super-perra que ha aprendido a abrir la puerta de la calle, te cagas, lo que nos faltaba. Me cuenta mi sufrida asistenta, que se ha encontrado a la perra en la calle. Por lo que parece, mi hijo salió a jugar con los amiguitos, y el can se resistió a quedarse en casa, así que apoyando las patas en la manija, cosa que efectivamente se hace con suma facilidad, se incorporó al mundanal ruido abandonando la seguridad de su hogar. Si al menos cerrara la puerta al salir, le complicaría la vida a los ladrones, pero claro, eso sería mucho pedir. En fin, si los velocirraptores de parque jurásico sabían abrir puertas, porqué no iba a hacerlo un braco alemán espabilado. Al final, debió darle a la manija por pura casualidad, y la tía se lo ha aprendido. Hay que jibarse, lo que faltaba, un chucho que te abre la puerta de casa!!

Y para colmo se me ha pegado la cancioncilla: Por el maar corren las lieebres por el maaar corren las lieeebres por el monte las sardinas, tralará.

Pues eso. La banda sonora para la reunión de mañana:

¡Vamos a contar mentiras, tralará, vamos a contar mentiras, tralará, vamos a aaa contaaar mentiiiraaaas!

Silcas

Anuncios

2 comentarios

  1. Es cierto, en esas reuniones todo es aparentar y decir lo que los jefes quieren oir.
    Menuda perra, me recuerda a mi hijo, tiene 2,6 años y llega al pomo, tenemos que tener la llave siempre echada porque si no la abre. Además tenemos que quitar las llaves de la puerta porque lo hemos visto un par de veces intentando girar la llave.
    Espero que se te olvide la canción, aunque puede ser bueno para animar la reunión.

  2. jajajajaja, qué te apuestas a que terminamos cantándola en unión y armonia??
    y vaya con tu enano, si es que son la leche!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: