Sus Majestades, en estado crítico

En la UCI, los he tenido toda la mañana.

Hoy, domingo, era el día del terror, porque había que montar -sin opción a retrasar la actividad- el árbol y los dos belenes, el “oficial” y el de los peques. Es un belén pequeño, todos sus habitantes made in china, para que tanto ellos como el chucho puedan hozar a placer en el nacimiento y mover reyes, ovejas gigantes, camellos, cerdos y paseantes (al final me ha dado pena despedirlos -con tanta crisis- y hemos repetido el mismo reparto que en las anteriores navidades)

Así que cónyuge A me sube del sótano las 6 o 7 cajas que contienen todos los componentes del asunto navideño, con un alarmante aroma a humedad. Nuestro sótano nunca ha sido precisamente seco, pero joder joder, las cajas con moho, mal asunto… Aquí se nos ha colado algún afluente del río Guadarrama en el trastero, porque no es normal.

Voy a declarar 2010 “Año de los Humedales”. Entre la gotera que ha producido en el garaje una bañera con el desagüe jodido, el desbordamiento de cisterna que se produjo en mayo y que jodió el piso de parquet, y ahora el enmohecimiento de los belenes, se merece el título sin dudarlo.

Así que comienzo a abrir las cajas, con bastante asco, y comienzo por la del belén oficial, ya sabéis, el de la figuras de alabastrina que pinté hace siglos, cuando todavía perdía el tiempo en esas cosas: virgen, niño, sanjosé, asno, vaca y los tres reyes. El niño parece en buenas condiciones, la virgen también, pero San José me sale manco. Joder, que le falta una mano. La pera. Dónde demonios estará. Luego saco a la vaca, le falta un cuerno. La leche. El asno, correcto.

Entonces abro la caja de sus majestades. Melchor, Gaspar, ok. Baltasar DOBLEMENTE MANCO. No no no. Esto no puede ser. La maldita alabastrina con que están hechos es jodidamente complicada de pegar y además no tengo pegamento de contacto. Rebusco en la caja de herramientas, hasta que doy con el tubo de aquaplast que nos sobró de la operación madriguera. Se me enciende una peligrosa bombilla en la cabeza. Ahem. Comienzo a utilizar la masilla para pegar las manos de los reyes y de S.J (que apareció envuelta junto con el burro, yo creo que debieron pelearse en la caja y ganó el asno). Ahí los tengo a todos tripa arriba, con las manos elevadas al cielo en un puro clamor.

A ver si aguantan. Me piro a comer y a la vuelta los pongo de pie. Esto del aquaplast es MILAGROSO!!!! Contenta con mis apaños, sigo haciendo cosas cuando de pronto oigo claramente un “tac”. Grrr. Me vuelvo hacia la mesa donde están las figuras. Por supuesto. A Baltasar se le ha caído una de las manos, concretamente la que más pesa porque lleva un cuerno con -se supone- mirra o bálsamo, que nunca tengo claro qué demonios llevaba en el cuerno este hombre.

Y sabéis que he hecho? Pues que ahí se ha quedao… Ya veré si mañana se me enciende la lucecita y se me ocurre cómo pegar la mano del cuerno. Es que claro, un cuerno en un belén como que no pega mucho, no es Zen.

Ahora me queda lijar -tengo una lima eléctrica de esas que se usan para manicura y que pienso usar como lija- y después repintar con las acuarelas de mis hijos para disimular la masilla blanca. Y a correr.

El que ha quedado majete es el de los peques, con su musgo y todo. Sí, he utilizado musgo del que crece en las rocas dentro de la urbanización. Creo que es ilegal. Bueno, como casi todo hoy en día. Luego lo reciclo y lo utilizo en las jardineras para proteger las plantas. Y además queda mono.

Ahora me queda una semana para preparar el resto de actividades, porque el 25 vienen VEINTE a mi casa, mitad adultos y mitad niños. Y además curro, claro. Nos ha jodido, que si curro. Porque FIJO que sale alguna licitación de las que estamos esperando y me dan el turrón y nunca mejor dicho.

Eso sí, este año a tomar por saco, que la comida de navidad estará made in Mallorca, a saber: Consomé, Pudding de Espárragos acompañado de un par de cojonudos, y ciervo a la austríaca (ignoro exactamente en qué consiste pero suena a contundente). De postre una enorme bandeja de fruta pelada y cortada, que es lo que suele apetecer después de merendarse a la mamá de Bambi; piña, kiwi, uvas, mango, etc.

Los enanos, un bufet de picoteo de las cosas  que más les gustan y listos, como el año pasado. El 24 dejo la mesa lista, y el 25 sólo tengo que poner las cosas en la mesa y preparar lo que falte de la comida de los peques.

Aquí, estrés el justo y tonterías las mínimas. Sólo me queda qué narices voy a ponerme (no tengo ni pastelera idea, pero a medida que cumplo años me la va pelando cada vez más) y sobre todo ver qué les pongo a los enanos, porque de ropa festiva andan más bien fatal. A la pequeña le han crecido las piernas de forma espectacular y cualquiera de sus faldas le queda tamaño mini. El enano anda fatal de pantalones, ni siquiera tiene unos chinos que le vayan – es lo que le suelo poner con una camisa-. Así que mañana me va a tocar irme a Zara a arreglar el asunto. Y mira que me jode comprar justo antes de las rebajas!!!!

En fin. Que mucho ánimo para esta semana de preparación, y sobre todo, nada de acercaros a los centros comerciales, que es peligroso…

Silcas

Anuncios

4 comentarios

  1. Mis adornos son 1 arbol con 3 cintas, 3 bolas doradas, unas luces (cortas para el árbol) y cuatro colgajos que he encontrado por casa, pero no navideños, para rellenar. Supongo que con los años irá aumentando. Por lo demás, como no trabajo y la cena la hacemos en casa de mamacangreja, estoy relajado. Aunque dentro de poco ella ya no podrá y nos tocará a alguno de los hermanos (somos 2), así que tomo nota.

  2. xD pues mis adornos son unas luces de colores de 3 euros en la ventana pa que haga bonito verlas desde la calle, y este año hemos ampliado la decoración a dos espumillones de los chinos coquetamente pegados con fixo a dos estanterías.
    Por cierto, me da que al belén de los peques le queda un año para pasar a convertirse en el belén oficial. Y otra cosa, no hay caja de belén en España que no huela a moho cuando se saca de un año pa otro. Aunque vivas en Fuengirola.

  3. Lo curioso es que tú recoges el belén en una caja y está en un estado “correcto”. La caja reposa un años en el armario, sótano o trastero que le corresponda y cuando la sacas hay cosas que faltan y otras que están rotas. Eso sí que es un Expediente X y no lo de Mulder y Scully.

    Por otro lado lo de la ropa de los críos es lo que tiene, que crecen y crecen los jodíos y luego no tienes de nada. Y si, por lo que veo, te pasa como a mí que tienes el mayor y la pequeña pues ni siquiera tienen muchas cosas que puedan heredar.

    Un saludo!

  4. Ya te digo!! jajajaja!! es más, aparecen adornos y cosas que ni recordabas haber comprado!
    eso sin contar conque casi siempre algún personaje ha sufrido daños durante la hibernación… ¡como han solo!
    lo de la ropa de los críos, es lo que hay… y encima no heredan mutuamente, claro… bueno, quizá algún chaquetón y eso, pero poco más…
    besotes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: