Mercadillos navideños

Por si fuera poco, además del cuponing (por cierto YA me he apuntado al Yoga, comienzo el día 12 de enero) llego al curro y ¿qué me encuentro? Un anuncio a todo color de mercadillo de lencería (mi vicio favorito) al ladito mismo de mi curro.

Aunque al principio me resisto, en cuanto he enviado dos correos, me falta tiempo para engatusar a una de mis compis para acercarnos a ver lo que se cocía por allí.

Previo cruce de emails preparando la huída, se acerca a buscarme con el bolso y el abrigo ¿me acompañas? claro, le digo, ÑIAAUUUU cojo la cesta y me marcho, sardinas frescues, dejando a mi jefe y a mi compi con sus elucubraciones sobre los resultados del último informe del World Economic Forum, que los tiene la mar de entretenidos. Que buenos reflejos he demostrado enviándoselo justo 15 minutitos antes de salir por patas. Ni se han dado cuenta, claro.

O sí se han percatado de que estaban hablando solos, y han preferido no preguntar dónde van dos churris a las 12 de la morning huyendo cuales gallináceas. En el fondo, creo que mejor no saberlo. Es información que no necesitan.

Llegamos, vemos y triunfamos. Caen un camisón negro de encaje de nina ricci precioso, con una espalda de infarto, para la menda y entre la dos, algunos conjuntos de lejaby y nina ricci, a 15 euros.

Hala. Marchando una de bragas.

Si es que NO se me puede dejar suelta…

Silcas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: