Adiós, 2010

Y otro año más que se marcha por la puerta. Lo que todos esperamos es que se lleve la puñetera crisis de una vez, aunque sinceramente, dudo que eso ocurra por un cambio de calendario. Lo que hace falta para que recuperemos la economía es un cambio mucho más profundo, comenzando por la forma de ser, pensar y actuar de los paisanos que moran por estas tierras.

Esta semana ha sido decisiva para dar por finalizada la Fase I de Destrucción de Madrigueras. porque el miércoles aparecieron los dos curris de Ikea para montar los armarios en el cuarto destinado a vestidor. Tras dos horas y media de dentelladas, empujones y sudores, consiguieron su objetivo. Claro que, cuando decidí comenzar a llenarlo, comprendí que no habían tenido en cuenta pequeños detalles como EL LARGO DE LAS CAMISAS, cosa que me obligó a desmontar las baldas y los pantaloneros para ajustar la longitud y permitir que las mangas de las camisas no se enredaran en los pantalones, pero bueno, aparte de esa pequeña cuestión, todo en orden.

El resultado ha sido espectacular: fin del cuarto de invitados / cuarto del ordenador / depósito de miasmas variadas y comienzo de un maravilloso vestidor donde tras una currada de 4 ó 5 horas, conseguí meter toda la ropa y zapatos de temporada que antes habitaban en cómodas, armarios, cajas debajo de camas, percheros tras las puertas e incluso okupando los espacios detrás de cortinas y/o puertas.

El cambio ha sido notable.

 

 

Lo jodido ha sido llenar el vestidor,  pensando con calma dónde ubicar las cosas de cada día, cuáles podían ir en los altillos y -sobre todo- destinar a la bolsa de reciclaje toda la morralla que hace siglos que no nos ponemos. No he tenido piedad. Y con el cambio de temporada, le tocará el turno a la sección de zapatería.

El resultado no ha podido ser mejor. Ahora me queda pescar una lámpara de techo con varios focos para mejorar la iluminación y una alfombra blanca de pelo largo (tengo fijación con tener una alfombra de esas), así como un puf o banco para sentarse. Y ya tá. Tengo vestidor.

El próximo trimestre se abordará la Fase II de la destrucción, que consiste en tirar el armario del vestidor para dárselo al baño. Puede ser dantesco. Me apuesto los pelos a que al final, optaremos por cambiarlo entero. El consuelo es que nos ahorraremos cambio de tuberías, están prácticamente nuevas. Pero al final, rediseñar un baño pasa muchas veces por cambios tan importantes que -poyaque te pones- te apetece renovarlo de verdad.

Sigo dudando, si bañera de hidromasaje o cabina de ducha con columna / sauna. La parte de almacenaje tampoco está clara. Y creo sinceramente que el bidé, sobra.

Pero bueno, ya cruzaremos ese puente cuando lleguemos.

Si llegamos. Al menos yo. Esta noche me he despertado tras unos sueños más bien inquietos, con un espantoso dolor en el oído derecho. Desde la 1:37, momento en que llegué reptando a la cocina y me apreté un ibuprofeno y un augmentine 500, no he podido pegar ojo. Jamás he tenido dolor de oídos, aunque soy master en otitis debido a la costumbre de mi hija de agarrarlas todos los inviernos. Pobre. Ahora comprendo lo que le debía doler, yo no he hecho más que dar vueltas en la cama sin saber cómo demonios ponerme para calmar el dolor. Hasta que de pronto, he notado que el dolor se había ido de golpe, naturalmente porque al final el tímpano se había perforado.

He ido a urgencias a las 8,30, gracias a dios me atendió una doctora competente, que no dudó en chutarme augmentine 875 (o algo así) para desinflamarme el conducto auditivo, dado que no podía ni ver el tímpano. Luego he tratado de currar, en vano, claro, medio zombi, me he pirado a casita y después de comer, ¡hale! a Micropolix -again- con los críos y sus primos, que no conocían el lugar. Por cierto, había una acémila arrebañaorzas vestida de morado que nos deleitó con una bonita demostración de cara dura y mala educación como hacía siglos que no veía. Qué tía. Colando a sus -espantosas por cierto- criaturas, pegando empujones a los demás para hacerles fotos… que bien. A eso me refería con mi comentario inicial, si estas borricas siguen poblando el país y “educando” generaciones venideras, lo tenemos crudo para mejorar.

Al final uno se da cuenta de lo que aguanta el cuerpo humano. O serrano. Qué cansancio tan brutal. Son las 23:09, están poniendo El Padrino -gran tipo- en canal hollywood, y la menda esta a punto de irse al sobre -mañana, fin de año, y tendremos juerga, claro-.

Espero con afán la semana de reyes, porque estaré de vacaciones y -espero- volveré a oir por el oído derecho.

Aunque claro, para lo que hay que oir, casi mejor quedarme en el limbo…

Feliz salida de año, compañer@s.

Silcas

Anuncios

3 comentarios

  1. ¡¡MUY FELIZ 2011!!

    Un beso.

  2. Espero te mejores rápido. Veo que no soy el único jodido.

  3. Pero a tí que te pasa, criatura?? jeje, por cierto, sigo sin oir por el oído derecho…
    feliz 2011 en cualquier caso!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: