Carta a la DGT

Querido Pere,

Soy un Audi A4 avant, de dos añitos de edad, y estoy francamente desesperado. Le escribo con la esperanza de que recapacite usted y me ayude. Desde ayer día 7, mi dueña, que habitualmente me da zapatilla hasta la saciedad, se ha vuelto completamente amariconada.

Quizá tengan la culpa unas señales de tráfico rarísimas que veo por la A6, y que pone algo así como 110 de velocidad límite. El caso es que me extraña, porque mi jefa raramente baja de 130-140 cuando nos dirigimos a Madrid, ella y los otros tropecientos vehículos que nos acompañan. Y vamos así, a ese ritmo alegre de carburador que es la sal de nuestra vida.

Mire, déjeme que le explique mi caso, que seguro que me comprende. Verá. Soy un vehículo de renting y además de gama alta, lo cual quiere decir que me tratan como a la querida del ministro: manicura, peluquería, zapatitos nuevos en cuanto se me desgastan las tapas, me echan de comer y beber de lo mejorcito, me llevan al médico cuando toca, y -en líneas generales- me considero una criatura con ruedas muy afortunada. Sobre todo cuando veo lo que circula a mi alrededor: parque móvil más bien decrépito -el más viejo de Europa, tengo entendido-, con gomas en mal estado, motores más bien caducos engrasados con aceite de Lidl en el mejor de los casos y seres al volante que no saben escuchar al motor y se ponen a 90 en tercera sin sonrojarse, forzando a esas pobres criaturas hasta límites inhumanos.

Aquí el tema es el siguiente, y comprenderá usted mi preocupación. No es sólo el hecho que yo me cale a 110 -que eso además-. Tampoco se trata de que ese incierto estado entre quinta y sexta no es precisamente bueno para optimizar mi consumo de bebidas apetecibles, claro, que eso son cosas de mi fabricante, que vete tú a saber en qué estaba pensando para parir un coche que pudiera correr a 220 sin problema. Será inútil.

El verdadero problema es que mi jefa se DUERME COMO UNA MARSOPA al volante, rodeada de otros de mis congéneres circulando a velocidades sencillamente soporíferas, y estoy comenzando a inquietarme porque ella, que además de miope perdida, no es precisamente Hamilton, cualquier día se me empotra contra una carreta de bueyes. Que a este paso es lo que terminará por circular en Madrid, dado que es ecológico, no contamina y además va a la misma velocidad que los automóviles.

Deje usted de engañanarse, que a 110 no circula ni rita, quizá ahora sí por la novedad, pero llegará un momento en que nosotros, los vehículos, nos rebelaremos y comenzaremos a echar mierda a mansalva por los tubos de escape, mearemos el combustible según nos lo introduzcan para que haya que repostar más a menudo, y mandaremos su maldito plan de “no corras que te crujo” a tomar por saco.

¿Me he expresado con claridad?

Lo que le estoy contando se llama Rebelión de las Máquinas, y por si no lo termina de entender usted, le recomiendo la trilogía de Terminator, una iniciativa de unos colegas nuestros -los PCs- de lo más ilustrativa.

Firmado,

Un Audi desesperado y hasta las llantas de pisar huevos

***

Nota de Silcas: Dedicado a mi amigo Miguel, que si alguien sabe de lo que hablo, es él.

Anuncios

4 comentarios

  1. El mio si pudiera diría lo mismo. Otra cagada más del gobierno. Si quieren que ahorremos que nos quiten impuestos.

  2. Pues mi caso sería al revés: mi coche de 15 años va a su ritmo y no esperes que pase de cierta velocidad, que entonces, el que cruje es él xD

    Besos

  3. Tu y muchos, muchos más!
    Lo que me parece increíble es que en este país haya coches con más de 15 años que crujan en cuanto los pasas de 100 y tan contentos estemos. Aquí la cosa va de igualar por abajo; ¿que se contamina? pues que no pase de 110 ni zeus, tanto da si es un cacharro o una monada recién salida del concesionario o un coche híbrido.
    Eso sí, los cacharros con mala combustión o neumáticos en mal estado, que circulen con total tranquilidad.
    Eso en vez de favorecer medidas que permitan que nuestro transporte sea más ecológico, menos contaminante e infinitamente más seguro.
    Que digo yo que algunas medidas dirigidas a que los coches sean más baratos, o que puedas cambiar a un coche que consuma menos serían bien recibidas, ¿o no?
    Mi coche personal es un scénic de casi 300.000 kilómetros, y mi marido lleva por el momento un vectra de 90.000 que se bebe la gasolina por litros, ni te imaginas cuánta. Evidentemente la quema y la echa a la atmósfera, que te juro que en sus tripas no se queda.
    ¿Qué contamina más, el scénic, el vectra o el flamante audi nuevecito?
    Pues creo que la respuesta es evidente, con independencia de si los pones a 110 o a 90.
    Me jode la sinvergonzonería, desinformación y demagogia de esta mierda de casta política que tenemos.

  4. No deja de ser afán recaudatorio, eso lo sabemos todos.
    Si a mi me dan una buena subvención o algo similar para cambiar el coche, lo hacía ahora mismo; por que tela también lo que chupa el muy jodío.
    En fin, a este paso vamos a tener que hacer como los de Islandia:

    http://www.meneame.net/story/ciudadanos-islandia-dan-leccion-mundo

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: