El señor Dukan, supongo

Llevo tiempo sin darle a la tecla, más que nada gracias a los inconmensurables esfuerzos del sector público español, que se han empeñado en fastidiarnos la reentré pero bien. Hasta el 20-N, que ya falta poco, se han dedicado a sacar todos los pliegos posibles, para que entren en el ciclo de compras antes de las dichosas elecciones, obligándonos a los proveedores a esfuerzos inhumanos para responder a semejante mansalva de pliegos.

Pero me estoy desviando del objeto de este post, que no es otro que el de la Dieta Dukan.

http://www.dietadukan.es/

Aunque no suelo apostolizar para nada, es más, no suelo ir contando por ahí lo que hago o dejo de hacer a mis cuerpos, me fastidia un poco la mala prensa que tiene esta dieta, lo poco informada que está la gente y la alegría con la que suelen decirte: “ooohhh, haces la dukan!! dios mío, pero es horrible, es una dieta peligrosísimaaa!!!”.  Entonces una menea la cabeza, se encoge de hombros y pone la sonrisa de monalisa.

Así que , las cosas como son:

En 7 semanas he perdido 8 kilos, amén de un montón de centímetros de varios lugares de mi anatomía -el volumen no tiene porqué ir a la par del peso-. Además, he recuperado forma física, energía y ganas de hacer cosas, desde vaciar armarios a montar en bici. Y si eso es malo, pues que me venga lo bueno, que debe ser la pera.

Ah, sí, me olvidaba de la analítica. Porque cuando decides hacer una dieta que implique prescindir de algunos grupos de alimentos, y esto es aplicable no sólo la Dukan, es buen consejo hacerse analítica, antes, durante y después.  Además, como ex-hepática que soy, me preocupaba la caña que podía darle al hígado, y dado que me gusta mucho más el pescado y el marisco que una chuleta de ternera, también me tenía un tanto inquieta  el nivel de ácido úrico.

Y oh, sorpresa. Habitualmente -y digo habitualmente porque durante los últimos análisis que me han hecho en la empresa así ha sido-, tenía anemia misteriosus, es decir: una anemia cuyo origen ningún médico me supo explicar, porque el nivel de hierro estaba estupendo y sin embargo mi sangre era del grupo “cero patatero”, o sea, que garantizaba que mantendría a los amigos de Edward Cullen a raya para toda la eternidad. La leche desnatada sin lactosa, un dechado de sustancia en comparación con mi sangre. Puaj, ni para un tentempié me querrían, antes se absorbían a un periquito que a la menda.

Y mira tú por dónde, hace un año mi recuento de hematíes era más bien lamentable, como digo, 3,6 míseros millones. Y ahora tengo 4,1, rayando casi en la normalidad, que es 4,2 según mi análisis. El resto de niveles? ALUCINANTE. Porque tenía el colesterol alto y ahora tengo el equivalente al de una chavala de 20 años, lo cual cuadra con el peaso TIPÓN que se me está poniendo y que me está haciendo llevar toda mi ropa a arreglar porque se me va cayendo. El ácido úrico, na de na, el hígado en perfecto estado, y el resto de niveles dentro de la normalidad. Vamos, que resulta que no voy a morirme.

Eso sí, la gente te obsequia con todo tipo de sombríos pronósticos y tragedias romanas. Que digo yo, ¿qué costará informarse un poquito? Con la de foros especializados que hay. Claro, que es mucho más sencillo conformarse con el titular y no seguir leyendo.

http://www.ocu.org/adelgazamiento-y-obesidad/dieta-dukan-mas-peligros-que-milagros-s540484.htm

(este link es sensacional, no tanto por el cutre artículo sino por los furibundos -y acertadísimos- comentarios, la mayoría de los cuales suscribo plenamente)

Creo haber encontrado la raíz del problema, y que por supuesto, está en la cantidad de información no contrastada que hay suelta por internet. Muchos artículos se quedan en la fase de ataque del régimen (que en mi caso fueron dos días de alimentación a base de proteína pura) y lo extienden al resto del régimen lo cual es una auténtica barbaridad. No se puede vivir sólo a base de proteínas, te juegas la salud. Tampoco se puede comenzar una dieta sin haberla estudiado con detalle, entender en qué consiste y decidir si eres capaz de hacerla (no sólo por fuerza de voluntad, sino de cómo te vas a apañar la logística) y si tu cuerpo te lo va a permitir, cosa que se resuelve con una visita al médico (por cierto, a la mayoría de los médicos no les gusta nada esta dieta, sigo sin entender porqué). La mayor parte del régimen es una combinación de proteína y verduras, mucha agua y ejercicio. Y la última fase, la de consolidación, te va permitiendo introducir los alimentos prohibidos poco a poco. Con cabeza y sentido común, me parece una buena dieta.

También hay un tema comercial: en esta dieta sólo tienes que comprarte el libro -22 euros- leértelo, y comprar el salvado de avena, al inalcanzable precio de 1 euro la bolsa en Mercadona. Por cierto, que aquí tienen DE TODO para hacer la dukan!!! Gracias por este maravilloso post que encontré, y que me sirvió tal cual para irme a hacer la compra.

http://adelgazarconproteinas.wordpress.com/2011/02/06/en-mercadona-para-dukan/

Me tomo los yogures desnatados en formato medio litro por docenas, jajaja! Decía que yo creo que existen intereses comerciales que hacen a algunos desaprensivos criticar esta dieta para luego recomendarte cualquier otra a base de productos de herboristería carísimos, pastillas o alimentos concretos de marcas registradas. Y por supuesto, visitas periódicas al nutricionista, que naturalmente, te cobra su pasta correspondiente. Yo voy a mi médico de cabecera, que es de Sanitas, el hombre, y muy sensato. Y ya está.

Lo primero que hice al plantearme esta dieta fue pescar el libro y leérmelo de cabo a rabo. Luego, decidí que sí, que lo iba a hacer a rajatabla -y no sólo a intentarlo-. Al principio, echaba de menos muchas cosas, miraba de reojo las cañas que se tomaban los compis de la oficina, los pinchos de tortilla y las pulguitas de jamón, pero a cambio fui erradicando costumbres nefastas, como malcomer y luego hincharme en la cena, y encima meterme dos o tres copas de vino. Redescubrí la cecina (jolín, que buenaaa!!!), las bayas goji, los champiñones rellenos, he aprendido alguna receta sencilla, bajo el simple método de utilizar para ello ingredientes permitidos (leche desnatada, queso fresco batido desnatado, pavo, etc etc). Y qué decir de los mejillones cocidos al vapor con ramita de apio, el salmón ahumado (sí, se puede comer un par de veces por semana), el pollo asado (también, otra cosa permitida), el pescadito al horno, la sopa de calabaza, la de verduras, etc etc etc?

En realidad, he aprendido a comer mucho mejor, y meter en mi dieta cosas sanas -es curioso, la comida me sabe diferente-, y no creo que sea nada malo eliminar de mi dieta el alcohol, el azúcar y el pan industrial, los bollos, las grasazas, el chorizo y el tocino, los fritos y las pastas. Tomo mi salvado de avena, y a veces de trigo, y bebo muchísima agua, y por supuesto, ejercicio. Bici y yoga y cuando no puedo lo uno o lo otro, a correr un poco. No me considero una experta ni mucho menos, pero sí he conseguido adaptar la dieta a mi vida y logística (la fiambrera, esa gran amiga), y a comer con un poco de sentido común (el menos común de los sentidos).

Como buena tecnócrata que soy, me he currado mi excel con mis platos, recetas, mis menús semanales y por supuesto mis tablas de pesos y medidas. Ahora tendré que añadir la pestaña de analítica, lo cual me parece un trabajo de titanes porque me sacaron algo así como cuatro tubos de sangre para producir un tocho de resultados de un montón de páginas. No, si mi médico no será nutricionista, pero concienzudo lo es un rato, menos mal que se me ha quitado la anemia, que si no en el próximo análisis me deja seca…

En fin, que estoy encantada, y no quería dejar de compartirlo con vosotros.

Anuncios

5 comentarios

  1. Me alegro de que te funcione. Yo no creo en ninguna dieta, a lo sumo la del cucurucho jejeje. Aunque mientras funcione, ¿por que no usarla?- Suerte.

  2. ¡Hola!

    Soy la autora del blog “adelgazarconproteinas”, y quería agradecerte el link y que te guste el artículo.

    Estoy contigo de acuerdo en que el sr. Dukan ha hecho mucho daño a todas las personas que se quieren lucrar con cantidad de productos carísimos a costa de las personas que tienen un problema con su sobrepeso.

    Por cierto, tu artículo sobre “Las vulpes” me ha hecho reír. Gracias.

  3. Hola!! Gracias a tí por tu sensacional blog, realmente te lo curras!!
    Calla calla, no me recuerdes el episodio vulpes, jajajaja, que vergüenzaaa!!!
    Un besazo
    Silcas

  4. He llegado aquí por esas casualidades de Internet y me ha encantado lo bien que explicas todo lo referente a la dieta Dukan.
    Yo estoy planteándome hacerla y buscando información par hacerla bien ,ya que tengo una amiga que la ha hecho a raja tabla y ha adelgazado 20 kilos ,estando de maravilla y otras que la hacen a su manera y ademas de problemas de salud tiene efecto rebote.
    Ese es el problema de estas dietas restrictivas que no puedes comer hoy un pincho de tortilla y mañana volver a la dieta , el finde comer una paella y el lunes volver a la dieta ,esperando no tener consecuencias.
    perdona me he extendido demasiado .
    Volveré a visitarte
    Unbesazo

  5. ¡Yo también hice la dukan el pasado abril! Y sí, también perdí 8 kilos en mes y medio, y luego en conso, ¡perdí otros dos! 😯 Me dió un poco de miedo observar cómo seguía perdiendo peso, pero, luego recuperé ese par de kilillos en verano, y me los he quedado, porque me gusto así en los 50 kg.

    También acudí a mi médico de cabecera de la seguridad social, a ver qué le parecía, y no le pareció mal que hiciera la dieta, siempre que no se alargara más de unos pocos meses, aunque, eso sí, insistió que realmente no me hacía falta, pero es que claro, mi médico está bien entradico en carnes, y comparadas con él, todas estamos flacas, jiji.

    Solo me recomendó hacerme la analítica al finalizarla, supuestamente en septiembre, que, la verdad no me he hecho, por puro miedo que me han metido en el cuerpo los demás e irresponsabilidad mía, que sin querer queriendo sigo llevando una dieta demasiado rica en proteinas, aunque ya incluyo fruta e hidratos de carbono, ¡pero poquito!… pero, leyéndote me he animado un poco, y creo que me la haré; pero ya pá después de reyes. 🙂

    Besotes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: