Cuponazos…

El mundo cupón es francamente fascinante.

Debo reconocer que en alguna ocasión sí he pescado cupones descuento y me ha gustado la experiencia. Claro, me refiero a SPAs, tratamientos light (tipo manicuras y tal), e incluso clases de yoga, pero no me atrevo con mucho más. De hecho, hace ya tiempo que no pico.

Pero el otro día, ay el otro día, lo que me encuentro:

La leche, qué estremecedor. Lo que hace la crisis, cómo aguza el ingenio. ¿Y ésto cómo funciona?, me pregunto. Es decir, vas con tus amigos y a unos los maquillan/visten de zombis y los sueltan por el campo, mientras los otros los persiguen? O bien los zombis vienen de serie con el juego y los pone la empresa? ¿Siempre hay que dispararles a la cabeza? Porque con un bolazo de pintura en el coco tienes grandes posibilidades de convertirte en dead, sin el walking. Y un zombi con casco, como que pierde un poco la gracia.

¿Habrá alguien que haya comprado esta bazofia??

Seguro que sí. Pero hay muchas más cosas que nunca me compraría en web de descuentos. Verbigracia:

UNO: Lo de los pececitos dichosos. Con descuento o sin descuento. Porque a ver; ¿quién me garantiza que a los bichos estos les lavan los dientes entre cliente  cliente? Puajjjj. No quiero ni pensarlo. Y además, ¿y si les entra la gazuza de pronto y mutan, convirtiéndose en pirañas? De ahí el dicho “te comen por los pies”. Yuyu.

DOS: Operación de miopía. HUY HUY HUY que con los ojos no se juega. ¿De verdad alguien se compra el cupón, va a la clínica y “hola buenos días que vengo a que me apañen esto de la miopía”? ¿Y entonces sacas el cupón y a la enfermera se le borra la sonrisa de golpe y te introduce disimuladamente en la misma sala de espera que las churris de depilación láser?

TRES: La estrella de las estrellas, no sé bien en qué consiste y casi prefiero no enterarme:

Y debe ser que la peña se hace estas cosas, si no, ¿porqué demonios se ha puesto tanto de moda? ¿Y te lo hacen así, tal cual, ni médicos ni gaitas? ¿Irrigarse las tripas es una técnica de belleza? La leche. Oiga, que vengo a esto de la hidroterapia, y te sientan ahí, con tu equipamiento hidráulico al lado de una que se va a hacer la pedicura y que te mira horrorizada -y con un más que comprensible asquito-. Bruagh…

Uf…

Anuncios

Feliz año nuevo… ruso

Pues sí, señores, ahora sí que ya podemos declarar oficialmente cerradas las celebraciones navideñas con la fiesta de El Cosaco, inconmensurable evento que se celebra cada 13 de enero, y del cual salimos casi literalmente a cuatro patas.

http://es-es.facebook.com/RestauranteElCosaco

Ni recuerdo cuál fue la primera vez que fuimos al fin de año ruso, se pierde en la noche de los tiempos. Creo que no estaba ni siquiera casada, y que retomamos la costumbre a raíz de la adopción de los dos peaso bolcheviques que tenemos en casa.

Para no variar, mareamos la reserva desde finales de noviembre (que es la fecha en la que se recomienda reservar);  “hola buenos días, que somos 10” “oiga que no, que se nos han apuntado otros cuatro”, “que no, que seremos doce”, para al final dejarlo en 10 borrachuzos con ganas de coña.

Este año le damos un 11 a Angel y a su equipo, porque la verdad es que se salieron. Majísimas las camareras -y camarero-, siempre atentos a nuestra insaciable sed de vodka, casi que en vez de la clásica frasca, directamente nos podrían dejar la botella magnum con dosificador y se ahorrarían paseos… 😀

En primer lugar, no da igual que el 13 de enero caiga en miércoles que en viernes, siempre te corta el rollo la idea de que tienes que trabajar al día siguiente, no digamos ya conducir 40 kilómetros en condiciones semilamentables, lo cual cada vez da más yuyu, y con razón. En esta ocasión, ancha es Castilla -o la estepa- y nos desmelenamos pero bien.

Pero es que además, la cena estuvo riquísima, recuerdo bien que el solomillo de ternera me salvó la vida, porque exceptuando la caña que tomamos en la barra mientras esperábamos a los demás, me dediqué en cuerpo y alma al vodka en variante a palo seco rebajado con agua. Me encanta la botella de vodka gigante con dosificador que colocan en el comedor en régimen de autoservicio, y que básicamente consistió en mi única bebida durante toda la noche, a base de chupitos. Hasta me resistí al delicioso Muga, pero me daba pavor el resultado de la mezcla.

También otro 11 para los cantantes del local, sobre todo ella ¡peaso voz!, la cual además tuvo la enorme gentileza no sólo de aceptar mi petición de que nos deleitara con “Noches de Moscú”, sino que la cantamos a dúo, jajajaja, por supuesto a esas alturas -y no nos habían traído aún el segundo- yo ha había saltado directamente a la fase de cantos regionales, y había dejado muy atrás la de exaltación de la amistad e insultos a rajo… digooo al clero.

Como siempre, al llegar las 12, nos repartieron el kit de fin de año, que consiste en tiaras para ellas y gorros de papel para ellos (nos han dicho que para el próximo lo van a remediar porque no es justo que ellas parezcan princesas y ellos payasos), serpentinas, y por supuesto, los papelitos de fumar para escribir el deseo reglamentario, tras lo cual lo quemas, echas las cenizas en la copa de champán y te lo bebes para que se cumpla.

Entonces comienza la también tradicional ceremonia de reventado de globos, antaño realizada a base de pitillos y tras la prohibición de fumar, consumada con mecheros o tenedores. Aquí tenemos a una amiga mía que -parece mentira- participaba por primera vez en la celebración, pero que se apuntó encantada a seguir las tradiciones:


A partir de ahí, tengo recuerdos más bien difusos, debido posiblemente al incremento de vodka en mi organismo. Es lo bueno que tiene el vodka, te puedes beber un litro y no te duele la cabeza. Al menos el que nos dan aquí, que es buenísimo… incluso hace que no te duelan los taconazos, directamente tiene un efecto amortiguador del dolor impresionante. Claro, así se explica uno cómo repartían leña en las estepas al más pintado, y sin despeinarse. Este año la música estuvo realmente bien, y el día después es de coña, ¡¡nos hemos hecho fotos con gente que no tenemos ni pajolera idea de quiénes son!!

Cuando salimos, continuamos la juerga a base de karaoke casero hasta las … 6 de la mañana, amenizando a los vecinos con el PopStar (y eso que no encontramos el de Mecano, que si no van listos). por dios por dios… que estamos mayores ya!!!

Bueno, y ahora que lo pienso, ¿cuándo es el fin de año chino? 😀

¿El 23 de enero?

¡¡¡Ajaaa…!!!

Y el 24 de enero es el fin de año lunar (Tsagaan Sar) Budista, no sé yo si nos dará el cuerpo para tanto exceso. Pero seguro que estos son tan Zen que lo celebran con una tacita de té y algo de meditación, así que nos apuntamos, que nos vendrá bien.

Lástima que nos hayamos perdido el Año Nuevo Japonés, http://japonismo.com/blog/fiesta-del-mochitsuki-2012-en-madrid, pero creo que en noviembre tendremos el Fin de Año Hindú, y si seguimos buscando, FIJO que cada mes, alguna cultura, civilización o agrupación de gentes varias celebran el fin de año.

Así que preparad los tacones, chicas!!!

y Feliz Año Nuevo… otra vez!!

Baños ¿arabes?

Oh, vaya por dios, qué bonito es olvidar la propia historia. Y pensaban ustedes que nos ocurría sólo a los occidentales. ¡Pues no!

Pasen y vean lo que acabo de leer que me ha dejado de piedra pómez:

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/01/07/internacional/1325938115.html

Resulta que los SPAs -o al menos eso dice la noticia- se dan de tortas con el Islam.

 

Pues no. Definitivamente no. Que se lo hagan mirar estos señores porque resulta que los SPAs los inventaron los árabes. Y me atreveré a decir que el Medina Mayrit le da veinte vueltas a cualquier SPA europeo, de esos con bañeras de chorros y burbujas. Nada que ver. Es como comparar el tocino con la velocidad. Eso sí, reconozco que en ningún sitio dice que se tengan que bañar juntos ellos y ellas, ni dice que haya que hacer otra cosa que bañarse, pero también es cierto que son públicos y que por tanto, no existe mucho margen para desarrollar cualquier otra actividad. Es más, si hablas en voz alta, te llaman la atención -con excelente criterio.

Como siempre, compañeros y compañeras, se trata de MATICES, porque si hay algo que la cultura árabe aportó a la humanidad como un bien de todos son los BAÑOS. Porque a ver, que se lo digan a cualquier pueblo sometido por los españoles, ¿a que olíamos a RATA? Anda que no, siempre metidos en las armaduras aquéllas, y oliendo a chinche, a panderana y a sobaquina. Pero qué ascazo. Todavía en Canarias, un buen insulto sigue siendo “godo hediondo” (pronúnciese “jediondo”). ¡¡Con razón!!

A ver, señores, háganselo mirar, porque los herederos de los Baños Árabes, que son los SPAs, no tienen nada de malo, eso sí; depende de cómo los usen, y eso ya no tiene nada que ver con las instalaciones sino con cómo se gestionan… a ver, que a mí me fastidia enormemente que la gente haga ruido en un SPA, y no digamos ya ver a una pareja dándose el lote… eso -al menos a mí- me produce la misma dentera que ver a una señora dando de mamar a su hijo en plena iglesia.

Exactamente lo mismo.

Que hay que saber estar, jolines.

Economía de combate

Pues señores, pasaron las dichosas fiestas, ya estamos a día 6, el niño ha sido adorado, los reyes han depositado sus regalos en los hogares (y gracias a la Xbox VUELVO A SER DUEÑA DE MI PORTÁTIL) y chinpun que aquí se acaba la historia.

Y ahora, a enfocar el 2012 con esa bonita subida del IRPF para estimular el consumo. Y mira que yo soy de letras, y aunque después de la carrera me hice un máster para desasnarme, nunca tuve claras determinadas claves y teorías macroeconómicas y eso de la bolsa siempre me ha parecido incomprensible.

Pero una cosa tengo clara, como la mayoría de la gente que me rodea: si me suben los impuestos, tendré que sacar la pasta de algún sitio para pagarlos, porque no quiero ir a la cárcel. Normal. ¿Y de dónde saco la pasta? Pues como la mayoría de mis paisanos, dado que no tengo un patrimonio que ordeñar, de mi puñetera y triste nómina. Y si tengo que pagar más impuestos, ¿podré consumir más? No. Claro que no. Al revés, tendré que vigilar muy de cerca mis gastos para no pifiarla. Y sobre todo porque nadie puede garantizar que dentro de 2 meses seguirá teniendo esa nómina o cualquier otra.

Ah.

Y entonces, en el nombre de los testículos del minotauro -como decía Nicolas Cage en La Roca-, si el gobierno quiere estimular el consumo, ¿porqué me suben los impuestos (porque luego vendrá el IVA, ya lo veréis)?

Bueno. Pues es lo que hay. Y dado que soy demasiado acémila como para comprenderlo,  voy a hacer lo único que cabría hacer: ser cauta, previsora y extremadamente prudente.

Es decir, pasar de modo “economía de supervivencia” a modo “economía de combate”, lo cual implica utilizar las siguientes claves económicas que nos permitirán ahorrar todo lo posible para poder pagar esos impuestos que nos acaban de atizar en toda la cocorota.

 

 

– Eliminar toda subcontratación. Es decir, los gremios, a tomar por saco: albañiles, fontaneros, modistas, mecánicos, médicos y hasta el hombre del saco, a freir puñetas. ¿Que tienes que arreglar el bajo de un pantalón? Pues con estas manitas, y la modista, que se dedique a otra cosa. ¿Que parece que el desagüe de la cocina no traga? Pues a abrir el bote sifónico y a sacar los kilos de mierda acumulada durante años, así aprenderás a no tirar cualquier cosa por el fregadero. Si la cosa se pone realmente fea y comienzas a inundar a los vecinos, que se jodan, para eso están los seguros de la comunidad. Ah, ¿que no está cubierto? Pues que te demanden, que no lo harán porque no tendrán un duro para destinar a gasto de abogacía. Mwhahahahaha. ¿Que hay que pasar la revisión al carro? Pues que le den, y a tomar por culo la garantía. Total, para lo que sirve. ¿Que hay que ir al médico? Se va uno al ambulatorio en vez de al centro milenium, con el burka, y se pone a hablar en un galimatías ininteligible para atemorizar a la de recepción y que el médico te reciba en el acto. En caso de emergencia, sacas un bate de béisbol, que funciona seguro. Fuera Sanitas. En cuanto al cole, eliminamos TODAS las actividades extraescolares, las donaciones voluntarias y las excursiones no cubiertas. ¿Que pierden la sudadera del uniforme? No se compra otra, ni hablar, se roba la de otro niño, que a tí ya te la han robado otras muchas veces y ahora te toca a tí disfrutar del delito. Oye, que peaso ahorro. Es más, todo el mundo al cole público este año, y a los privados / concertados, que les den. Bye bye blackbird. Que mis hijos ocupen su plaza pública, y los inmigrantes a estudiar a su pueblo. Que el dinero de mis impuestos es para que mis hijos estudien, y estoy hasta las narices de pagar por servicios que reciben otros. Y total, para la mierda de educación que reciben en cualquier sitio, pues al público que es más barato, total, si nos juntamos en el mismo colegio público los del concertado, el nivel será igual… de pobre.

– Optimizar el gasto. Eso quiere decir no comprar nada que no sea imprescindible para el soporte vital. O sea, NADA quiere decir NADA. De un plumazo me cepillo cualquier cosa que tenga precios superiores a los de rastrillo; el corte inglés o el hipercor, ni pisarlos, e incluso prescindiremos de los outlet on line. Desde luego, a Gas Natural que le den, a partir de ya no se pone la calefacción y se tira de chimenea, que es infinitamente más barata y mucho más romántica. Además, ¿para qué narices se han inventado los calcetines gordos? Las velas también son una buena opción, porque a Iberdrola le tengo una manía que pa qué. En cuanto a la comida, se vuelve a cocinar perolos y ranchos de costilla y se congelan, hale, a zampar hidratos que llenan mucho y son baratitos. Si te pillas una escorbuto, al ambulatorio a que te lo arreglen, que a fin de cuentas tu salud es responsabilidad del Estado. Los pescateros y carniceros, que se jodan.

– Reciclaje a tope. Agárrense todos los juegos de nintendo, psp, etc, que ya no se utilizan, y al Game a venderlos. Aquí no se tira na de na, lo que se tiene y no se usa, se pone en eBay a ver qué pasa. ¿Ropa que no utilizas? A Cáritas ni de coña, la reciclas y la regalas por los cumpleaños a amigos y familiares. ¡Que bonito es compartir! Al perro se le alimenta con sobras, y si no hay sobras, que se coma lo que pille por la calle. Que es esto de comer pienso, pero vamos hombre.

– Ocio y Entretenimiento. ¿Viajes? Ni a Leganés, donde el monstruo. Nada de viajar, que es caro y peligroso. ¿Teatro, óperas, cine…? Ni de coña. Ahora que los enanos tienen al Xbox, a darle al mando hasta que les salgan callos en los pulgares. Y qué bonita esa costumbre de ver una y otra vez los clásicos en la tele en familia, ¿para qué narices pagamos Canal +? Unos manirrotos, es lo que somos.  ¿Cenas? Unas patatas a la riojana en casita y un Borsao de Mercadona y tan contentos. Oye, que das de comer a 8 con 15 euros. A ver quién lo supera. ¿Y qué es eso de alojarse en hoteles? Pero vamos a ver, ¿quién no tiene algún familiar en alguna ciudad de España? Pues si tienes que viajar porque no hay más tu tía -por ejemplo, fallecimiento de parientes muy cercanos (en el caso de colaterales, debes plantearte asistir al entierro por vídeo a través del móvil del finado, que joder, ya que se muere que lo pague) ¿qué mejor momento para estrechar lazos con esa tía o prima que hace lustros que no ves? Te instalas un par de días a dormir en el salón de su casa y a desayunar hornazo con café con leche. Y si me apuras, te pones ciego en el desayuno y te ahorras la comida.

– Transporte. Vamos a ver, como a mí no me queda otra más que usar el coche, pues tiraremos de coche de empresa del parejo y el oficial aquí se queda en casita a verlas venir. Los días de lluvia, se saca el coche junto con el perro para que se limpien. Y además, visitas a clientes NINGUNA. Aquí no se visita ni a los enfermos, no nos movemos ni locos. Que manía con reunirse con los clientes,  ¿para qué se inventó el teléfono, digo yo? Y como tenemos que volver los dos juntos, nada de alargar la jornada laboral, que además gastamos luz: los dos a las 6 en punto corriendo a casita, y así además de gastar la mitad en gasofa, le recortamos a la chica una hora de salario. Huy, ¡que peaso ahorro!

– Telecomunicaciones. Aquí no se llama ni en caso de que te estés muriendo, se usa el mesenger de la BB que es gratis, el whatsup, o la internés en tarifa plana, y creo que llamar al 112 es gratis. Coste de llamadas, cero pelotero. Y si alguien nos llama, aprovecharemos para desearle las felices fiestas de diciembre de 2012 y 2013, y qué bien habremos quedado. Asegúrate de que tu flamante Galaxy-II es de verdad tarifa plana, a la mínima duda en cuanto al consumo, ponla en modo “no teléfono” y úsala para jugar, que es estupenda. Total, ¡si no vas a hablar! ¿Y para qué narices quieres internet si no viajas, no vas al cine, no compras on line ni te relacionas? Hombre, un poco de cordura, por favor. Qué despilfarro.

Y yo creo que si todos los “nominados” hacemos ésto, en cosa de pocos meses nos habremos cargado el pequeño comercio que queda, los centros comerciales, todos los gremios, los outlet online, los restaurantes, los cines y teatros, los talleres, las aseguradoras, las telcos, los hoteles, las autopistas y compañías que las explotan, los transportistas, las compañías aéreas, la Renfe, y la sociedad nacional agrupadora de Hombres del Saco.

Oye, ¡si es que la gente no piensa! Que bien, voy a poder pagar mis impuestos sin problema, eso sí, lo de estimular el consumo, será que quieren meterle un Vibe-II por el culo, porque otra cosa no la comprendo. Pero bueno, como soy de letras, seguro que no me entero y que el gobierno tendrá un maravilloso plan para que el consumo suba como la espuma incluso sin consumir.

Felices reyes, majos. Disfrutadlos, y no olvidéis ser MUY MALOS este año, que con un poco de suerte nos traerán carbón y nos podremos calentar.

Silcas

Que vienen los Reyes

Venga, último round de fiestas, que esto ya se acaba gracias a Dios y a los Reyes Magos, que en cosa de dos días liquidan el asunto adorando al niño y cada oveja con su pareja y cada mochuelo a su olivo.

Y mira que detesto eso de ir de compras a última hora, pero es verdad que este año me ha pillado el toro, así que esta mañana hemos abandonado a los enanos en la ONG  “Abuelos sin Fronteras” y hemos huído presto a los centros comerciales a ver qué pillábamos.

Las ametralladoras Nerf, agotaítas en el juguetilandia. “Oye, que digo yo que estas de aquí de colorines también sirven”. Miro compasivamente a cónyuge A. Como le lleves esa basura, le pone una demanda a Melchor, por no decir que el susodicho ha pedido otra igualita para su primo -obviamente para poder zurrarse mutuamente como es debido y en paridad. Y quieren NERF, o sea,  NERF y no otra mierda made in china (que estas también, pero son las que molan).

En vista de que no quedaban ni los dardos, decidimos dirigirnos a un centro comercial bien enorme, a ver si teníamos suerte, y además de las chismas éstas, pescábamos el regalo para mis suegros y una Xbox, ps3 o similar, que ya nada nos libra de comprar alguna gaita de éstas, que lo han pedido los dos enanos y debemos ser de los pocos en este país que no han tenido ni la ps1, ni la 2 ni nada parecido. Cagontó, pero porqué narices son tan caras estas cosas??? Que entre pitos y flautas, de 300 pavos no baja la broma.

Pero lo primero es lo primero, y entramos en el hiper a ver si quedaban las ametralladoras dichosas, y ya lo creo que quedaban; pero SOLO DOS, las dos últimas del lugar, debe ser que las regalan, pero NO, porque cada una de ellas ostentaba el increíble precio de SESENTA EUROS. Joder, 60 pavos por cada una de las dos MIERDAS de plástico made in china, que muy posiblemente resultarán destruidas dentro de 30 días porque en cuanto se les acaben los dardos estos dos arrebañaorzas terminarán la pelea a culatazos.

Me tapo los ojos con desesperación mientras pescamos las dos ametralladoras y envío a cónyuge A -que a mí se me cae la cara de vergüenza- a interrogar a los reponedores sobre el paradero del “hamster que habla”, que ha sido toda la descripción proporcionada por mi hija. Mientras se parten de risa, le comentan que el mencionado roedor está agotado hasta las trancas, y que si eso, le entrenan una rata de las del almacén, que saben latín, para que dé el pego a la criatura.

Así pues, a la caja junto con unos cuantos libros, una peli de mazingerZ (debilidad de la menda, claro), algo de papel de envolver y unas chuches para el perro. Total, una pasta por unos cuantos trozos de plástico y una bolsa de piel de buey reseca para el cánido. Tengo la sensación de que la gente de alrededor se ríen cuando ven las dos PEASO AMETRALLADORAS en el carrito (mira, mira, otros tontos que han picado, y encima se las llevan de dos en dos!!!)

Entonces, mientras cónyuge A se deprime mirando el saldo en el cajero, me acerco al Poly, a ver si está el hamster de las narices, y sí, tengo suerte -es un decir- y encuentro tres míseros ejemplares de roedor -encima, ligeramente manchados- que me miran fijamente, agarro uno -TREINTA PAVOS!!!!- y lo añado al saco, la virgen, pero por dios, un puto roedor de peluche que no levanta un palmo del suelo cuya gracia consiste en que le hablas y repite lo que dices. Estos chinos se deben estar forrando vivos a base de producir estas mierdas y venderlas por una pasta a los occidentales gilipollas que compran lo que les piden sus hijos.

 

Con lo que no contábamos es con el chusqui de turno, que nos sugiere llevarnos el pack que lleva el Kinect y unos cuantos juegos -interesante opción dado el precio de los juegos y que no somos precisamente muy duchos en esto del pirateo. Y una consola sin juegos, pues como que tiene poca gracia. Así que nos llevamos el kit que contiene la Xbox con el kinect y el juego de los conejos, otro juego de aventuras cuyo nombre ignoro, y el kungfu panda. Amén del Battlefield, claro, que como no se lo ponga a los niños, se me mueren. Por niño me refiero al padre y al hijo, por supuesto. Lo de los conejos le hará gracia a mi hija, que se pondrá a saltar por el salón como loca, con lo que no cuento es con la reacción del chucho cuando nos vea pegando pisotones como idiotas tratando de matar conejos inexistentes. Vamos a terminar cazando moscas en el retiro.

 

No sé cuánta pasta llevamos fundida, pero encima aún nos falta conseguir los regalos de los adultos -en este caso suegro y suegra, asunto que resolvemos en OTRO centro comercial, esta vez al aire libre y con casita navideña modelo Elf, donde dos colegas (al menos van sin disfrazar) te envuelven los regalos por el módico precio de un euro. Como no quiero discutir, accedo a que el empaquetado, tarea tradicionalmente realizada por la menda, sea objeto de outsourcing a los habitantes de la casita, los cuales demuestran dos cosas:

Una. Los hombres CARECEN del gen que permite empaquetar regalos con rapidez, gracia, precisión y a ser posible, evitando que se rompan o arruguen en el proceso, del mismo modo que nosotras CARECEMOS del gen que permite pegarle una patada a un balón de fútbol y conseguir que entre en una portería de seis metros de largo. No digo que ni unos ni otras no puedan aprender, pero que no nacen con esa predisposición, eso lo garantizo.

Dos. Además, estos dos ejemplares del sexo masculino demuestran una notable falta de pericia. Son dos aspirantes a becario de papelería que -todo lo más- son capaces de arrancar con más o menos estilo el precio de la etiqueta y liar aquello en un papel, si eso. Lo de poner lacitos rizando los extremos con las tijeras, como las avezadas dependientas del corte inglés, ni soñarlo. Y esa metodología de envoltura colocando el papel al bies, ni en broma. Como decía, les entrego dos americanas para envolver. Tras ver -con crecientes nervios- el lío/apaño/destrozo que trata de perpetrar uno de los envolvedores, mi ascendente Virgo junto con mi signo solar de idéntica raza y condición, me hacen intervenir con una demo de CÓMO COXXNES SE DOBLA UNA AMERICANA para que no se convierta en un sharpei pasado por una máquina escurridora de bañadores. Entonces, su compañero procede con la siguiente americana, haciendo EXACTAMENTE lo mismo que su amigo. La pilla, la dobla por cuatro sitios, la vuelve a doblar y consigue reducir una americana de LANA talla L a un bulto de dos palmos escasos de largo.  Lo miro sin dar crédito. A este lo pilla el Rajoy, lo pone a reducir cargos ministeriales y nos arregla el país. Mira, le digo, casi mejor (cacho nécora) la doblamos como la otra, ¿te parece, corazón? Menos mal que al menos son dóciles, obedientes y temerosos de Dios (o de la cólera virginiana)

Nos marchamos con nuestros paquetes embalados directos a casita donde me entra el frenesí embalador y poyaqueestamos aprovecho la ausencia de los menores y procedo con las cuatro cosas que quedan en el sótano y nuestras adquisiciones juguetiles de hoy, escondiéndolas después en varios armarios excepto algunas cosas que regresan a la leñera, como son las dos Nerf gigantescas que se han llevado un rollo de papel de regalo respectivamente. Miedo me dan.

En fin, al menos es día 3 y ya tenemos los reyes listos y dispuestos. Y ya dentro de nada se acaba toda esta mandanga y volvemos a la normalidad, que cada vez aguanto menos esta costumbre idiota de inflarse a gastar pasta que no tenemos en cosas que no necesitamos.

Feliz 2012

Feliz año, majos -y majas-!

Y para los que quieran comenzar YA MISMO con la dieta, esta excelente sugerencia que nos envía Gabriel:

 

 

Debo decir que después del cochinillo de ayer, la pularda del 31, el PAVO-Zombi del 24 y el cordero del 25, me he retirado a vomitar tras visualizar semejante cosa, eso sí, me parece curradísimo!!!

Que comencéis bien esta semana, guapos.

La ama buena.