Cuponazos…

El mundo cupón es francamente fascinante.

Debo reconocer que en alguna ocasión sí he pescado cupones descuento y me ha gustado la experiencia. Claro, me refiero a SPAs, tratamientos light (tipo manicuras y tal), e incluso clases de yoga, pero no me atrevo con mucho más. De hecho, hace ya tiempo que no pico.

Pero el otro día, ay el otro día, lo que me encuentro:

La leche, qué estremecedor. Lo que hace la crisis, cómo aguza el ingenio. ¿Y ésto cómo funciona?, me pregunto. Es decir, vas con tus amigos y a unos los maquillan/visten de zombis y los sueltan por el campo, mientras los otros los persiguen? O bien los zombis vienen de serie con el juego y los pone la empresa? ¿Siempre hay que dispararles a la cabeza? Porque con un bolazo de pintura en el coco tienes grandes posibilidades de convertirte en dead, sin el walking. Y un zombi con casco, como que pierde un poco la gracia.

¿Habrá alguien que haya comprado esta bazofia??

Seguro que sí. Pero hay muchas más cosas que nunca me compraría en web de descuentos. Verbigracia:

UNO: Lo de los pececitos dichosos. Con descuento o sin descuento. Porque a ver; ¿quién me garantiza que a los bichos estos les lavan los dientes entre cliente  cliente? Puajjjj. No quiero ni pensarlo. Y además, ¿y si les entra la gazuza de pronto y mutan, convirtiéndose en pirañas? De ahí el dicho “te comen por los pies”. Yuyu.

DOS: Operación de miopía. HUY HUY HUY que con los ojos no se juega. ¿De verdad alguien se compra el cupón, va a la clínica y “hola buenos días que vengo a que me apañen esto de la miopía”? ¿Y entonces sacas el cupón y a la enfermera se le borra la sonrisa de golpe y te introduce disimuladamente en la misma sala de espera que las churris de depilación láser?

TRES: La estrella de las estrellas, no sé bien en qué consiste y casi prefiero no enterarme:

Y debe ser que la peña se hace estas cosas, si no, ¿porqué demonios se ha puesto tanto de moda? ¿Y te lo hacen así, tal cual, ni médicos ni gaitas? ¿Irrigarse las tripas es una técnica de belleza? La leche. Oiga, que vengo a esto de la hidroterapia, y te sientan ahí, con tu equipamiento hidráulico al lado de una que se va a hacer la pedicura y que te mira horrorizada -y con un más que comprensible asquito-. Bruagh…

Uf…

Anuncios

Una respuesta

  1. No conozco lo del mundo del cupón, pero debes echarte unas buenas risas viéndolo jejeje terapia de la risa por la patilla jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: