Ola de frío

El invierno es lo que tiene: hace frío. Y punto. Y venga la prensa a marear el asunto del frío -será que no hay noticias- y parece que nos vamos a morir todos por hipotermia.

Así que ola de frío. Pues como cada invierno, con mayor o menor crudeza. En la sierra madrileña tenemos habitualmente -6º en invierno y nadie pega las tres voces ni monta un especial informativo. Dos grados bajo cero es un tiempo normal. Pos eso. Frío pelón, que es Enero y estamos en la sierra, y punto.

Como decía un ruso cuando lo entrevistaban el otro día en la tele “no hay mal tiempo, hay mala ropa”. Y dio en el clavo el hombre, aquí no sabemos vestirnos para el frío, ni a nosotros ni a nuestros coches. Vale, de acuerdo, para el poco mal tiempo que tenemos aquí no nos sale muy a cuenta tener neumáticos de invierno, aunque deberíamos. Tendríais que ver cómo circulan los coches en Moscú sobre el pavimento helado, a toda caña. No he pasado más miedo en mi vida.

En cuanto a la ropa, toda la razón que tiene el hombre. Esta mañana se me ha ocurrido ir a por leña sin guantes, al estilo escarlata o’hara. Cuando terminé de descargar la carretilla llena de troncos en el maletero de mi coche desafiando el vendaval que me metía los pelos en los ojos, no sentía ni las yemas de los dedos. Me metí en el vinículo con el moco colgando, y puse la calefacción a toda leche a ver si conseguía habilitar mis extremidades y meter la llave de encendido en el lugar correcto. Evidentemente, gorro, guantes y bufanda hubiera sido un equipamiento más que recomendable, y ¿dónde estaban? en casita bien guardaditos en el armario. A eso se refería seguramente este experto en olas de frío siberianas con eso de que no tenemos ni idea de vestirnos para el frío.

Así que me hace una gracia enorme este titular:

Que se manifiesten 200.000 rusos me parece una noticia como cualquier otra, todo lo más, llama la atención la cantidad de gente. Lo que me parece de chiste es que apostillen “a menos 20 grados”. Menos 20º en rusia es una MARICONADA, la gente se viste y sale a la calle, a sus trabajos y a los colegios, y punto. Yo he visto niños de dos años jugando en el parque en la ciudad de Yaroslavl a menos 9 grados. Eso sí: apenas les veías los ojos, enfundados de arriba a abajo en sus monos impermeables y acolchaditos, con sus guantes, sus capuchas y sus bufandas. Correteando felices y contentos y jugando con los artefactos del parque infantil.

Tengo dos amigos, uno en China a -30º y otro en Polonia a -22º. Lo sé porque envían prueba fotográfica: el cuadro de mandos del coche, que no engaña.

¿Y aquí? Vete a dar una vuelta un viernes o sábado y mira como salen de copas las niñas (reconozco que mis amigas y yo hace lustros íbamos exactamente igual de desabrigadas). Las ves temblando de frío en las paradas de los autobuses, con una minifaldita y una bomber de cuero sintético que abriga exactamente un pijo. Se pasan el puñetero invierno acatarradas, las criaturicas, y no tiene nada que ver la ola de frío de menos tantos, es que con 5º si no vas abrigado, te pillas el trancazo igual.

Y en cambio, vete ahora a Moscú a ver cómo salen las rusas: escotadas hasta las trancas y luciendo cacha que para eso la tienen (anda que no les gustan las minis), pero encima del modelito de turno llevan unas cuantas capas de ropa térmica que sólo se quitan al llegar a los sitios.

Que parecemos idiotas, hombre, lo único que hay que hacer para combatir el frío es ABRIGARSE.

No aprendemos, no…

Feliz finde, majos.

Anuncios

Malditos Roedores…

Valgame y yo que creía que lo había visto todo en licitaciones raras.

Pues no.
Observo con estremecimiento lo siguiente en la Plataforma de Contratación del Estado -y tras verificar que no es 28 de diciembre ni nada parecido- me apresuro a daros puntual traslado:
“Adquisición de dieta para roedores”
Licitador, la Fundación Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III.
Hasta ahí, todo bien, animalitos, encima de lo que les putean en los laboratorios, al menos que les den de comer, digo yo.
Y de pronto me doy cuenta del importe: 182.000 euros.
¿Pero qué comen estos bichos? Es más, ¿cuánto comen al día?
Me bajo el pliego, no me resisto a indagar y cubrir mi laguna de ignorancia absoluta acerca de la alimentación ratonil (nunca he tenido ni un triste y solitario hamster, y con lo que ignoro sobre ellos se puede llenar una piscina).
Piden 117300 kg a consumir en un año, lo cual me da un precio de 1,5 euros el kilo de comida para roedor (obviamente no les dan solomillo de buey). Vamos a suponer que un hamster se zampa 20 grs de comida diarios. En un año, el bisho se ha comido -si mi aritmética no me falla- 7,3 kilos de comida de roedor.
Y la pregunta es, en el nombre de los testículos del minotauro, ¿Cuántos parientes de speedy gonzález tienen ahí metidos??? Qué harán con ellos, ¿engordarlos hasta las trancas a ver cuándo les peta el corazón?? ¿Está el flautista de Hamelín emboscado por allí cerca y se les multiplican los bichos cosa mala? ¿O será que tienen ratas, ratones, conejos, chinchillas, jerbos, ardillas colilargas, cobayas gordas y si me apuras, la Loli, que tiene unos piños que roe los pellets de pienso como si fueran pipas…? ¿Crían animalitos para otros centros de investigación? ¿Exportan? ¿Distribuyen a restaurantes chinos?
Estremecida, me he quedao.
Hasta estoy por ir a la apertura de plicas, esta sí que no me lo pierdo.