Feliz 2012

Feliz año, majos -y majas-!

Y para los que quieran comenzar YA MISMO con la dieta, esta excelente sugerencia que nos envía Gabriel:

 

 

Debo decir que después del cochinillo de ayer, la pularda del 31, el PAVO-Zombi del 24 y el cordero del 25, me he retirado a vomitar tras visualizar semejante cosa, eso sí, me parece curradísimo!!!

Que comencéis bien esta semana, guapos.

La ama buena.

 

Anuncios

Las Vulpes

Salíamos ayer de la comunión de mi hijo, y cansadas pero felices, cinco tordas entre las cuales me incluyo, emprendimos el camino a mi hogar para continuar la celebración en petit comité, apoderándonos del medio de transporte con la excusa de que los tacones nos estaban matando. Aunque el garito que utilizamos y mi humilde mansión están a escasos cinco minutos de paseo dentro de la urbanización, habíamos utilizado el coche para regresar desde el colegio donde se celebró la ceremonia y había que volver a meterlo en el garaje.

Entre risas y cachondeo, nos pusimos a perseguir a mi hermano, el cual conduciendo un precioso audi negro, nos tomó la delantera enseguida, dado que estábamos entretenidas abriendo TODAS las ventanas del carro incluyendo el techo solar, poner música a toda leche y gritar como desaforadas montando gresca, y menos mal que no llevábamos copas. Así estábamos de monas, cuando llegamos a la entrada de mi calle -muy cortita y donde sólo cabe un coche-, y vimos un precioso audi negro dando la vuelta porque no había donde aparcar y tenía que salir por donde había entrado. Ahhh, ¿de que te sirve correr, ehhh hermanitoooo? Lo celebramos con grandes gritos y risotadas ¡haale, te fastidiaaas! etc etc.

Comenzó a salir marcha atrás y se quedó en el hueco del garaje anterior al mío para dejarnos pasar, porque no cabíamos los dos, así que lo encerré bloqueando su paso con mi carro, y entonces debió ser que había algo raro en los pinchos de tortilla, la tarta de chuches o el jamón, porque todas mis pasajeras enloquecieron. Unas se dedicaron a tirar besos y piropos al ocupante del coche “guapooo tio buenoorrooo!!”, otra directamente ofrecía sus encantos en actitud claramente insinuante, mientras otra sacaba una barbie desnuda por el techo solar, he olvidado qué mas cosas sucedieron en aquellos escasos 30 segundos, pero seguro que comportamientos dignos de una manada de mandriles hembra que han encontrado un macho disponible.

El ocupante de cualquier vinículo en esas circunstancias, como mínimo pudo pensar que se encontraba ante una posible violación en grupo o que había vuelto a reunirse el famoso grupo punki “Las Vulpes“, que se dirigían a un concierto, pero como los focos de su coche nos daban de lleno en nuestras caras, que son el espejo del alma, no podíamos ver si le parecía bien o si por el contrario estaba totalmente horrorizado.

La que sí se horrorizó fue mi hermana, que consiguió ver dos zarpas engarfiadas al volante del precioso audi negro, y en una de ellas, una pulsera de cuero con un colgante de plata que NO era de mi hermano ni en sueños.

A la voz de “Coño, que no es mi hemano”, siguió un sonoro “AARRGHHHH!!!” por parte de todas nosotras. Y mientras la mano del misterioso conductor hacía una señal de aprobación con el pulgar hacia arriba (nos ha jodido, que te asalten cinco churris en los tiempos que corren), pegué un acelerón que casi incrusta el coche en la puerta del garaje, donde traté inútilmente de ocultar el coche y nuestra identidad antes de que nuestro abordado amigo tuviera tiempo de tomar nota de la matrícula y llamara al programa “Me pasó a mí aunque no te lo creas” para contar que cinco locas le habían secuestrado y que habían estado a punto de violarlo entre todas.

Eso sí, la anécdota nos permitió pasar una noche de lo más entretenida riéndonos de la cara que se le debió quedar el colega con semejante espectáculo. Dios mío, que no llame a la tele, que no llame a la tele, que no llame a la tele…

Silcas

Fusiones bancarias

 

Rapidez mental

Gracias una vez más, Gabriel… 🙂

Silcas

***********************

Comprueba lo rápido puedes leer estas palabras:

 

1. P_TA

2. POL_A

3. C_ÑO

4. CH_CH_

5. TE_A

6. C_LO

7. C_NDO_

8. FO_ _AR

9. PAJ_

10. MA_ADA

 

 

Las respuestas más abajo

 

 

 

 

Respuestas:

 

 

1. PATA

2. POLCA

3. CAÑO

4. CHICHA

5. TEJA

6. CELO

7. CANDOR

8. FORJAR

9. PAJE

10. MANADA

 

 

 

Vale, igual tampoco tienes Alzheimer…. pero eres un pervertido.

Carta a la DGT

Querido Pere,

Soy un Audi A4 avant, de dos añitos de edad, y estoy francamente desesperado. Le escribo con la esperanza de que recapacite usted y me ayude. Desde ayer día 7, mi dueña, que habitualmente me da zapatilla hasta la saciedad, se ha vuelto completamente amariconada.

Quizá tengan la culpa unas señales de tráfico rarísimas que veo por la A6, y que pone algo así como 110 de velocidad límite. El caso es que me extraña, porque mi jefa raramente baja de 130-140 cuando nos dirigimos a Madrid, ella y los otros tropecientos vehículos que nos acompañan. Y vamos así, a ese ritmo alegre de carburador que es la sal de nuestra vida.

Mire, déjeme que le explique mi caso, que seguro que me comprende. Verá. Soy un vehículo de renting y además de gama alta, lo cual quiere decir que me tratan como a la querida del ministro: manicura, peluquería, zapatitos nuevos en cuanto se me desgastan las tapas, me echan de comer y beber de lo mejorcito, me llevan al médico cuando toca, y -en líneas generales- me considero una criatura con ruedas muy afortunada. Sobre todo cuando veo lo que circula a mi alrededor: parque móvil más bien decrépito -el más viejo de Europa, tengo entendido-, con gomas en mal estado, motores más bien caducos engrasados con aceite de Lidl en el mejor de los casos y seres al volante que no saben escuchar al motor y se ponen a 90 en tercera sin sonrojarse, forzando a esas pobres criaturas hasta límites inhumanos.

Aquí el tema es el siguiente, y comprenderá usted mi preocupación. No es sólo el hecho que yo me cale a 110 -que eso además-. Tampoco se trata de que ese incierto estado entre quinta y sexta no es precisamente bueno para optimizar mi consumo de bebidas apetecibles, claro, que eso son cosas de mi fabricante, que vete tú a saber en qué estaba pensando para parir un coche que pudiera correr a 220 sin problema. Será inútil.

El verdadero problema es que mi jefa se DUERME COMO UNA MARSOPA al volante, rodeada de otros de mis congéneres circulando a velocidades sencillamente soporíferas, y estoy comenzando a inquietarme porque ella, que además de miope perdida, no es precisamente Hamilton, cualquier día se me empotra contra una carreta de bueyes. Que a este paso es lo que terminará por circular en Madrid, dado que es ecológico, no contamina y además va a la misma velocidad que los automóviles.

Deje usted de engañanarse, que a 110 no circula ni rita, quizá ahora sí por la novedad, pero llegará un momento en que nosotros, los vehículos, nos rebelaremos y comenzaremos a echar mierda a mansalva por los tubos de escape, mearemos el combustible según nos lo introduzcan para que haya que repostar más a menudo, y mandaremos su maldito plan de “no corras que te crujo” a tomar por saco.

¿Me he expresado con claridad?

Lo que le estoy contando se llama Rebelión de las Máquinas, y por si no lo termina de entender usted, le recomiendo la trilogía de Terminator, una iniciativa de unos colegas nuestros -los PCs- de lo más ilustrativa.

Firmado,

Un Audi desesperado y hasta las llantas de pisar huevos

***

Nota de Silcas: Dedicado a mi amigo Miguel, que si alguien sabe de lo que hablo, es él.

Perrerías

Genial este vídeo que copieteo de mi amiga Wanchu, no os lo perdáis.

Creo que ha llegado el momento de enseñar a la PEREZOSA de mi perra a poner el lavaplatos.

Silcas

 

El mayor terror infantil

Gracias,  Gabriel, por tu magnífica colaboración. Me ha hecho soltar la carcajada, es bueno…

Silcas

************

El tema en la clase era el miedo, y la profesora empieza a preguntar…

– Pedrito, ¿de quién tienes más miedo?

– Del ‘Coco’, profesora

– Pero Pedrito, ‘el Coco’ no existe, es una leyenda… no debes tener miedo…

– Luisita, ¿de quién tienes más miedo?

– De los fantasmas, profesora

– Pero Luisita, los fantasmas tampoco existen, son una leyenda, no debes tener miedo…

– ¿Y tú Juanito? ¿De quién tienes más miedo?

– Del ‘Mala Men’, profesora (el silencio invadió el salón de clases hasta que la maestra dijo)

– ¿’Mala Men’?; nunca oí hablar de ése, ¿quién es?

– Yo tampoco sé quién es, profesora, pero me temo que sea el ser más terrible que pueda pisar la tierra, su maldad es implacable y su legado de terror se ha esparcido por varias generaciones, ya que todas las noches mi mamá dice al final de las oraciones…

¡¡¡No nos dejes caer en la tentación y líbranos del ‘Mala Men’!!!