Facturame otra vez

Ring ring

Buenos días, aquí la madriguera de santa claus, si quiere hablar con la cueva de alíbabá marque uno, si quiere que le facturen antes del 26 de diciembre marque 2, si quiere que le atiendan personalmente espérese un ratito que se pone la elfa doméstica.

Tal hubiera podido ser mi contestador durante la semana pasada, que con eso de las elecciones, ya sabemos que el ministerio de “Transhumantes Travestidos” va a seguir como estaba, y que el de “Pajares y Eras” lo dividen en “Pajares y Cobertizos” y “Eras y Arados”. Básicamente la vida sigue igual excepto para unos cuantos.

Dado que, por tanto, no se esperan demasiados cambios en los niveles intermedios de mis clientes, la gente se ha vuelto loca con eso de que vamos a dejar todo limpico para el año 2012, “hágase”, y que los proveedores Facturen, Propuesten y Doten en tiempo record, que además eso en las multinacionales resulta especialmente sencillo. Creo que las de facturación han hecho una colecta para pagar a unos sicarios y que me rompan las dos piernas.

El premio se lo lleva un cliente -al cual aprecio especialmente- el cual había pedido a los reyes nada menos que una actualización de firmware de unos blades donde tenía toda la información de su organismo para el día 23 de diciembre. Menos mal que pude convencerle de que pospusiera tan bonita actividad, porque se nos hubieran atragantado los turrones, el pavo y el belén entero, el cual me hubiera poseído sin contemplaciones por hacer semejante cosa en víspera de DOS festivos, durante los cuales los técnicos de soporte que resuelven los marrones que SIEMPRE se producen durante las actualizaciones de firmware estaban -como todo el mundo- dándole a la bota maría, con lo cual mejor mantenerlos alejados de cualquier cosa con cables.

El accésit, para un utero -que no útero, vease descripción de UTE o unión temporal de empresas- que necesita una oferta de cobertura y que -dado que debo ser la única imbécil que le ha cogido el teléfono un día 23/12- me ha enmarronado vilmente con eso de la paz, el amor y el hacer el bien al prójimo, seré mastuerza.

Y ahí estaba yo, el 23 de diciembre, cual mamá noel, repartiendo alegrías entre la población, léase facturas y propuestas para cuadrar bien todas las cosicas, y que no nos pille el toro el día 31, que bastantes sustos hemos pasado ya este año.

Y dónde demonios se mete la crisis cuando la necesitas, porque anda que no estaban ayer los centros comerciales llenitos de humanos pululantes haciendo acopio de cosas que no necesitan en absoluto, y yo allí en medio, haciendo tiempo porque el tráfico estaba infernal y para estar parada en el coche, mejor me apeo y me doy una vuelta por las tiendas, que siempre apetece.

Y entonces te das cuenta de que tu hijo ha pedido el Fuerte Comansi (manda narices porqué demonios se pone de moda una cosa del año tres), y comienzas a prospectar, concretamente en el corte inglés, a ver si lo tienen, y la señorita te dice que está agotaíto del todo, y un tanto acongojada, te vas a otro hiper, y ahí lo tienes: a 50 euros EL PUXX FUERTE DE LAS NARICES, que consiste en cuatro maderos, dos indios y dos soldados, que lo hago yo con estas manitas y me sale más apañao. Por dios por dios. Juguete completo juguete comansi, la madre que los ha traído a todos. Me siento como una idiota en la caja del hipercor con el fuerte de las narices, la gente debe pensar: mira, otra lela que ha picado y se ha dejado 50 pavos en dos cachos de madera, válgame….

Pero en fin, ya es nochebuena y mañana navidad, este año voy a mesa puesta los dos días conque aquí estoy, a las 12:17 posteando para desearos a todos una FELIZ NAVIDAD y que os comáis el turrón con la gente que realmente os apetece, y al resto que le den.

UN ABRAZO Y FELIZ NAVIDAD, COMPAÑEROS!!!

(pd. si no vuelvo a escribir, será porque me ha matado el pavo que ha cocinado mi hermana, y que es tan grande que no me extrañaría que se convirtiera en un “walking dead”)

Anuncios

¡Feliz Año Nuevo!

Ya se nos ha emborrachado ésta, diréis, y NO, que ayer me comporté debidamente y no me tomé más que dos chupitos de vodka. Si es que estamos irreconocibles.

Decía que ayer 13 de Enero, tuvimos la cena de Fin de Año ruso, que tiene lugar todos los 13 de Enero, dios ortodoxo mediante. Os adjunto bonita foto de la bebida oficial de la cena, vodkita ruso helado a palo seco. En vasito pequeño, eso sí.

 

 

Lo mejor, el menú. Tras los entrantes, nos traen una crema. Qué es, preguntamos. Crema de Villana. Joooder cómo las gastan los rusos, aquí a las villanas las hacen picadillo y te las sirven en fin de año hechas puré.

Cuando la probamos comprendimos que era crema de avellanas, riquísima, por cierto.

Luego, el segundo. Nos traen un plato super-adornado. ¿Que es? -again- Solomillo de Oso. Coooño. Solomillo de oso, pues pobre bicho, además debe estar duro de cojones, que los osos siberianos son unos bicharracos que más bien parecen mamuts. Al final, tras repreguntar a la chusqui, nos aclara: Solomillo de CORZO, ahhh vale, eso ya nos cuadra más.

El postre, riquísimo, un tiramisú de mango con helado de mandarina. Mi amiga, cuyo nombre oculto piadosamente, comienza por intentar comerse el pensamiento que adorna el plato. La miro con incredulidad. Son flores comestibles, ¿¿no?? -me dice-. Pues chica, no sé, yo prefiero empezar por el tiramisú, pero allá tú… a mi perra le gustan las flores y de vez en cuando se come alguna, pero no sé yo si comerse un pensamiento es buena idea…  🙂

Luego, justo antes de las 12,  dan una copa de cava INFUMABLE, el cava más malo del universo, ya les vale, podrían poner un freixenet baratito, que al menos se deja beber, y un papelito muy fino donde tienes que escribir tu deseo para ese año, luego lo quemas, lo echas en el cava y te lo bebes. Lo malo es que el puto papelito jamás se quema del todo porque te acabas quemando los dedos con la llama de la vela y lo capuzas a toda prisa en la copa, y al final intentas tragarte el cava junto con el trozo de papel a medio quemar, cosa que te provoca arcadas en cuanto te acuerdas de la lengua con salsa de rábanos del aperitivo, que todavía tienes en el estómago. Pero en fin, todo sea por la causa.

Y cuando te lo has bebido, viene el ritual de pinchado de globos, como este año ya no se puede fumar en el local, el restaurante nos provee de tenedores para proceder al pinchado de tales elementos, cosa que hacemos con gran alegría y  acompañamos con ruido de espantasuegras.

Hale, ya es 2011.

Cuando salimos, los bares de alrededor están llenos… de gente en la calle fumando. Y hace rasca, oiga. Creo que la Pajín no ha hecho un buen negocio, se va a gastar en curar neumonías todo lo que se ahorre en cánceres de pulmón.

Lo dicho: un pan con unas tortas.

Silcas

Hola 2011

Bueeno, ya está aquí, ya llegó.

La que casi no llega a las uvas es la menda, que cuando iba zampándose la octava, cae en la cuenta de que SÓLO tiene 10 uvas en el plato -cortesía de mis hijos o de cualquiera de mis tres sobrinos- lo cual me hizo salir pitando a la cocina sobre mis tacones de 10 cms con válvulas, agarrar dos uvas sin lavar y con pepitas y zampármelas al estilo orco, aaam, no vaya a ser que se me joda el año que yo con las uvas tengo mis cosas.

Los enanos están agotados. La pequeña ha amanecido a las 10 -su récord absoluto- y el enano sigue frito, igual que cónyuge A.

El trasnoche del viernes nos dejó bien jodidos, sobre todo a mí, que el no dormir me deja catatónica y hacía siglos que no me acostaba a las seis de la mañana (eso sí, sólo un par de gintonics y bastante flojitos). Sin embargo, el día de año nuevo mis cuñados consiguieron resucitarme a base de unos percebes espectaculares (hacía siglos que no veía unos tan gordos), anchoas del cantábrico, almejas marinera y un cochinillo made by suegra que quitaba el sentido.

 

Comí con champán -que le den al augmentine- y a eso de las 22 hs caí en la cama totalmente desmayada hasta hace un par de horas, cuando he abierto el ojo y he caído en que HOY no hay que hacer vida social. Glorioso.

Es domingo dos de enero y estoy dudando si ir a Ikea a por una alfombra y lámpara para el vestidor o bien quedarnos en casa haciendo tumbing. Supongo que acabaremos dando una vuelta por ahí, porque si no los enanos se subirán por las paredes, acostumbrados al trajín con sus primos.

Ya sólo queda bajar a Madrid el día 5 a la cabalgata y empaquetar los reyes (por cierto me faltan dos regalos para ahijados que no sé cuándo voy a comprar). Y fin de fiestas, joder qué agotamiento. Después de navidades harían falta otras dos semanas de vacas para recuperarse, yo al menos me pienso alimentar de verduras los próximos 15 días.

Ah, pues mira, según escribo estas líneas caigo en que va a ser que no.

Había olvidado el pequeño detalle de que el día 13 tenemos el FIN DE AÑO RUSO, o fin de año ortodoxo, en El Cosaco y que no nos perdemos jamás por eso de mantener vivas las tradiciones de nuestros hijos.

Aterrador, puede ser ésto, incluso sin uvas.

Glubs.

Silcas

Estadísticas 2010

Curioso resumen que me envía wordpress sobre las estadísticas de mi blog.

Dichosos pavos reales, ¿en serio la peña se afana tanto por encontrar fotos de este bicho?

Flipo… 🙂

 

Pues eso es todo amigos, curioso, eso de los pavos reales y macacos…

Sus Majestades, en estado crítico

En la UCI, los he tenido toda la mañana.

Hoy, domingo, era el día del terror, porque había que montar -sin opción a retrasar la actividad- el árbol y los dos belenes, el “oficial” y el de los peques. Es un belén pequeño, todos sus habitantes made in china, para que tanto ellos como el chucho puedan hozar a placer en el nacimiento y mover reyes, ovejas gigantes, camellos, cerdos y paseantes (al final me ha dado pena despedirlos -con tanta crisis- y hemos repetido el mismo reparto que en las anteriores navidades)

Así que cónyuge A me sube del sótano las 6 o 7 cajas que contienen todos los componentes del asunto navideño, con un alarmante aroma a humedad. Nuestro sótano nunca ha sido precisamente seco, pero joder joder, las cajas con moho, mal asunto… Aquí se nos ha colado algún afluente del río Guadarrama en el trastero, porque no es normal.

Voy a declarar 2010 “Año de los Humedales”. Entre la gotera que ha producido en el garaje una bañera con el desagüe jodido, el desbordamiento de cisterna que se produjo en mayo y que jodió el piso de parquet, y ahora el enmohecimiento de los belenes, se merece el título sin dudarlo.

Así que comienzo a abrir las cajas, con bastante asco, y comienzo por la del belén oficial, ya sabéis, el de la figuras de alabastrina que pinté hace siglos, cuando todavía perdía el tiempo en esas cosas: virgen, niño, sanjosé, asno, vaca y los tres reyes. El niño parece en buenas condiciones, la virgen también, pero San José me sale manco. Joder, que le falta una mano. La pera. Dónde demonios estará. Luego saco a la vaca, le falta un cuerno. La leche. El asno, correcto.

Entonces abro la caja de sus majestades. Melchor, Gaspar, ok. Baltasar DOBLEMENTE MANCO. No no no. Esto no puede ser. La maldita alabastrina con que están hechos es jodidamente complicada de pegar y además no tengo pegamento de contacto. Rebusco en la caja de herramientas, hasta que doy con el tubo de aquaplast que nos sobró de la operación madriguera. Se me enciende una peligrosa bombilla en la cabeza. Ahem. Comienzo a utilizar la masilla para pegar las manos de los reyes y de S.J (que apareció envuelta junto con el burro, yo creo que debieron pelearse en la caja y ganó el asno). Ahí los tengo a todos tripa arriba, con las manos elevadas al cielo en un puro clamor.

A ver si aguantan. Me piro a comer y a la vuelta los pongo de pie. Esto del aquaplast es MILAGROSO!!!! Contenta con mis apaños, sigo haciendo cosas cuando de pronto oigo claramente un “tac”. Grrr. Me vuelvo hacia la mesa donde están las figuras. Por supuesto. A Baltasar se le ha caído una de las manos, concretamente la que más pesa porque lleva un cuerno con -se supone- mirra o bálsamo, que nunca tengo claro qué demonios llevaba en el cuerno este hombre.

Y sabéis que he hecho? Pues que ahí se ha quedao… Ya veré si mañana se me enciende la lucecita y se me ocurre cómo pegar la mano del cuerno. Es que claro, un cuerno en un belén como que no pega mucho, no es Zen.

Ahora me queda lijar -tengo una lima eléctrica de esas que se usan para manicura y que pienso usar como lija- y después repintar con las acuarelas de mis hijos para disimular la masilla blanca. Y a correr.

El que ha quedado majete es el de los peques, con su musgo y todo. Sí, he utilizado musgo del que crece en las rocas dentro de la urbanización. Creo que es ilegal. Bueno, como casi todo hoy en día. Luego lo reciclo y lo utilizo en las jardineras para proteger las plantas. Y además queda mono.

Ahora me queda una semana para preparar el resto de actividades, porque el 25 vienen VEINTE a mi casa, mitad adultos y mitad niños. Y además curro, claro. Nos ha jodido, que si curro. Porque FIJO que sale alguna licitación de las que estamos esperando y me dan el turrón y nunca mejor dicho.

Eso sí, este año a tomar por saco, que la comida de navidad estará made in Mallorca, a saber: Consomé, Pudding de Espárragos acompañado de un par de cojonudos, y ciervo a la austríaca (ignoro exactamente en qué consiste pero suena a contundente). De postre una enorme bandeja de fruta pelada y cortada, que es lo que suele apetecer después de merendarse a la mamá de Bambi; piña, kiwi, uvas, mango, etc.

Los enanos, un bufet de picoteo de las cosas  que más les gustan y listos, como el año pasado. El 24 dejo la mesa lista, y el 25 sólo tengo que poner las cosas en la mesa y preparar lo que falte de la comida de los peques.

Aquí, estrés el justo y tonterías las mínimas. Sólo me queda qué narices voy a ponerme (no tengo ni pastelera idea, pero a medida que cumplo años me la va pelando cada vez más) y sobre todo ver qué les pongo a los enanos, porque de ropa festiva andan más bien fatal. A la pequeña le han crecido las piernas de forma espectacular y cualquiera de sus faldas le queda tamaño mini. El enano anda fatal de pantalones, ni siquiera tiene unos chinos que le vayan – es lo que le suelo poner con una camisa-. Así que mañana me va a tocar irme a Zara a arreglar el asunto. Y mira que me jode comprar justo antes de las rebajas!!!!

En fin. Que mucho ánimo para esta semana de preparación, y sobre todo, nada de acercaros a los centros comerciales, que es peligroso…

Silcas